En directo

    Rusia 'en Cataluña': "CNI y Guardia Civil siguen la doctrina de la OTAN"

    Qué pasa
    URL corto
    Por
    0 140
    Síguenos en

    Se nota una 'bajada de línea' de la doctrina antirrusa de la OTAN al Centro Nacional de Inteligencia [CNI] de España, y a su vez a la Guardia Civil, en el auto del magistrado Joaquín Aguirre, titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Barcelona, sobre los 'famosos' 10.000 soldados rusos para Cataluña, según el analista militar Juan Aguilar.

    Modus operandi

    El terreno había sido abonado adecuadamente semanas atrás por el propio Centro Nacional de Inteligencia [CNI] de España, que en el informe ELISA ubicó a Sputnik como un medio malicioso y de desinformación, algo que fue denunciado en este medio.

    Sólo así se explica que este auto del magistrado de Barcelona aparezca sólo unos días después de ese informe de la Inteligencia española —que entre otros, llega a manos del jefe de Estado y del presidente del Gobierno de España—, cuando el audio de la famosa llamada entre independentistas catalanes sobre la absurda presunta intervención de Rusia en Cataluña, fue incautada por la Guardia Civil el 24 de mayo de 2018, y entregada al juez ya analizada y detallada en un informe el 27 de agosto de 2019, tal como figura en el auto. Es decir, hace ya más de un año.

    En este sentido, Aguilar admite que evidentemente hay una 'bajada de línea' de la OTAN al CNI de España, que a su vez le 'baja línea' a la Guardia Civil. "Que por otra parte, la línea de mando es la que es: el analista en cuestión de la Guardia Civil [al encontrarse con la llamada en cuestión] tira de la doctrina que marca Inteligencia [CNI]. ¿Qué dice Inteligencia? Pues [que hay que remitirse] al informe ELISA. 'Estamos vigilando a estos tipos [independentistas] y todo lo que tenga que ver con el tema de Rusia, porque Rusia es un peligro para la seguridad de Occidente'", incide el experto a respecto.

    Esa doctrina, añade el analista, que se elabora en StratCom de la OTAN, es la que marca toda la guerra híbrida informativa contra Rusia, "que en España afecta a la presunta injerencia rusa en el asunto catalán; que en el Reino Unido afecta al tema del Brexit o a los submarinos nucleares rusos en el Atlántico; que en Francia alude a la interferencia en las elecciones y los correos electrónicos del señor Macron; que en EEUU afecta a las elecciones y a los emails de Hillary Clinton; el asunto Navalni, el asunto Skripal. Siempre es lo mismo: se focaliza un hecho que puede ser más o menos sensacionalista, y sobre ese hecho se aplica la doctrina", afirma Aguilar.

    El experto advierte entonces que con las grabaciones incautadas en las investigaciones a los independentistas catalanes es que "salta a la luz algo que interesa poner en público rápidamente, que es una conversación en la cual estos fanfarrones chiflados presumen de tener el apoyo de Rusia hasta el punto de disponer de 10.000 solados, que son casi dos divisiones, y que les van a pagar una irrisoria deuda de 80.000 millones de euros. Esto es un disparate. Los que lo ponen [en el informe, la Policía Judicial de la Guardia Civil], saben que es un disparate. El juez, si no es tonto, también sabe que es un disparate. Pero engancha perfectamente con el plan de lucha por desinformación contra Rusia elaborado por la OTAN y que es el que llevan aquí adelante todos los servicios de inteligencia".

    "Para lo que es el sumario por el cual se encausa a estos personajes [independentistas], realmente esa llamada no tiene la más mínima importancia, no va más allá. Es una fanfarronería, un delirio. El juez lo que hace es dar por bueno lo que le presenta la Guardia Civil, es decir, todo lo que ha encontrado, y una interpretación de los hechos de esta llamada —que se refiere a Rusia, los 10.000 soldados y demás—, conforme a la doctrina que ellos tienen que viene de lo que establece el Centro Nacional de Inteligencia, que es lo que marca la OTAN", abunda Aguilar.

    El rebaño

    Según Aguilar, la campaña de desinformación viene del núcleo de la inteligencia de la Alianza Atlántica que luego simplemente se argumenta sobre los informes que se elaboran en los think tanks atlantistas y que son enviados a los medios de prensa. "Y los medios de prensa, de una forma ovejuna, sin la más mínima capacidad crítica ni reflexiva, lo publican como parte del relato permanente y diario contra Rusia, contra China, contra Venezuela, etc., es decir, dentro de lo que marca la estrategia de desinformación de OTAN y la política de Washington. Y ya está, la cosa no tiene más profundidad".

    El también periodista explica que todo esto no tiene ni pies ni cabeza, pero que sirve a los efectos de las campañas permanentes de desinformación sobre un supuesto peligro ruso, que es instrumentalmente útil para las políticas de la OTAN y para la justificación de la propia OTAN. "Porque si no hay enemigo, no hay OTAN, no tiene sentido".

    Las cosas en su lugar

    Aparte de la respuesta en tono humorístico dada en un primer momento por la Embajada de Rusia en España, también se pronunció la portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, María Zajárova, el pasado 29 de octubre. Durante su rueda de prensa informativa semanal, y a instancias de la televisión catalana que la inquirió al respecto, respondió: "Probablemente, la mención de nuestro país se encuadra de forma ideal en la propaganda antirrusa lanzada hace unos años en Occidente y  por eso resulta plausible".

    "Lo tomamos con calma. Lo que sí provoca extrañeza es el crédito que dan algunos medios españoles a semejantes filtraciones divulgando las acusaciones, notoriamente falsas e improbables, de categoría de 'prensa amarilla', contra Rusia y desdeñando los hechos objetivos. Estas acciones no conducirán a otro lugar que no sea perjudicar las relaciones ruso-españolas", avisó Zajárova.

    Respecto a estos conceptos vertidos por la funcionaria rusa, Aguilar insiste en que lo que está detrás es cómo se utiliza esto para seguir la campañita habitual de acusar a Rusia de todos los males, que dentro del sumario, como es el del juez de Barcelona, es anecdótico.

    "Porque además, si uno lo piensa un poco, sólo tiene que preguntarse: ¿cómo pensaban llegar esos 10.000 soldados rusos a Cataluña en el momento de declararse la independencia, si ni siquiera los dirigentes catalanes sabían cuándo se iba a hacer? Sólo se me ocurre una forma: que decenas de grandes transportes de tropas aerotransportadas salieran de Rusia, cruzando el espacio aéreo de todos los  países de la OTAN, para aterrizar en Barcelona. Esto es demencial. Esto es suficiente para decir: a ver, pero esto a quién se le ha ocurrido", ironiza Aguilar.

    "Es decir, no cabe un tonto más en la política catalana, ni cabe un tonto más en los servicios secretos españoles", sentencia Juan Aguilar.
    Etiquetas:
    OTAN, independentistas, Centro Nacional de Inteligencia (CNI) de España, injerencia, Cataluña, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook