Widgets Magazine
18:43 GMT +315 Octubre 2019
En directo
    La Plaza Roja en la capital rusa, Moscú

    ¿Está Rusia en declive? Las estadísticas aseguran que no

    © Sputnik / Denis Grishkin
    Rusia
    URL corto
    0 325
    Síguenos en

    La opinión de “una Rusia que está en un proceso de degeneración” domina las publicaciones de muchos analistas de Occidente. Pero, ¿apoyan los datos esta teoría?, un estadístico de Harvard decidió averiguar este asunto.

    En los últimos años, la prensa occidental generó muchos artículos en los que proclaman una "irrefutable" caída de Rusia en los ámbitos económicos, demográficos, industriales y otros. Ciertos autores incluso vaticinaron un posible colapso del país.

    Sin embargo, al comparar los resultados de Rusia como país en lo que va del siglo XXI con los de sus mayores rivales occidentales, la teoría de "una Rusia en declive" resulta dudosa, afirma Simon Saradzhyan, el analista especializado en los asuntos exteriores del Centro Belfer, una entidad científica de la Universidad de Harvard en EEUU.

    El científico comparó a Rusia con EEUU, el Reino Unido, Francia, Alemania e Italia —las mayores economías occidentales— basándose en los datos del Banco Mundial, el Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo y la Asociación Mundial del Acero de los años 1999-2015.

    Los análisis basados en una única variable

    El producto interno bruto —el PIB— es un parámetro tradicional usado para comparar diferentes países. Según este indicador, en 15 años Rusia disminuyó su retraso tanto de los cinco rivales como del mundo en total, informa el analista.

    La tasa de Rusia en el GDP mundial creció un 23 por ciento desde 1999 y ahora constituye un 1.6 por ciento de la economía mundial. Para comparar, a lo largo de la última década y media, los demás países de la lista cedieron una parte de su dominio económico: la tasa de EEUU en el GDP mundial disminuyó por 10 por ciento mientras que la de Alemania y Francia se contrajo a 20 y 19 por ciento, respectivamente.

    Otro índice empleado para estimar el crecimiento económico es el consumo de energía por las industrias. En este ámbito, Rusia también progresó, pasando de una cuarta parte del nivel estadounidense en 1999 a un tercio en 2012.

    Para poner estos datos en contexto, cabe destacar que esos índices son relativos al progreso económico global —es decir, si un país eleva su tasa relativa, significa que adelanta el ritmo de crecimiento de su base de comparación, bien sea está el mundo o algún otro país—.

    Los análisis basados en múltiples variables

    Los métodos más complejos del análisis económico, los cuales emplean un conjunto de índices, también favorecen a Rusia, escribe Saradzhyan.

    Uno de estos métodos, el Índice Geométrico de las Capacidades Nacionales (GINC, por sus siglas en inglés), combina una variedad de parámetros desde la población del país hacia la eficacia de sus industrias. Según el GINC, Rusia creció por un 6.53 por ciento en 15 años mientras que sus rivales perdieron entre 13 por ciento (EEUU) y 27 por ciento (Italia).

    Otro ejemplo de un análisis multifacético es el método empleado por China, basado en una fórmula que combina la población, el territorio, la economía y el poderío militar. Según él, Rusia creció un 28 por ciento desde 1999. Los resultados de los países occidentales muestran una caída, a veces leve —como en el caso de EEUU con un 6 por ciento— o grave —como Francia y Alemania, que perdieron 29 por ciento en el mismo período, basándose en el método chino—.

    La conclusión

    Los datos estadísticos, recopilados por las entidades internacionales, demuestran que Rusia mantuvo y, en muchos aspectos, mejoró su postura a nivel global a lo largo de los últimos 15 años.

    Los problemas económicos que surgieron en 2014, aunque notables en los datos del Banco Mundial, no son capaces de borrar este crecimiento, destaca el científico.

    Rusia como Estado debe hacer frente a una variedad de desafíos, entre ellos la necesidad de modernizar su economía, mejorar la gestión y manejar las crisis regionales que amenazan sus intereses, admite Saradzhyan.

    "De todos modos, el tamaño, los recursos y el poderío militar de Rusia aseguran el papel del país como actor global para los años que vienen, y exigen que esta potencia sea tratada de manera debida", concluye el experto.

    Además:

    Millonario estadounidense: "Una fuerte caída en EEUU está por venir"
    La economía alemana lamenta perder el mercado ruso
    La Cámara de Comercio de EEUU constata estabilización de la economía rusa
    Etiquetas:
    estadística, poder, desarrollo, producción industrial, demografía, economía, Italia, Alemania, Reino Unido, Francia, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik