En directo

    "El camino de Trump es avasallar al Partido Republicano hasta convertirlo en trumpista"

    Telescopio
    URL corto
    El asalto al Capitolio de EEUU (113)
    0 101
    Síguenos en

    La alcaldesa de Washington, Muriel Bowser, decidió extender el estado de emergencia pública en la capital hasta después de la investidura del presidente electo, Joe Biden, prevista para el 20 de enero. Cuatro muertos, decenas de heridos y detenidos fue el saldo del copamiento al Capitolio del miércoles 6.

    El asalto al Congreso se disparó cuando ambas cámaras desarrollaban una sesión extraordinaria para certificar la victoria de Joe Biden en las elecciones del 3 de noviembre. El presidente, Donald Trump, había alentado previamente a sus aliados a interferir en ese proceso y a su vicepresidente, Mike Pence, a bloquear el reconocimiento a Biden.

    Pero Pence contestó que no tenía esa facultad y comenzó la ceremonia con normalidad, hasta que en el exterior comenzaron los disturbios y el intento de invasión. Esto motivó que tanto el vicepresidente como otras autoridades fueran evacuadas del Congreso, volviendo al recinto para completar la sesión varias horas después.

    Los seguidores de Trump mantuvieron el control del lugar durante horas, provocando destrozos varios y enfrentamientos con las fuerzas de seguridad. Estos episodios ocurrieron el mismo día en que se confirmó que el Partido Demócrata, además de controlar la Cámara de Representantes, también será mayoría en el Senado.

    Voto castigo

    Esto es posible tras el balotaje del martes 5 en Georgia para definir las dos bancas que faltaban. "Georgia es un Estado bisagra, pero que los demócratas, especialmente los activistas afroamericanos, lo han trabajado muy bien a lo largo de estos años", destacó en diálogo con Sputnik Carlos Cascante Segura, profesor de la Escuela de Relaciones Internacionales de la Universidad Nacional de Costa Rica.

    "Eso les permitió tomar el comando de los procesos electorales y ganar dos escaños en el Senado, que definitivamente transforman el panorama y la agenda de los próximos dos años del Partido Demócrata en el poder", añadió.

    En noviembre, la fuerza política de Biden se había asegurado la mayoría en la Cámara de Representantes, mientras que en el Senado, con los dos escaños de Georgia, llegó a las 50 bancas.

    La misma cantidad tendrán ahora los republicanos, que lo controlaban desde 2014. Pero en caso de empate, el voto de la vicepresidenta, Kamala Harris, garantizará la mayoría oficialista al menos hasta los comicios de medio término en 2022.

    Cascante consideró que durante el proceso electoral en Georgia —tanto en noviembre como este martes 5— muchos votantes pertenecientes "al ala más centrista" del Partido Republicano expresaron su rechazo con aquellos candidatos que "abiertamente se habían declarado trumpistas".

    "Eso lo llevó a una derrota que es considerada por analistas de EEUU como una más dolorosa que la que sufrieron hace un par de meses", dijo en alusión a las presidenciales de noviembre.

    ¿Se partirá el partido?

    Tras los disturbios en el Capitolio, muchos dirigentes republicanos repudiaron el atropello y cuestionaron directamente al presidente por alentarlos. "Esto es un intento de golpe de Estado", publicó en Twitter Adam Kinzinger, representante de Illinois.

    Por su parte, el expresidente George W. Bush (2001-2009) tuiteó que "así es como se disputan los resultados electorales en una república bananera, no nuestra república democrática".

    Por la misma vía se pronunció el gobernador de Vermont, Phil Scott, para quien "el tejido de nuestra democracia y los principios de nuestra república están siendo atacados por el presidente. Ya es suficiente. Trump debe renunciar o ser destituido de su cargo por su gabinete o por el Congreso".

    ​Consultado sobre si estas tiranteces —que ya se habían visto en la campaña de 2016 y matizadamente también durante su gestión— podrían derivar ahora en la ruptura de Trump con el partido, Cascante dijo que "el bipartidismo en EEUU es muy difícil de romper".

    "Por el tipo de sistema político que hay, en el que la distribución de la mayoría de puestos no se da proporcionalmente sino que todo favorece al ganador (...) si pierdes, pierdes todo y si ganas, ganas todo", dijo. Esta característica "ha frenado los intentos de un tercer partido fuerte", apuntó el académico tico.

    Cascante opinó que "el camino de Trump es seguir avasallando al Partido Republicano, convirtiéndolo cada vez más en un partido 'trumpista'. Eso nos dará una pelea súper interesante en los próximos cuatro años, en ver cómo se reorganiza esa agrupación política".

    Tema:
    El asalto al Capitolio de EEUU (113)
    Etiquetas:
    Partido Demócrata (EEUU), Partido Republicano de EEUU, manifestaciones de protesta, Capitolio de los Estados Unidos, Donald Trump, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook