13:22 GMT +315 Diciembre 2019
En directo
    El lago Onega, en el norte de Rusia, bajo el hielo

    Exploradores españoles atravesarán el lago ruso Onega en su proyecto 'Los últimos hielos' (fotos)

    © Sputnik / Igor Podgorny
    Rusia
    URL corto
    0 50
    Síguenos en

    LONDRES (Sputnik) — Tres montañeros españoles iniciarán en los próximos días una travesía por el lago Onega, en el norte de Rusia, en la segunda etapa de un ambicioso proyecto para explorar 'Los últimos hielos' del hemisferio norte.

    Así ha bautizado su aventura global el trío de alpinistas y exploradores formado por Pepe Ivars, Albert Bosch y Pako Crestas, según señala el primero en una entrevista con Sputnik.

    "Es un proyecto deportivo, medioambiental y de concienciación sobre el impacto del cambio climático en los últimos lagos helados de los continentes que colindan con el Ártico", explica Ivars.

    Un equipo técnico les acompañará con cámaras de vídeo y fotografía en ciertos puntos de esta singular expedición, que ha fijado el punto inicial de encuentro en San Petersburgo.

    Los montañeros españoles que participan en la expedicion 'Los últimos hielos'
    Jose Ivars
    Los montañeros españoles que participan en la expedicion 'Los últimos hielos'
    Proyectan hacer una "travesía polar en autosuficiencia", avanzando sobre esquís y arrastrando trineos en una ruta del norte al sur del Onega, desde Medverzhiegorsk, cruzando entre las islas de Kizhi hasta desembocar en Petrozavodsk, capital de la república de Carelia.

    Te puede interesar: Un italiano corre 39 km a —52 grados… ¡en Rusia!

    "Es una zona muy despoblada en invierno, pero de gran belleza paisajística", afirma en Londres.

    Anticipan temperaturas de menos 20 grados (-20C) por la noche y jornadas de 10 horas diarias de esquí para poder cubrir a tiempo unos 220 kilómetros de aguas congeladas.

    • Uno de los montañeros españoles que participan en la expedicion 'Los últimos hielos'
      Uno de los montañeros españoles que participan en la expedicion 'Los últimos hielos'
      © Foto : Jose Ivars
    • Los montañeros españoles que participan en la expedicion 'Los últimos hielos'
      Los montañeros españoles que participan en la expedicion 'Los últimos hielos'
      © Foto : Jose Ivars
    • Los montañeros españoles que participan en la expedicion 'Los últimos hielos'
      Los montañeros españoles que participan en la expedicion 'Los últimos hielos'
      © Foto : Jose Ivars
    • Uno de los montañeros españoles que participan en la expedicion 'Los últimos hielos'
      Uno de los montañeros españoles que participan en la expedicion 'Los últimos hielos'
      © Foto : Jose Ivars
    1 / 4
    © Foto : Jose Ivars
    Uno de los montañeros españoles que participan en la expedicion 'Los últimos hielos'
    Ivars trabaja en el mercado de divisas en Londres, pero no se atreve a calcular el número de escalas que harán en Onega porque, según recalca, "hay un centenar de tipos de hielos, cada uno con características peculiares".

    "Las travesías polares no tienen una dificultad técnica excesiva, pero son muy monótonas y con condiciones de viento que hacen la progresión complicada la mayoría del tiempo", admite en la entrevista con Sputnik.

    El trío de montañeros inauguró 'Los últimos hielos' recorriendo en 2018 el lago del Gran Esclavo, en Canadá, y tiene previsto visitar el Baikal, en el sureste de Siberia, y alcanzar el Polo Norte el próximo año.

    Los montañeros españoles que participan en la expedicion 'Los últimos hielos'
    © Foto : Jose Ivars
    Los montañeros españoles que participan en la expedicion 'Los últimos hielos'
    "En Rusia están los lagos congelados más grandes de Asia y Europa, el Baikal y el Onega, respectivamente, y conocemos bien el país de otras expediciones al Cáucaso y el Pamir", explica.

    Ivars resalta la gran amistad que han entablado entre otros con "Lisa Sapozhkova y Nikolái Totmianin, grandes referentes rusos del alpinismo, que nos asesoran en este proyecto".

    Impacto del cambio climático

    El proyecto combina la aventura y el reto deportivo con una labor de documentación y "divulgación de los problemas específicos que causa el cambio climático en los sitios más remotos del planeta".

    Subirán vídeos, fotografías, mapas e información de cada viaje a webs y redes sociales, mientras que un documental y un libro están en su punto de mira a medio plazo.

    Acercarse a los últimos lagos helados les permite "ver el impacto 'real' del cambio climático", según cuenta a Sputnik el profesional de la montaña y las finanzas.

    Así, hace referencia al Ladoga, por cuya superficie congelada se transportó alimentos y se evacuó a unos 600.000 habitantes de Leningrado durante los 872 días que la ciudad estuvo sitiada durante la Segunda Guerra Mundial.

    "Nuestra idea inicial fue atravesar el Ladoga siguiendo el 'Camino de la vida' que sirvió para evacuar y abastecer a la ciudad durante el asedio nazi, y nuestra sorpresa fue mayúscula cuando comprobamos que el lago no se congela desde hace años", recuerda.

    Para Ivars "no hay mejor ejemplo para documentar el impacto del calentamiento global que a través de un hecho histórico tan relevante como este lago que fue clave para la resistencia de la ciudad del Neva y que 75 años más tarde ni siquiera se congela".

    Además: Advertencia de la NASA: el peligro para el planeta que a todos se les está pasando por alto (vídeo)

    En la rebautizada San Petersburgo se reencontrará con sus compañeros españoles a quienes conoció hace un quinquenio durante una expedición por el Cáucaso.

    Etiquetas:
    hielo, ecología, lago Onega, España, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik