13:27 GMT +321 Septiembre 2018
En directo
    Telescopio

    "Trump se acerca a Kim Jong-un para desplazar a Rusia y China de la región"

    Telescopio
    URL corto
    211

    Hasta tanto Corea del Norte no comunique oficialmente su postura y condiciones para una eventual cumbre con Estados Unidos, hay que matizar los anuncios del gobierno de Donald Trump, opina el experto Sergio Rodríguez Gelfenstein.

    El acercamiento al país asiático sería parte de una reorientación de la política exterior estadounidense para concentrarse en la guerra comercial y geopolítica con China y Rusia, advierte el analista.

    El primer mojón de esta reorientación fue en diciembre de 2017, cuando Trump definió en su doctrina de seguridad nacional a Moscú y Pekín como "poderosos rivales" que pueden suponer potenciales "amenazas" para Estados Unidos. El último hito fue el despido del secretario de Estado Rex Tillerson y su reemplazo por Mike Pompeo, ex director de la CIA.

    "EEUU quiere dejar a Rusia y China fuera de esto, porque finalmente lo que se está confirmando es el éxito o la justeza de la política de doble pivote, que exige la desnuclearización de Corea del Norte, pero al mismo tiempo el cese de los ejercicios militares de Corea del Sur y EEUU. Ese es un tema que no está resuelto y que seguramente Corea del Norte va a exigir", opinó el analista internacional venezolano.

    En este sentido, mencionó que "así como Siria es un argumento para atacar a Irán, Corea del Norte lo es para atacar a Rusia y China".

    Por otro lado, hizo notar que "todo lo que conocemos es por lo que dijo el enviado de Corea del Sur, más las declaraciones del gobierno de Estados Unidos, que si las analizas pareciera como que está arrodillando y obligando a Corea del Norte a dar este paso… como una reunión entre un vencedor y un vencido".

    Y remarcó: "Hasta ahora no hay una declaración del gobierno de Corea del Norte o Kim Jong-un en cuanto al carácter, forma y lugar de esta reunión. Es muy fácil repetir lo que dicen los voceros de EEUU y Corea del Sur".

    En la comunicación de la delegación surcoreana del 8 de marzo, luego de reunirse con Trump, se indicó que Kim Jong-un aceptaba una cumbre, que no realizaría nuevos ensayos misilísticos mientras haya negociaciones y que debían seguir los ejercicios combinados entre Seúl y la potencia norteamericana. Lo mismo comunicó la Casa Blanca el 10 de marzo.

    "Es muy difícil para los coreanos del sur tomar decisiones en términos militares por una razón muy sencilla, su capital queda a escasos 30 kilómetros de la frontera, por tanto es un objetivo no solamente de los misiles sino de la artillería norcoreana, lo cual es una espada de Damocles (…). El gobierno del sur se mantiene por una presencia de más de 40 mil soldados norteamericanos".

    Rodríguez Gelfenstein finalmente destacó que "en ambas partes de Corea hay una voluntad de reunificación que está latente en el pueblo, porque es un solo pueblo dividido por la Guerra Fría". 

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Secretario general de la ONU optimista ante la reunión Trump-Kim
    Rusia y Corea del Sur acuerdan acciones conjuntas para la solución de la crisis norcoreana
    Representante del Gobierno de China resalta cambios positivos en la península de Corea
    Etiquetas:
    guerra comercial, acercamiento, geopolítica, conflicto, Donald Trump, Kim Jong-un, Corea del Norte, Corea del Sur, China, EEUU, Rusia