En directo
    Salud
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    La propagación del COVID-19 nos ha obligado a cambiar nuestra cotidianidad y la forma en que nos cuidamos, física y mentalmente. Piscoterapeutas de todo el mundo han tenido que adaptarse a la nueva normalidad y lograr que el distanciamiento social no repercuta negativamente en sus pacientes. 

    Estamos ante un tiempo de pérdidas históricas: muchos se han quedado solos, sin trabajo, encerrados en casas lujosas o precarias. Todos hemos tenido que ver diariamente cómo crece el número de personas infectadas y cómo muchas mueren en las calles esperando llegue la ambulancia porque los sistemas de salud no dan abasto. 

    La pandemia de COVID-19 ha marcado una época de incertidumbre; para muchos, también de angustia y ansiedad. La teleterapia ha sido la solución para continuar o empezar tratamientos psicológicos que ayuden a sobrellevar la situación.

    "Un meme me dejó pensando sobre qué ocurre en la sesión —dijo el psicoanalista Gonzalo López, presidente de la Sociedad Chilena de Psicoanálisis— la persona decía 'hoy día anduve en la calle y le anduve sonriendo a todas las personas, pero cuando llegué a mi casa me di cuenta que había andado todo el rato con la mascarilla puesta'. Es importante pensar qué significa sonreír con una mascarilla puesta", señaló.

    En un vídeo publicado por la Federación Latinoamericana de Asociaciones de Psicoterapia Psicoanalítica y Psicoanálisis, López comentó que en las teleterapias ha de suceder algo similar a cuando sonreímos con la boca tapada: "hay algo que queda oculto en ese gesto de simpatía, acercamiento, de buena onda. Queda oculto por una condición nueva en la que estamos, de alguna manera, obligados", comentó. 

    "¿Qué será lo que oculta este medio con el que estamos trabajando? ¿Qué será lo que no se ve y que está oculto precisamente por el método?", se preguntó.

    La transición temporal de la terapia regular en encuentros presenciales a sesiones remotas a través de plataformas digitales "está afectando la manera de trabajar", asegura López. No obstante, reconoce que aún no ha podido describir cómo. 

    "Estamos haciendo algo que sí, efectivamente tiene que ver con ayudarnos y protegernos, pero falta descubrir qué queda detrás", opinó. El psicoanalista chileno considera que es importante develar qué es lo que permanece oculto, para poder "ir asumiendo" la nueva modalidad conforme a lo que "aporta, falta, daña o produce cambios" en el trabajo psicoanalítico.

    Etiquetas:
    salud, COVID-19, pandemia de coronavirus, psicoanálisis, psicología, terapia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook