En directo
    Apagón en Caracas, Venezuela

    Así vive Caracas el nuevo apagón

    © Sputnik / Esther Yáñez Illescas
    Reportajes
    URL corto
    Esther Yáñez Illescas
    0 61

    Quedaban 13 minutos para las diez de la noche del lunes 25 de marzo y de repente Caracas y 21 estados del país se volvieron a quedar a oscuras. La luz había dado un nuevo susto esa misma tarde, cuando pasadas las 13 horas, varias zonas de la capital y del interior reportaron fallas eléctricas.

    Dos semanas después del mayor apagón de la historia de Venezuela, volvían a repetirse las mismas escenas: el metro de la capital dejó de funcionar, avenidas enteras llenas de gente caminando para llegar a sus casas o a sus trabajos, autobuses colapsados y líneas telefónicas y de internet completamente caídas.

    En esta ocasión, la incertidumbre duró poco y apenas unas horas después el servicio se había restablecido prácticamente en su totalidad. El ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, en una comparecencia pública a través de VTV (Venezolana de Televisión) aseguró que se había tratado de un ataque similar al del pasado 7 de marzo pero que el Gobierno tuvo la capacidad de responder rápidamente.

    Por su parte, la vicepresidenta ejecutiva Delcy Rodriguez señaló a las 20:15 desde el Palacio de Miraflores que el servicio se había reestablecido prácticamente en su totalidad. Una hora y media después llegó el blackout que tuvo al país en vilo durante más de doce horas ininterrumpidas y que todavía mientras se redacta esta nota, continúa pendiente de algunos cortes intermitentes en Caracas y varias zonas del interior donde aún no ha vuelto la luz.

    Apagón en Caracas, Venezuela
    © Sputnik / Esther Yáñez Illescas
    Apagón en Caracas, Venezuela
    El Gobierno de Nicolás Maduro ha emitido un comunicado explicando las causas de los apagones que han tenido lugar sucesivamente desde el lunes 25 de marzo. Sobre el perpetrado pocos minutos antes de 22 horas del lunes, el comunicado asegura que "manos criminales provocaron un incendio de gran magnitud en el patio de transmisión de Guri, afectando los tres autotransformadores que los componen, y todo el cableado imprescindible a los fines de transmisión".

    Jorge Rodriguez, en su cuenta de Twitter, posteó varios vídeos y fotografías que mostraban el incendio en la hidroeléctrica y aseguraba que durante toda la noche "los bomberos combatieron el fuego hasta sofocarlo por completo a las 8:45 am del martes".

    A esa hora, Caracas hacía rato que había amanecido y en las radios de los carros en la calle apenas se escuchaba nueva información. Los locutores e invitados de las emisoras públicas y privadas se limitaban a recordar lo sucedido en el país hacía casi veinte días y trataban de localizar a sus corresponsales en las diferentes partes de la capital o en alguno de los estados más afectados para que dieran el reporte in situ de lo que estaban viendo y viviendo en primera persona.

    Apagón en Caracas, Venezuela
    © Sputnik / Esther Yáñez Illescas
    Apagón en Caracas, Venezuela
    Se notaba menos incertidumbre en sus voces y también una mayor "normalidad" en las principales avenidas de la capital venezolana respecto al apagón anterior. Había más tráfico, aunque menos que un martes cualquiera, y más comercios se animaron a abrir sus puertas para poder vender su mercancía y no echarla a perder.

    Era el caso de muchas panaderías o tiendas de comestibles. También del negocio de Ezequiel. Es el dueño de una tienda de artesanías muy cerca de la Plaza Bolívar, en pleno centro de Caracas. Alto, grande, rostro arrugado y perspicaz; está pasando la mañana mirando a su nieto zurcir unas alpargatas que venderán pronto en sus estanterías de madera. "He abierto porque hay que trabajar. Porque así es como se levanta un país".

    Muchos como él decidieron abrir a pesar de no tener luz y cobrar a sus clientes en efectivo ante la falta de punto de venta, en bolívares (moneda nacional) o en dólares. Se aceptan divisas. A dos cuadras de la tienda de Ezequiel hay un café muy conocido en la ciudad.

    Es famoso por sus golfeados con queso, un dulce típico de Venezuela que se hace principalmente a base de harina de trigo y papelón (dulce a base jugo de caña de azúcar), y se completa (a gusto del consumidor) con alguno de los deliciosos quesos blancos venezolanos como el telita o el queso de mano. Joaquín atiende la barra del café. Es el barista. Apenas pasa de los 25 años, lleva gorra, camisa de cuadros, pelo moreno y rizado. Están abriendo más tarde de la hora habitual (por motivos obvios) pero sorprende la cantidad de trabajadores que han conseguido llegar al local.

    Apagón en Caracas, Venezuela
    © Sputnik / Esther Yáñez Illescas
    Apagón en Caracas, Venezuela
    Junto a Joaquín, más de diez compañeros se alistan para comenzar a recibir a la clientela, aunque advierten que la carta es mucho más limitada: hoy no se sirven sándwich ni bebidas frías. "He venido por responsabilidad con el trabajo", asegura el muchacho. "Vivo en El Junquito (una localidad a 40 minutos en automóvil de donde se encuentra el negocio). Bajé caminando de madrugada ocho kilómetros hasta Antímano y ahí me dieron la cola hasta aquí". Lo dice sin inmutarse, convencido de que ha hecho lo correcto, casi orgulloso de sí mismo.

    Al lado, su compañera Viviana está colocando los dulces en el mostrador. "A mí me acercó un vecino con su camioneta". En seguida comienzan a entrar los primeros clientes y preguntan por los golfeados. Sí hay.

    A primera hora de la tarde las pantallas de los teléfonos celulares comenzaban a chisporrotear casi con normalidad, iluminándose asiduamente ante la llegada de mensajes preocupados preguntando que tú qué tal. En la Plaza del Venezolano, a pocas calles del lugar de los golfeados famosos, hoy no se bailaba salsa como suele ser habitual cada tarde en ese punto frente a la casa del Libertador (Simón Bolívar), pero varios grupos de personas esperaban tranquilas nuevas noticias. Charlando entre sí o simplemente mirando la calma.

    Apagón en Caracas, Venezuela
    © Sputnik / Esther Yáñez Illescas
    Apagón en Caracas, Venezuela
    Otro grupo jugaba al ajedrez en una mesa fija sin preguntar si había vuelto la luz y el señor del termo de café negro continúa vendiendo vasitos de plástico pequeños a 1.000 (bolívares) soberanos. A Mariela le acaba de llegar un whatsapp de su hija Laura. "Dice que ya ha vuelto la luz en la casa" ¿Dónde? "En La Pastora", una zona popular junto al Palacio de Miraflores. "En un rato voy para allá", responde.

    En La Pastora, precisamente, Leonardo y Coyote están en la puerta de su casa, fumando un cigarro. Son mototaxistas. Cuando pasa Julio con su camioneta nueva y les pide ayuda porque la batería ha dejado de funcionar "repentinamente; no sé qué le pasa, hermano", ambos se bajan de un salto del muro donde están sentados y comienzan a empujar la Mitsubishi Montero azul barrio abajo. No arranca. Llaman por teléfono a otro amigo mecánico que dice que viene en camino. Ninguno habla del apagón y todos tienen los celulares a punto de nuevo.

    La rutina ha vuelto a Caracas sin darse cuenta mientras en la Asamblea Nacional los últimos periodistas salen del hemiciclo. Ha habido Sesión Ordinaria de la Asamblea en desacato presidida por Juan Guaidó. Allí, el autoproclamado Presidente encargado de ha criticado que "el régimen está más preocupado por traer militares rusos al país (en referencia al casi centenar de efectivos de este país que el pasado sábado aterrizaron en Caracas junto a dos aeronaves), que plantas eléctricas para solucionar el problema".

    Te puede interesar: ¿Hay fundamentos detrás de las acusaciones de Maduro contra EEUU por el apagón en Venezuela?

    Posteriormente los diputados opositores calificaron en la sesión como una "injerencia a la soberanía nacional que viola flagrantemente la Constitución" la llegada de estos efectivos que según fuentes oficiales se encuentran en territorio venezolano para la realización de operaciones de cooperación técnico militar entre los dos países. 

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    apagón, Caracas, Venezuela