En directo
    Salud
    URL corto
    1412
    Síguenos en

    Ir al supermercado es una de las únicas cosas que todavía se les permiten a los ciudadanos de muchos países durante la cuarentena impuesta por los países ante la pandemia del COVID-19. Pero, ¿qué precauciones hay que tomar para no contagiarse del coronavirus al hacer la compra?

    Puertas

    En las tiendas hay lugares que son potencialmente peligrosos para el contagio, empezando por las puertas. Pese a que en la mayoría de los grandes supermercados las puertas son automáticas, en algunas tiendas menores, sigue siendo necesario abrirlas por un tirador, el cual tocan decenas, quizá, cientos de personas al día. Si estas manijas no se desinfectan regularmente, se convierten en posibles fuentes de infección. Son especialmente peligrosas, si están hechas de acero inoxidable o plástico, materiales en los que mejor sobrevive el SARS-CoV-2. De acuerdo con diferentes investigaciones, el virus puede mantenerse vivo en dichas superficies de tres a nueve días. Por lo tanto, se recomienda abrir las puertas de las tiendas con guantes puestos, después de lo cual es aconsejable limpiarlos con un antiséptico.

    Carritos y cestas

    Además de los tiradores de las puertas, los compradores tocan constantemente las asas de los carritos y cestas. En algunos países, las tiendas se pusieron a desinfectar los carritos delante de cada cliente, antes de su uso. Si no es el caso, se recomienda limpiar las asas con una servilleta desinfectante antes de tocarla o utilizar guantes. Siempre que sea posible, se recomienda ir con su propia bolsa y poner los productos directamente en ella.

    Estanterías

    Es posible contagiarse a través de la tos o estornudo de una persona contagiada, incluso si estás al otro lado de una estantería. De acuerdo con una simulación preparada por científicos finlandeses, el virus puede propagarse no solo por el corredor donde se encuentra la persona infectada, sino también más allá de este.

    En las imágenes es posible ver cómo en cuestión de minutos vuelan las gotitas por el aire después de que una persona tosa. Para protegerse del coronavirus en esta situación, es necesario no solo mantener una distancia adecuada, sino también usar una mascarilla en lugares públicos. Para protegerse todavía más, es posible utilizar lentes herméticos. La opción más económica en este caso son las gafas para nadar.

    Cajas

    A la hora de pagar se recomienda no acercarse a los operarios de las cajas, manteniendo una distancia segura frente a ellos. La forma de pago también puede ayudar a evitar el contagio. Siempre que sea posible, elija tarjeta en lugar de dinero, ya que se cree que el virus puede sobrevivir en el papel. De todas las maneras, después del pago, en necesario limpiarse las manos y la tarjeta o el teléfono (si lo usaste en la transacción) con una servilleta desinfectante.

    Productos

    Además de potencialmente haber sido tocados por otras personas, los productos adquiridos son puestos en la cinta de la caja, la cual puede estar contaminada con el coronavirus. Por esta razón, al llegar a casa es necesario limpiar cuidadosamente con jabón o productos antisépticos todo lo que se adquirió en el supermercado.

    Etiquetas:
    supermercados, pandemia de coronavirus, coronavirus, COVID-19
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook