En directo

    Inteligencia de España: Sputnik es un medio malicioso y de desinformación

    Qué pasa
    URL corto
    Por
    0 537
    Síguenos en

    El Centro Nacional de Inteligencia de España [CNI] ubica a Sputnik como un medio malicioso, de desinformación y antiglobalista, una "base sobre la que se asientan movimientos militantes que buscan introducir y magnificar niveles de polarización en las opiniones públicas en Europa y EEUU", según un reciente informe 'marca de la casa'.

    'En el nombre del padre'

    Nombre clave: Elisa. Así se denomina el 'Laboratorio de análisis de campañas de desinformación', un dossier elaborado por el Centro Criptológico Nacional de España, organismo dependiente del CNI. Dividido en cuatro ítems, Sputnik aparece enmarcado en el apartado Antiglobalismos y Desinformación.

    Bajo el título Antiglobalismo y Ataques al Pluralismo, este informe publica en su pagina 10, una captura de pantalla de una noticia publicada en Sputnik el pasado 15 de septiembre titulada "Se viralizan unos vídeos donde Biden toca a niñas y Twitter los borra", debajo de la cual ubicaron leyenda que reza: "Además, las narrativas antiglobalistas busca dañar la reputación de líderes estatales, vinculándoles con redes de pedofilia".

    Informe ELISA Pagina 10
    © Sputnik
    Informe ELISA Pagina 10

    "Las narrativas antiglobalistas son propagadas a través de plataformas digitales que difunden contenidos maliciosos que son la base sobre la que se asientan movimientos militantes que buscan introducir y magnificar niveles de polarización en las opiniones públicas en Europa y Estados Unidos, y que plantean como retórica movilizadora "recuperar" la soberanía de los Estados con agendas políticas nacionalistas e identitarias", dice este informe en su introducción.

    El CNI ataca a Sputnik

    Se trata de un ataque en toda regla del CNI a Sputnik, según el analista internacional Juan Aguilar, quien consultado acerca de la importancia institucional a nivel estatal o del Gobierno de España de este informe, la calificó como "muy importante".

    "Hay que tener en cuenta que los informes del Centro Nacional de Inteligencia son recibidos, tanto por el jefe del Estado [rey Felipe VI], como por el presidente del Gobierno [Pedro Sánchez], el Ministerio de Defensa, y otros altos cargos de la Administración porque se supone que afectan a intereses críticos de la seguridad nacional", advierte al respecto el periodista.

    "La importancia de estos informes es máxima", remacha al respecto el analista.

    "Hay que tener en cuenta que en este informe en concreto lo que se viene a exponer es todo un plan de acción, todo un plan de trabajo —de hecho va con su correspondiente metodología de análisis— de lo que a lo que se dedica la división Elisa dentro del CNI".

    En este informe el CNI hace una maniobra muy típica de cuando se quiere desinformar, ellos que son los que [supuestamente] luchan contra la desinformación, y que es hacer el 'totum revolutum' [todo revuelto], explica Aguilar.

    "Yo mezclo lo que es una crítica legítima en toda democracia, a los poderes, a los Gobiernos, a los Estados, a los organismos, tanto nacionales como internacionales, y lo mezclo con toda clase de chaladura o mala información que pueda circular por la red", como lo que hacía el periodista David Alandete cuando era director adjunto del diario El País.

    "Entonces yo acabo poniendo las sospechas que hay por unos vídeos hechos públicos de ciertos comportamientos sospechosos del señor Biden, lo mezclo con gente que defiende [la teoría de] la tierra plana, la presencia de los extraterrestres, y que el virus 'es una conspiración internacional'. Todo acaba pareciendo una chaladura [chifladura], y eso se hace para intentar desprestigiar a los medios que son críticos con esas variables que ellos determinan como propias de los gobiernos democráticos".

    Fuentes hostiles según el CNI

    Dentro de lo que el dossier califica como 'Registro de fuentes dañinas', bajo el subtítulo 'Identificación de plataformas y fuentes de desinformación', el CNI incluye a las webs pro rusas, webs chavistas, webs iraníes, entre otras —página 29 del informe—, y también lo que denominan como 'Campañas de desinformación favorables a Rusia' o 'Anti americanismo' —página 31 del informe—, 'Antimultilateralismo [OTAN, UE, Euro, ONU, FMI, Banco Mundial]', 'Defensa de Eurasia/vinculación con Aleksandr Dugin', o 'Anti europeísmo/Anti euro' —página 33—, entre otros. Asimismo, alude a la utilización de redes sociales alternativas como VK.

    Informe ELISA Pagina 29
    © Sputnik
    Informe ELISA Pagina 29

    Lo curioso es que también se refiere a 'Narrativas contrarias al papel de los medios de comunicación social tradicionales'. Si Sputnik no encaja en este apartado, ¿dónde encaja entonces de acuerdo a la inteligencia española?

    Juan Aguilar se plantea dos preguntas finales: "¿Quién no es sospechoso en cualquier país occidental, teniendo en cuenta estas metodologías [del informe Elisa]?", y otra más inquietante: "¿Para quién trabaja esta gente?".

    Etiquetas:
    periodismo, Rusia, informe, noticias falsas, desinformación, medios de comunicación, Sputnik, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook