En directo

    América Latina despide cuatro años del "martillero Trump" y recibe al "cirujano Biden"

    Telescopio
    URL corto
    0 73
    Síguenos en

    La nueva ola de golpes de Estado en América Latina se inauguró en 2009 durante la época de Joe Biden como vicepresidente (2009-2017), quien realizó 16 viajes a la región durante ese lapso. Ahora, como presidente, se anticipa la vuelta a un estilo más cuidado en las formas, pero con los mismos objetivos.

    Con 78 años y el caudal de votos más grande en la historia de EEUU, a partir del 20 de enero el demócrata Joe Biden asumirá como presidente número 46 por los próximos cuatro años. Lo hará en medio de una serie de acontecimientos internos históricos que demandarán buena parte de la atención inicial de su Administración.

    Sin embargo, la condición de superpotencia del país determina que deberá lidiar también con una agenda global bien cargada y en el marco de una relaciones internacionales deterioradas tras el Gobierno de Donald Trump.

    En líneas generales, y más allá de la sintonía que históricamente muestran en política exterior los partidos demócrata y republicano, nuestro entrevistado considera que habrá un cambio de estilo y forma, pero no de fondo.

    Para describir esta situación, el director del Centro Andino de Estudios Estratégicos (CENAE), Mario Ramos, usó como metáfora en un reciente artículo la imagen de Trump abriéndose paso por el mundo a golpe de martillo, mientras que coloca un bisturí en la mano de Biden.

    Desde su visión, tal como lo indicó a Sputnik, está claro, por antecedentes y coyuntura, que la gestión Biden no será más positiva para América Latina que lo que fue la de su predecesor.

    Biden recargado

    De entrada podría anunciar cierto alivio al bloqueo hacia Cuba o un interés por dialogar con el Gobierno de Nicolás Maduro como señal de apertura. En realidad —siguiendo la analogía de Ramos— esto sería la anestesia previa a la intervención quirúrgica.

    Ramos basó sus comentarios no solo en las personas que el nuevo mandatario está eligiendo para formar parte de su gabinete, sino en la historia misma de los demócratas con América Latina. El ejemplo más reciente es el primer ciclo de nuevos golpes que se inició con los demócratas: Manuel Zelaya en Honduras en 2009, Fernando Lugo en Paraguay en 2012 y Dilma Rousseff en Brasil en 2016.

    "El Gobierno de Obama-Biden nos da pistas de lo que va a ser el de Biden en los próximos años. Un indicador es el equipo que está nombrando en seguridad, en política; uno confirma las peores sospechas", apuntó.

    "Prácticamente se está posicionando a las mismas personas y asesores que estuvieron en el Gobierno de Obama e hicieron lo que hicieron. Son hechos, no especulaciones", afirmó.

    Como ejemplo, mencionó a "Abril Haynes, quien diseñó el programa de drones para ejecuciones extrajudiciales de Obama, y va a ocupar un puesto importante con Biden". Fue nominada para asumir el 20 de enero como directora de Inteligencia Nacional, un organismo que coordina a otras 16 agencias estatales.

    Previamente se había desempeñado como vicedirectora de la CIA y asesora de Seguridad Nacional durante la gestión Obama (2009-2017).

    Línea de fuego

    Tanto Haynes como otros nombres anunciados por Biden para integrar su gabinete "son personajes vinculados a famosas consultoras estratégicas, que son la bisagra entre las grandes corporaciones de defensa y tecnología y los organismos estatales de seguridad, como el Pentágono", explicó el entrevistado.

    "Habrá de nuevo una política guerrerista, que además ha caracterizado a los demócratas más que a los republicanos. Veo mucho riesgo para Latinoamérica", alertó. El director del CENAE consideró que "frente al desgaste de los métodos anteriores, en el Gobierno de Obama se desarrolló una doctrina estratégica conocida como el poder inteligente".

    Se refería a los llamados golpes blandos o parlamentarios que por ejemplo se dieron en Paraguay y Brasil. "Son más sutiles, más inteligentes, estratégicos. Trump era más tosco inclusive en su forma de ser, su personalidad. Era un perro que amenazaba pero no mordía", ironizó.

    Ramos aclaró que "no es que tenga simpatía con Trump, esto puede malinterpretarse, pero hay un hecho que destacar: es el único presidente [de EEUU] que no ha invadido ningún país en 80 años. Es un elemento no menor".

    Etiquetas:
    Gobierno de Estados Unidos, gabinete, política exterior, injerencia, golpe de Estado, América Latina, Joe Biden, Donald Trump, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook