17:50 GMT +321 Febrero 2019
En directo
    Células de cáncer (imagen referencial)

    Un nuevo fármaco siberiano contra cáncer se podría ensayar este 2019

    CC0 / Pixabay
    Salud
    URL corto
    0 40

    NOVOSIBIRSK, RUSIA (Sputnik) — Los científicos del Instituto de Biología Química y Medicina Fundamental del departamento de la Academia de Ciencias de Rusia en Siberia se preparan para poner en marcha en el otoño boreal los ensayos clínicos de su nuevo fármaco contra el cáncer, declaró a los medios el vicedirector del instituto, Vladímir Richter.

    "En 2018 finalizamos los ensayos preclínicos del medicamento y el 1 de febrero empezamos a preparar los documentos para su presentación al Ministerio de Sanidad de Rusia para que autorice la primera fase de los ensayos clínicos", dijo el científico y agregó que "hay muchos hospitales dispuestos a participar pero creo que no podremos poner en marcha las pruebas antes del próximo 1 de octubre".

    El nuevo fármaco tratará cánceres con virus oncolíticos, que infectan y destruyen células cancerosas sin afectar a las células normales.

    Actualmente en el mercado mundial existe solo un medicamento similar aprobado, Imlygic, y que se usa para tratar los melanomas, mientras que sus dos análogos, uno chino y uno letón, están autorizados solo localmente.

    Por su parte, los científicos del instituto, en colaboración con el laboratorio Vektor del Servicio Federal ruso de Protección del Consumidor, generaron su propio virus oncolítico a base del virus vaccinia, usado en vacunas contra la viruela.

    "Para ello en vez de dos genomas importantes del virus introducimos los genomas que producen las proteínas de nuestro interés, en concreto, la proteína inmunoestimuladora y la proteína asesina, que destruye la célula cancerosa", explicó Richter.

    Las investigaciones in vitro demostraron que el medicamento inhibe el crecimiento de tumores malignos pero tiene mayor efecto en en cáncer de mama y cáncer cerebral con una eficacia confirmada en estudios en animales.

    El fármaco se excreta de los órganos y tejidos en 12 días y se queda solo en los tumores donde se acumula hasta su total destrucción.

    La primera fase de los ensayos clínicos, donde se estudiará la toxicidad del medicamento, durará al menos un año y si el fármaco la supera, se procederá a la segunda fase.

    También: La ciencia contra la evolución: ¿por qué es tan difícil combatir el cáncer?

    Richter estima en 4-5 años el plazo para que el medicamento sea aprobado para la producción.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    fármaco, cáncer, salud, Siberia, Rusia