En directo

    Este 1º de mayo en la historia del recorte del crudo

    Qué pasa
    URL corto
    0 11
    Síguenos en

    La quinta parte del petróleo está saliendo del mercado. Es más, están dispuestos a bombear menos incluso aquellos que anteriormente se negaban a ponerse de acuerdo, a saber, EEUU, Noruega, Canadá. De esa manera, la pandemia del coronavirus colapsó la demanda de los agentes energéticos.

    En los depósitos petroleros está acabándose el espacio libre y los propietarios de la carga del crudo comienzan ya a contar pérdidas.

    "Las tarifas de arriendo de los tanqueros crecieron, de 20 a 25 mil dólares al día en febrero, hasta los 250 mil dólares, según contratos particulares del presente", estimó Randy Giveans, analista de la compañía Jefferies.

    En dos meses de la cuarentena mundial, la gente comenzó a viajar menos en automóviles, en aviones y se ha reducido la producción de combustible. Y si antes del estallido de la pandemia en el planeta se consumían a diario unos cien millones de barriles de petróleo, hoy en día, según algunos cálculos, el consumo apenas llega a unos 70 millones.

    Matt Marshall, analista gerente de la Aegis Energy Risk, ha notado que lo mismo sucedió hace unos veinte años, a mediados de los 90.

    "Para los excedentes de petróleo hay solo una opción: ya sea se va a los depósitos, o se queda en el subsuelo, para lo que los productores se verán obligados ahora a cerrar activamente los pozos", explicó.

    El 10 de abril, los productores clave de crudo debatieron la posibilidad del cierre de los pozos. Entonces a las conversaciones de los países participantes en la OPEP+ se sumaron, incluso EEUU y Canadá, quienes antes habían preferido marginarse.

    Como resultado, convinieron en reducir en mayo y junio las exportaciones en 10 millones de barriles diarios, entre julio y diciembre, en 8 millones, y a partir de enero de 2021 hasta abril de 2022, en 6 millones. El acuerdo entra en vigor el 1º de mayo, pero los precios del petróleo ya han crecido.

    "Confío en que en el verano de este año, con el restablecimiento de la demanda del crudo,  sus precios van a subir ya al nivel de los 30 dólares el barril y, hacia fines de año confiamos en que se aproximen a los 40 dólares", expuso su visión de la situación Alexander Diúkov, presidente del directorio de Gazpromneft, S.A.

    En cambio, hay otra tarea cuya solución es mucho más compleja: a costo de qué recursos dar continuación a la exploración de nuevos yacimientos aún sin explorar.

    Es que con los actuales precios del petróleo, las compañías nacionales, aunque no trabajen a pérdida, los ingresos han caído a tal punto que ya no les permiten, como antes, financiar proyectos promisorios.

    "Es importante crear las condiciones para la continuación de la actividad de perforación de pozos, incluso en el período en que no existe  la necesidad de ello", declaró el ministro de Energía de Rusia, Alexander Nóvak.

    Los bajos precios se han convertido en una verdadera sentencia para los propios yacimientos norteamericanos de esquisto.

    "Los bajos precios del petróleo y la formación de precios en la Bolsa absolutamente descontrolada e ilógica, obligan a muchos productores, inclusive a aquellos que no participaron en el pacto de la OPEP+, a bajar los volúmenes de extracción de crudo. Y la disminución general de la extracción de petróleo podría sumar  entonces no 10 millones de barriles, como está consignado en el pacto de la OPEP+, sino  20 millones de barriles", explicó Alexander Lósev, director general de la Gestora de capitales Sputnik.

    No es casual que los signatarios del nuevo acuerdo convinieran en el control incesante del mercado del petróleo, a fin de que fuera posible modificar, de manera operativa, las condiciones del pacto en caso de necesidad: recortar aún más la extracción o, por el contrario, aumentarla. Las compañías rusas se preparan para cualquier desarrollo de los hechos, asegura Alexander Diúkov, de Gazpromneft.

    "Estamos creando capacidades que puedan ser requeridas cuando surja la demanda de los volúmenes de petróleo adicionales correspondientes. Y es indudable que la creación de estas capacidades complementarias fortalece también nuestra posición negociadora", precisó.

    En otras palabras, justamente ahora se decide cuáles van a ser los precios del oro negro en los próximos dos años, resumió el funcionario.

    Etiquetas:
    COVID-19, demanda, exportación de petróleo, Canadá, EEUU, Rusia, OPEP, petróleo
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook