Widgets Magazine
19:31 GMT +316 Septiembre 2019
En directo
    Un hospital de niños (archivo)

    Un misterioso síndrome paraliza a niños en EEUU

    © Flickr/ CMRF Crumlin
    Salud
    URL corto
    130
    Síguenos en

    En agosto de 2016, más de un centenar de niños estadounidenses había sido víctima de un raro virus que afecta al sistema nervioso y en algunos casos causa una parálisis repentina de las extremidades, según informó el periódico Express.

    Los médicos e investigadores intentan revelar las causas exactas del síndrome llamado Acute Flaccid Myelitis. En general, los casos son similares a enfermedades causadas por los enterovirus, adenovirus, virus del Nilo Occidental y virus del herpes. El número de casos de mielitis flácida aguda va en aumento, en comparación con el año pasado.

    Según advierten los médicos, este podría ser el mismo síndrome que dejó a más de 120 niños paralizados en 2014. Aquel año, el brote coincidió con la epidemia de enterovirus D68 (EV-D68) en EEUU. Sin embargo, los investigadores no han identificado al propio enterovirus en la médula espinal de los niños paralizados. 

    Entre los síntomas de la misteriosa enfermedad están dolor o debilidad repentina en las piernas o brazos, así como la pérdida del tono muscular. La edad media de los niños afectados por este virus es de 7 años, además, la mayoría de los afectados padecía enfermedades respiratorias antes de la aparición de los síntomas de la mielitis.

    Más: ¡Buen provecho! Una delicia que te aporta salud

    Los especialistas recomiendan evitar el contacto con las personas infectadas, lavarse las manos a menudo con agua y jabón, así como desinfectar las superficies tocadas por los niños enfermos.

    Además:

    El médico mexicano que superó un cáncer y cura la enfermedad disfrazado de superhéroe (vídeo)
    #IceBucketChallenge ayuda a encontrar la causa de la enfermedad de Stephen Hawking
    ¿Dormir daña su salud?
    Etiquetas:
    parálisis, enfermedad, niños, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik