En directo
    Salud
    URL corto
    Por
    1220
    Síguenos en

    Las medidas para contener la propagación de la COVID-19 tiene a todos con un sinfín de preguntas sobre los modos correctos en los que debemos actuar para evitar los contagios. Pero sobre todo, tenemos dudas sobre si la comida también es un modo de contraer el SARS-CoV-2.

    Sputnik decidió responder a las preguntas más frecuentes respecto a las formas de proteger nuestros alimentos de la presencia del coronavirus con base del guía realizada por el portal Serious Eats y otros artículos.

    ¿Cómo se contagia la COVID-19?

    El SARS-CoV-2 es el virus que causa la enfermedad COVID-19 y se transmite por el sistema respiratorio. El contagio se efectúa de persona a persona a través de las pequeñas gotas de saliva, es decir, cuando alguien tose o estornuda cerca de ti.

    Aunque también es posible infectarse cuando se tocan superficies que tengan el virus y después se llevan las manos a las partes sensibles del rostro —boca, nariz y ojos—. La probabilidad de contagio de esta forma es menor, pero existe y por eso es necesario lavarse las manos constantemente.

    ¿Me puedo contagiar tocando productos empaquetados?

    El SARS-CoV-2 puede mantenerse activo hasta 72 horas en superficies de plástico y acero inoxidable y 24 horas en materiales de cartón. Por lo tanto, es posible contraer el virus en el momento en el que tocamos un área recientemente infectada y después trasladamos las manos a ojos, nariz o boca.

    ¿Puedo contraer el virus a través de un paquete a domicilio?

    Si un repartidor o cualquier persona que maneje el paquete que has solicitado está enfermo tose o estornuda sobre él es probable que infecte la cubierta. Sin embargo, es necesario recordar que la carga viral disminuye exponencialmente a lo largo del tiempo y que la única forma de potencializar el contagio es tocando la parte contaminada y después llevarnos las manos al rostro.

    ¿Cómo disminuir el riesgo de contagio?

    Desinfecta los paquetes que te lleguen a casa con jabón de manos, aerosoles de limpieza o cualquier tipo de desinfectante. También es posible dejar los paquetes en un área apartada del espacio de convivencia durante unos días. Después de agarrar el producto empaquetado, no olvides lavarte las manos.

    ¿Es posible contagiarse a través de los alimentos?

    Si bien los estudios sobre el contagio de COVID-19 a través de alimentos no son concluyentes, lo cierto es que las pruebas apuntan a que el SARS-CoV-2 resiste más en superficies sólidas que en las orgánicas. De acuerdo con el Centro para el Control de Enfermedades de Estados Unidos y la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, hasta el momento no hay ninguna evidencia de que la COVID-19 se haya propagado a través de bebidas o alimentos.

    Entonces, ¿no hay ningún riesgo?

    El riesgo es mínimo, pero existe. En caso de que alguien enfermo tosa o escupa sobre tus alimentos, la única forma en la que podrías contagiarte es inhalando tus alimentos o frotándolos sobre el rostro. Por lo que es más probable que el virus esté presente en los cubiertos, que en la comida como tal.

    ¿Y si como con las manos?

    En Serious Eats lo describen de la siguiente manera:

    Un cocinero tose o estornuda sobre la hamburguesa que está preparando o sobre el recipiente donde pondrá los alimentos. Luego regresas a casa y comes la hamburguesa con las manos. Durante todo este tiempo pudiste inhalar el virus o trasladarlo a las partes sensibles del rostro —ojos, nariz o boca—. Si bien no es imposible contraer el SARS-CoV-2, lo cierto es que la carga viral disminuyó a lo largo de cada acción.

    Por lo tanto, el riesgo de contagiarte de este modo es mínimo. Pero si decides comer tu hamburguesa en el interior de un restaurante junto a otros comensales, las posibilidades de adquirir el virus aumentan. Recuerda, el riesgo de contagio aumenta por la cercanía con otras personas.

    ¿Hay algún otro riesgo asociado a los alimentos?

    Hasta el momento no hay nada que compruebe que podemos contraer el virus a través de los alimentos. Pero para ello, es necesario seguir las reglas de higiene básicas: lavado de manos, desinfección de superficies y evitar el tacto con el rostro. Por lo que, te sugerimos comer en establecimientos que sigan las recomendaciones sanitarias al pie de la letra.

    ¿Es más riesgoso ir a un restaurante y llevarme la comida a casa?

    El principal factor de riesgo es la proximidad con otras personas, por lo que, la probabilidad de contagio aumenta al mantener contacto con otras personas fuera de su hogar. Entonces la recomendación sigue siendo la misma: mantenerse en casa en la medida de lo posible.

    ¿Qué pasa con los productos que adquirimos en los supermercados?

    Los trabajadores de las tiendas también deben seguir las reglas básicas de higiene y mantener sus productos fuera de focos de contagio. Sin embargo, no siempre hay certeza de que así sea. Por ello, es importante que al llegar a casa laves tus manos y desinfectes todos los empaquetados.

    ¿Cómo realizar las compras de alimentos?

    Primero que nada, recuerda que debes mantener sana distancia con las personas con las que te cruces en el camino: el vendedor, el transeúnte, el cajero. Mientras menos haya, mejor. Segundo, no olvides lavarte las manos y desinfectar los productos al llegar a casa.

    ¿Recalentar la comida antes de comerla acaba con el virus?

    El virus no se contagia a través de los alimentos, pero si de cualquier modo quieres asegurarte, los científicos sugieren calentar la comida durante 3 minutos en una olla o ponerla por 90 segundos en el horno de microondas.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook