23:37 GMT29 Septiembre 2020
En directo
    Salud
    URL corto
    0 61
    Síguenos en

    El chocolate es uno de los alimentos más codiciados del mundo. Ya sea para comer en tableta, adornar postres, o beberlo, el chocolate se ha ganado el adjetivo de delicia a nivel mundial. Oriundo de América, la historia de cómo llegó a Europa involucra a un pirata botánico que se enamoró del fruto del cacao y decidió compartirlo con su continente.

    Los árboles de cacao, llamado Theobroma cacao —en griego, theobroma significa  "alimento de los dioses"— son oriundos de la zona tropical de México y América Central. Algunos registros de los conquistadores españoles reportan que también en el área amazónica crecían algunas especies de árboles de cacao que siguen cultivándose hasta el presente.  

    William Hughes, un botánico inglés que partió hacia el Nuevo Mundo durante la tercera década del siglo XVII, fue cautivado por el codiciado fruto, y decidió llevarlo a su país. 

    "Era un chocolatero pirata", cuenta a Atlas Obscura Marissa Nicosia, profesora asistente de literatura renacentista en Penn State Abington y cofundadora del blog Cooking in the Archives. Hughes seguramente nunca había oído hablar del cacao antes de pisar tierras americanas. "Gran Bretaña llegó tarde al juego en términos de explotación de los recursos en las Américas", dice Amanda Herbert, subdirectora de la Biblioteca Folger Shakespeare.

    Hughes había ido como botánico para estudiar los territorios americanos, ya ampliamente analizados por especialistas españoles. Se había establecido en el área de lo que hoy es Estados Unidos, y su tratado sobre botánica estadounidense fue uno de los primeros relatos en inglés de testigos de la siembra y producción de cacao, lo que alertó a los ingleses sobre los recursos del Nuevo Mundo que aún tenían que explotar.

    Hughes se encargó de explicar en su tratado los métodos de preparación del chocolate caliente, a partir de entrevistas con indígenas, colonizadores europeos y afroamericanos, quienes le presentaron la bebida. Viajaba con su barco por las costas americanas para conocer más y más acerca de la planta. 

    Los marinos ingleses tenían una especie de derecho a la piratería, avalada por la Corona, que les permitían capturar y explotar el contenido de los barcos de otros países. El barco de Hughes navegó como corsario por el Caribe, desde Jamaica y La Española hasta Florida.

    En esos años recogió la información de lo que luego publicaría en Inglaterra: The American Physitian. El documento incluye notas acerca de la caña de azúcar, que adjetivó como "agradable y rentable", la lima, que es "excelente bien contra el escorbuto (enfermedad causada por falta de vitamina c)" y la tuna que, "si chupas grandes cantidades de ella, colorea la orina de color púrpura”. 

    Pero la principal atracción del libro era el cacao: "Esa fruta, que es el ingrediente principal de la bebida merecidamente estimada llamada chocolate". Esta bebida le gustó tanto que la consideró una de las riquezas más interesantes del Nuevo Mundo, por lo que decidió apodarla "el néctar americano".

    Hughes no fue el primero en llevar el chocolate al archivo europeo. Fue el propio Cristóbal Colón quien, en su cuarto viaje a las Américas en 1502, llevó muestras del fruto para España. No obstante, fue luego de los escritos de Hughes que el chocolate comenzó a popularizarse por el resto de Europa. 

    Sus descripciones y conocimiento captaron el interés del continente. Las variaciones de la bebida, escribía, podían incluir "leche, agua, pan rallado, azúcar, maíz, huevo, harina de trigo, mandioca, ají, nuez moscada, clavo, canela, almizcle, ámbar gris, cardamomo, agua de azahar, cáscara de cítricos, cítricos y especias aceites, achiote, vainilla, hinojo, anís, pimienta negra, almendras molidas, aceite de almendras, ron, brandy, saco". El inglés había creado una suerte de biblia, un manifiesto del chocolate. 

    El chocolate hoy

    El cacao se cultiva principalmente en África occidental, América Central y del Sur, y Asia. Según la Fundación Cacao México, el 38% del cacao del mundo se cultiva en Costa de Marfil, al que le sigue Ghana (19%), Indonesia (13%), Nigeria, Camerún y Brasil con un 5% de la producción cada uno, 4% en Ecuador y 1% en Malasia. 

    Tipos de cacao

    Aunque existen muchas variedades de cacao, según el Observatorio de Cacao las más comunes son tres. 

    • Cacao criollo: la que consumían los mayas, de la zona tropical americana. Se considera la de mejor sabor y tiene un aroma muy particular.
    • Cacao forastero: originario de la selva Amazónica. Tiene un sabor más amargo y es el cacao más común. El 90% del cacao que se cultiva actualmente en el mundo pertenece a esta variedad.
    • Cacao trinitario: es el resultado de la fertilización cruzada entre árboles de variedad criollo y forastero ocurrida espontáneamente en la isla de Trinidad alrededor de 1730, y combina parte del sabor típico del cacao criollo con la resistencia del forastero.
    Etiquetas:
    América Latina, Europa, Reino Unido, piratas, cacao, Día Internacional del Chocolate, chocolate
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook