En directo
    Reportajes
    URL corto
    Por
    3111
    Síguenos en

    CARACAS (Sputnik) — Desde hace nueve días decenas de familias venezolanas viven en medio de la inundación que afectó a 5.893 viviendas en el sur del estado Aragua (norte), corroboró Sputnik en un recorrido por la zona afectada.

    En la parte baja de la urbanización Mata Redonda muchos vecinos duermen y cocinan en los techos de sus casas, algunos no tienen a dónde ir y otros se quedan para cuidar lo poco que pudieron salvar o para evitar que invadan sus viviendas.

    La situación no es igual para todos. Hace dos días, cuando las autoridades instalaron una segunda bomba para dragar el agua, el nivel de la inundación comenzó a bajar, por lo que aunque muchas calles permanecen anegadas y tienen hasta dos metros de profundidad de agua, en otras solo hay pozos y un pantano fétido que llega a los tobillos.

    Una calle inundada en Aragua, Venezuela
    © Sputnik / Magda Gibelli
    Una calle inundada en Aragua, Venezuela
    Los residentes de la zona tienen numerosas quejas sobre la actuación de las autoridades y, aunque Sputnik intentó conversar al respecto con la gobernación del estado Aragua, no fue posible.

    "Las autoridades abrieron un centro de refugiados en la biblioteca y eso es una locura, la gente dormía en la calle y para uno salir e infectarse con el COVID-19 en la calle prefiero dormir en una carpa en la platabanda [en el techo]", dijo a Sputnik Gabriel Silva, de 46 años.

    Agregó que no les "han dado comida, ni enseres" e indicó que los "han ayudado principalmente las fundaciones y las iglesias cristianas y evangélicas".

    A través de los medios de comunicación del Estado, el gobernador de la entidad indicó que entre la noche del 12 de octubre y la madrugada del 13, en siete horas, cayó una cantidad de agua que equivale a dos semanas de lluvia.

    El agua provocó el desborde de los ríos Turmero, El Limón, Madre Vieja y Aragua, afectando las zonas residenciales Río Blanco, San Pedro, Alejandrino, Agucatal, Los Samanes, Mata Redonda, y La Esmeralda.

    "Fue una lluvia de más de cinco horas y se desbordaron todos los ríos de Maracay, todos los que confluyen en el Lago de Tacarigua, a nosotros nos tapió el agua, nos pasó el cuello, yo tengo más de 30 años, primera vez que sucede esto, perdí todo, muebles nevera, colchones, es muchísimo dinero, ya no podré recuperarlo", dijo Alberto Moncada, 57 años.

    La mayoría de los entrevistados por Sputnik dijeron que solo esperan ser reubicados a una zona en la que puedan estar con sus mismos vecinos, dentro del estado Aragua, pero sin inundaciones.

    Problema conocido

    Inundaciones en Aragua, Venezuela
    © Sputnik / Magda Gibelli
    Inundaciones en Aragua, Venezuela

    Hace más de 30 años se estableció que la zona cercana al lago de Tacarigua no era apta para habitar y que otorgar permisos de construcción había sido responsabilidad del Estado, por lo que cada uno de los residentes debía ser indemnizado o al menos reubicados a un lugar fuera de riesgo.

    Sin embargo, pasaron al menos tres gobiernos de diferentes posturas políticas y eso jamás sucedió.

    Los vecinos cuentan que se dieron algunas reubicaciones, pero como no fue a toda la población la zona siguió abierta y las casas abandonadas fueron invadidas, por lo que el problema siguió.

    En los últimos años, haya o no un período de lluvias, algunas de las calles de Mata Redonda están con tramos de agua empozada que se filtra del lago y, aunque las filtraciones representan un gran riesgo para las casas, los vecinos contaron que no se compara con lo que sucedió hace nueve días.

    "Esto fue horrible, hay niños que cuando llueve se ponen a llorar de los nervios, hasta yo estoy nervioso, porque sé que esto va a continuar hasta diciembre que dura el período de lluvias, y en cualquier momento pueden terminar de registrarse una tragedia y las autoridades lo saben", contó Óscar Delgado de 63 años.

    Delgado es hipertenso y asegura que teme a contraer el nuevo coronavirus, pero más temor siente de verse afectado por una infección en medio de las aguas residuales que rodean su casa.

    Con las botas puestas

    Inundaciones en Aragua, Venezuela
    © Sputnik / Magda Gibelli
    Inundaciones en Aragua, Venezuela

    Al llegar a las primeras calles de Mata Redonda las paredes manchadas, los escombros en avenida, son la evidencia de que algo sucedió, pero las primeras casas ya están limpias.

    Sin embargo, al caminar unos 100 pasos más aparece el agua, primero hasta los tobillos y a medida que te adentras va subiendo y en algunos casos puede llegar hasta el pecho.

    En las calles anegadas hay autos cubiertos por el agua, vecinos movilizándose en balsas improvisadas con tablas, animes y palos, muchos caminan con botas de hule, para evitar cortarse con algún objeto.

    Los vecinos como han podido se han organizado para buscar el agua o la comida que les preparan las fundaciones o las iglesias en balsas improvisadas; además cuentan con una pequeña embarcación que mueven con remos.

    Un hombre en una balsa en Aragua, Venezuela
    © Sputnik / Magda Gibelli
    Un hombre en una balsa en Aragua, Venezuela
    Algunas de las viviendas están rebosadas de aguas negras y aun así los ladrones se han metido a llevarse lo poco que queda.

    Es necesario caminar arrastrando los pies porque en mitad de camino puede haber un desagüe sin tapa, algún escombro punzante o un hueco y en estas condiciones cortarse puede provocar infecciones peligrosas.

    Visita médica

    Calles inundadas en Aragua, Venezuela
    © Sputnik / Magda Gibelli
    Calles inundadas en Aragua, Venezuela

    En la entrada de la zona está una carpa de protección civil y una lancha a motor, que solo ingresan cuando han ido los médicos a evaluarlos.

    Durante el recorrido de Sputnik por las áreas afectadas, el personal de salud estaba en La Esmeralda, y explicaron que solo visitan las zonas a las que es posible acceder.

    "Por ahora se está colocando la vacuna antitetánica, se entregan algunas pastillas para la tensión, o jarabes para la tos, analgésicos, antibióticos, revisión general", explicó una de las enfermeras que prefirió no ser identificada.

    En total, 45 especialistas, entre médicos, enfermeras, y estudiantes de medicina, participaron en el recorrido.

    Una casa inundada en Aragua, Venezuela
    © Sputnik / Magda Gibelli
    Una casa inundada en Aragua, Venezuela

    El doctor José Villegas Peñaloza, de 68 años, quien está a cargo del consultorio popular de La Esmeralda, contó a Sputnik que también lo perdió todo.

    "Esa noche salí por suerte, porque estuve atrapado en mi cuarto hasta las 4:00 (8:00 GMT) que el agua me llegó hasta el cuello, y logré romper la puertas y salir a la calle, perdí todo, pero me puse a trabajar con mis vecinos y empecé a recorrer a los vecinos que sé que tienen afecciones o son de la tercera edad, porque conozco la situación de todos", agregó.

    El médico explicó que en los últimos días niños y adultos han resultado afectados por diarreas, vómitos, gastroenteritis, dos personas han sufrido infartos, y dos están esperando el resultado de la prueba de COVID-19.

    Los residentes de las zonas más afectadas con los que conversó Sputnik dijeron que esperan que en los próximos días el agua termine de bajar para poder rescatar algunos de sus enseres, con la esperanza de ser reubicados a una zona en la que estén fuera de peligro.

    Etiquetas:
    inundación, Venezuela
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook