En directo
    Salud
    URL corto
    Por
    El coronavirus en Perú (396)
    0 183
    Síguenos en

    LIMA (Sputnik) — Con el avance de la pandemia del COVID-19, los pacientes del departamento peruano de Ucayali (Amazonía oriente) no desean ir más a los hospitales. Con su colapso, los que eran lugares de sanación se han vuelto en sitios lúgubres donde es más posible salir peor de lo que uno entró.

    Según datos del Ministerio de Salud, Ucayali tiene actualmente 5.306 infectados por el nuevo coronavirus para una población de 500.000 habitantes, siendo uno de los departamentos del país con la tasa más alta de infectados por número de habitantes.

    Ante la situación desesperada y la ayuda sanitaria del Gobierno que no siempre es suficiente, no ha pasado mucho tiempo para que la gente de la selva vuelva la mirada a su medicina tradicional para plantar lucha a un enemigo invisible.

    Guerra al virus

    El matico (buddleja globosa) es una planta que abunda en esa zona peruana. Con larga hojas verdes, se usó desde tiempo ancestrales para procesos inflamatorios, úlceras, y también para la tos y el dolor de garganta.

    Ahora, el matico ha pasado de ser una presencia a veces subestimada en la Amazonía a ser un esperanza contra la muerte. Eso lo saben bien los 12 hombres y mujeres ucayalinos que, antes de quedarse a esperar la ayuda del Gobierno —que llega a destiempo, insuficiente o simplemente no llega—, decidieron tomar al toro por las astas y, bajo la proclama de que "el pueblo ayuda al pueblo", formaron el Comando Matico, asumiendo sin rubores que se está viviendo una situación de guerra contra la pandemia.

    Gabriela Delgado es una joven integrante del Comando y, metida en una carrera contra el infortunio de la enfermedad, apenas tiene tiempo para otra cosa que no sea auxiliar más enfermos.

    "Nos organizamos para brindar apoyo a las familias que tengan síntomas de COVID-19 en zonas urbanas, sean indígenas o no indígenas, con tratamientos basados en el uso ancestral de plantas medicinales que incluyen seguimiento y acompañamiento de los pacientes hasta su recuperación", dice Delgado a Sputnik.

    Ella indica que el Comando Matico ha logrado atender más de 200 consultas vía web o telefónica, habiendo acudido a los domicilios de más de 80 pacientes, además de auxiliar a medio centenar de personas en el espacio que lograron que les ceda la parroquia de Yarinacocha, ubicada en la provincia ucayalina de Coronel Portillo.

    El matico, se asegura, se puede tomar como una infusión, o también se puede hervir con otras plantas nativas como la mucura o el ajo sacha, además de eucalipto, jengibre, ajo o manzanilla para que el paciente se vaporice, haciendo que sus castigados pulmones se alivien un poco.

    Lo tradicional también cura

    Si bien la gente del Comando se apura en declarar que el uso de la medicina tradicional no pretende sustituir al tratamiento con oxígeno, ivermectina o hidroxicloroquina —los métodos de la sanidad pública— sino ser un complemento, también son enfáticos que no pueden quedarse de brazos cruzados cuando hay gente muriendo.

    La medicina tradicional, denuncian los indígenas, no es considerada con seriedad dentro de las políticas públicas y queda aun un trabajo largo para que deje de ser percibida por la oficialidad como una práctica más cercana a los pintoresco que a lo efectivo.

    En ese sentido, los pueblos originarios y el Comando Matico están demandando que el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social que "cree comandos de salud intercultural en distintos pueblos indígenas del país como un espacio en donde se recoja y se valore el conocimiento ancestral", si no de manera perpetua, por lo menos mientras que el fantasma de la pandemia campee por la Amazonía repartiendo castigo, algo que no tiene fin previsible.

    Felizmente, y a manera de consuelo en medio en una situación desastrosa, el matico y las demás plantas medicinales amazónicas seguirán creciendo apacibles entre los bosques tropicales, gratis como un regalo de la Tierra para sus hijos necesitados.

    Tema:
    El coronavirus en Perú (396)
    Etiquetas:
    salud, medicina, Amazonia, indígenas
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook