23:13 GMT +318 Noviembre 2019
En directo
    Vladímir Putin, presidente de Rusia

    “Las ambiciones de Putin cambiaron el orden mundial”

    © Sputnik / Sergei Guneev
    Rusia
    URL corto
    0 661
    Síguenos en

    La imagen de Rusia como un país “débil” e irrelevante en el ámbito internacional es errónea. El país, descartado tras los años 90, ya puede responder eficazmente a los desafíos en su contra, afirma Financial Times.

    Moscú quiere cambiar el orden mundial y es la mayor amenaza para EEUU, según los militares estadounidenses y, en particular, según el general Philip Breedlove, el comandante de las fuerzas aliadas en Europa.

    Para contrarrestar a Rusia, el Pentágono aspira reforzar sus posiciones en Europa del Este y cuadruplicar su presupuesto para las operaciones en la región, escribe Eugene Rumer en su artículo para Financial Times.

    Por otro lado, el mandatario de EEUU, Barack Obama, opinó que la economía de Rusia está en declive y que la operación en Siria solo ayudó a destrozarla. Expertos coinciden en que Rusia "no tiene una estrategia global" y que recurre a muchas "aventuras bélicas" sin un objetivo concreto, afirma el autor.

    "Pero, ¿cuál de las dos visiones es la correcta? Las dos", opina el medio. La economía rusa experimenta ciertos problemas, la calidad de vida disminuye y le faltan reformas profundas. Sin embargo, eso no impide al presidente de Rusia, Vladímir Putin, manejar de una manera eficaz su presupuesto y sus Fuerzas Armadas, oponiéndose a la OTAN en los países de la ex-URSS y planteándose como un actor clave en el Oriente Medio, afirma Rumer.

    En Siria el líder ruso mostró agilidad y sentido común. Al ver que ni EEUU ni Europa intentan poner fin al conflicto civil, Putin apoyó a Bashar Asad para cambiar la situación y retirarse. La operación rusa persuadió a todas las partes beligerantes de que la vía bélica no serviría, y, paradójicamente, contribuyó al primer alto el fuego duradero de toda la guerra posibilitando unas fructíferas negociaciones, nota el periódico.

    Rusia se encontró en el centro de una telaraña compleja que abarca todas las partes presentes en el Oriente Medio, incluidos los países de Occidente. Moscú no es capaz de solucionar los problemas de la región —en realidad, nadie es capaz de hacerlo—, pero tampoco es posible arreglarlos sin su participación, destaca Rumer.

    También, Rusia demostró su considerable poderío militar. En los años 90 el país fue "descartado" como una mundana potencia regional, pero resulta que Moscú tiene fuerzas armadas competentes. Pero en vez de meterse en aventuras bélicas con el riesgo de un conflicto global, Rusia las usó para frenar la expansión de la OTAN en las fronteras de Rusia.

    "El señor Putin se acercó a la ‘línea roja' de la OTAN, pero no la cruzó. La guerra de 2008 en Georgia y la guerra en 2014 en Ucrania buscaron impedir la expansión de la OTAN en estos países y fueron dirigidas contra los países que no gozaban de tales garantías", opina Eugene Rumer, alegando al supuesto vínculo de las fuerzas armadas de Rusia en el conflicto armado en el este de Ucrania, desmentido por las autoridades rusas en varias ocasiones.

    La teoría de que los problemas económicos serían un obstáculo para Rusia, y de que las sanciones obligarían al país a hacer concesiones en cuanto a Ucrania, no se realizó. La teoría de que Rusia abandonó la política global y de que las élites se concentraban en conservar el poder en el país, tampoco.

    Hoy día Moscú tiene ambiciones serias y recursos considerables. Está dispuesta a contrarrestar los desafíos en su contra. Ha sido el caso en Siria, y es lógico que será así en el futuro, concluye el periódico.

    Además:

    Exdiplomático de EEUU ante la ONU llama a respetar los intereses rusos en Oriente Próximo
    La OTAN reconoce que Putin creó un Ejército potente
    La OTAN desplegará una brigada entera de combate en las fronteras con Rusia
    Siria: Moscú cambia las reglas del juego occidental
    Etiquetas:
    ambiciones, fuerzas armadas, economía, sanciones, OTAN, Vladímir Putin, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik