En directo
    Salud
    URL corto
    0 20
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Cuando muchos pensaban que la situación con el coronavirus comenzaba a ceder, llegaron las noticias de nuevos récords de contagiados a finales de junio.

    Por esos días el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus advirtió que lo peor estaba por venir. Y no demoró mucho en llegar, pues a principios de julio se registraron otros incrementos que certificaron el vaticinio del directivo.

    Sobre el alcance del nuevo virus habló Ghebreyesus en una rueda de prensa realizada en el pasado 7 de julio en la sede de la OMS en la que destacó que: "El mundo tardó 12 semanas en llegar a los 400.000 casos y durante el fin de semana [4-5 de julio] se han registrado más de 400.000 casos en todo el mundo".

    El máximo jefe de la OMS recalcó que la transmisión del SARS-CoV-2 se está acelerando en el mundo y acotó que todavía "no se ha alcanzado" el pico de la pandemia.

    Fin de semana en alza

    Un graffiti dedicado al personal médico que lucha contra la pandemia de COVID-19
    © Sputnik / Konstantin Mihalchevskiy
    Los números registrados el pasado fin de semana son un contratiempo para el mundo en general y en especial para los países que están en una situación complicada por el incremento de casos. El 4 de julio, la OMS registró 211.411 casos, mientras que el 5 de julio fueron 203.836 y el 6 de julio se sumaron 202.545. Un repaso rápido de las cifras de estas tres jornadas da para calcular que se sobrepasaron los 600.000 contagiados en 72 horas.

    Las estadísticas muestran que la pandemia arrecia en la región de las Américas, con más de 6 millones de casos confirmados según la OMS y donde el fin de semana se registraron las cifras más altas con 129.712 el 4 de julio y 122.472 el 5 de julio. EEUU, Brasil y México van a la cabeza con los datos más negativos. Solo Brasil y México acumulaban 1,9 millones de casos confirmados y más de 98.700 fallecidos.

    EEUU sin su 4 de julio

    Nada halagüeña es la situación de EEUU, que tras iniciar la desescalada vivió un aciago fin de semana que debió ser de celebraciones, pues su Día de la Independencia (4 de julio) estuvo precedido por altas cifras de infectados, más de 54.000 el 2 de julio y más de 53.000 el 3 de julio, según la Universidad Johns Hopkins, que resume datos de las autoridades federales y locales, así como de los medios de comunicación y otras fuentes oficiales.

    Pero la nota alarmante llegó este 8 de julio cuando se informa que el balance de contagiados por el COVID-19 alcanzó una cifra récord en el país norteño al superar los 60.000 en un día. De acuerdo con la Johns Hopkins, Estados Unidos detectó 60.021 casos este 7 de julio. Bien distantes quedaron los 44.953 nuevos contagios de la jornada precedente.

    Desde el comienzo de la pandemia, EEUU detectó un total de 2.996.098 casos de infección con el COVID-19 y registró más de 131.000 muertes y más de 936.000 recuperaciones.

    Y para colmo de males el Gobierno de EEUU notificó a la ONU y al Congreso estadounidense sobre su retiro de la OMS. "El Congreso ha recibido la notificación de que la Administración Trump ha retirado oficialmente a Estados Unidos de la OMS en mitad de la pandemia", apuntó el senador demócrata Bob Menendez, líder de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, en un mensaje difundido en su cuenta de Twitter.

    ​Por su parte, Stéphane Dujarric, portavoz del secretario general de la ONU, confirmó que EEUU les había notificado su salida, que tendría efecto a partir del 6 de julio de 2021.

    Tras el origen del virus

    El director general de la OMS comentó que expertos de su organismo irán próximamente a China para estudiar el origen del coronavirus SARS-CoV-2 y determinar cómo el virus se transmitió de animal a humano.

    "Todos los preparativos se completaron, y los expertos de la ONU viajarán a China esta semana para elaborar los planes científicos junto con sus colegas chinos para identificar la fuente zoonótica de la enfermedad", afirmó el funcionario en rueda de prensa.

    Añadió que "los expertos definirán el alcance y las condiciones para la misión internacional dirigida por la OMS", cuyo objetivo será "avanzar en la comprensión de los huéspedes animales del COVID-19 y determinar cómo la enfermedad se trasmitió de animal a humano".

    Según la web de la OMS, identificar el origen de una enfermedad viral emergente ha resultado complejo en anteriores epidemias. "Una serie bien planificada de investigaciones científicas avanzará en la comprensión de los reservorios animales y la ruta de transmisión a los humanos".

    Como dijo el director general de la OMS, el virus todavía sigue escalando cimas, en busca de su pico a nivel global y mientras tanto los países tratan de frenar una pandemia que ya lleva más de seis meses azotando a la humanidad.

    Así que las personas tendrán que repensar su vida y adecuarla a las condiciones actuales, a la espera de que llegue la vacuna salvadora y nos permita pasar página a esta terrible situación.

    Etiquetas:
    récord, muertes, virus, COVID-19, pandemia de coronavirus, coronavirus
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook