04:02 GMT19 Septiembre 2020
En directo

    "La situación de la economía española será más grave después de la cuarentena"

    Qué pasa
    URL corto
    Por
    0 70
    Síguenos en

    Contra las cuerdas. Así tiene el coronavirus a casi todo el mundo, pero en especial a la Unión Europea. Así, una Bruselas groggy sin saber qué hacer, ha dejado a que los países del bloque vayan por libre y que decidan cómo enfrentar el flagelo en todos los ámbitos, lo que incluye los rubros sanitario y económico.

    Desunión Europea. Si faltaba algo para que quedara patente, tal como reconocen varios analistas europeos, que la UE sólo responde a intereses comerciales entre sus miembros, el coronavirus llegó para constatarlo.

    Como siguiendo el protocolo básico de lucha contra el virus, como lo es el lavado de manos, Bruselas tiró de Poncio Pilatos y ha dejado a la buena de Dios a todos y cada uno de sus miembros para enfrentar la peor pandemia de la que se tenga memoria, por lo fácil que se contagia, y por lo difícil que resultará recuperarse de ella, tanto a nivel económico y sanitario, como en las relaciones sociales del ciudadano de a pie, que ya mira todo de reojo y con desconfianza.

    Así, cada país va sacando sus propios conejos de sus respectivas chisteras. En el apatado económico, España ya conoce sus primeras víctimas: muchas empresas ya han solicitado Expedientes de Regulación Temporal de Empleo [ERTE] y en apenas un par de días más de 130.000 trabajadores han comenzado a sufrir la suspensión de sus empleos, pero este número crecerá en forma directamente proporcional a la expansión del virus en el país.

    Ante esta situación, la Administración Sánchez prepara una línea de avales a préstamos de empresas por 20.000 millones de euros que subiría hasta unos 100.000 millones. Es casi el 10% del PIB que están reclamando los bancos, la CEOE —patronal— y el Banco de España.

    Mientras, ya el pasado sábado en el Consejo de Ministros, Pablo Iglesias, vicepresidente segundo del Gobierno de España y líder de Unidas Podemos planteó un parón total de la actividad productiva, entre otras cosas. Algo que fue rechazado de plano.

    Una circunstancia que no haría falta de una toma de decisión gubernamental, según se desprende de declaraciones del presidente de la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad, Antoni Cañete.

    Entrevistado por elEconomista y tras hacer un análisis de la actual situación, concluyó que hay un riesgo real del colapso del sistema productivo al entender que "en este momento la liquidez es el oxigeno para las empresas". Y liquidez es lo que está faltando y se constata entre las pymes cuyas actividades comerciales han caído el 100% de golpe al cerrarse establecimientos y prohibirse las compras, con excepción de aquellas de primera necesidad.

    Un hombre con mascarilla
    © REUTERS / Stephanie McGehee
    El profesor Sergio Fernández Riquelme, Dr. en Sociología y Política Social expresa que "hay que pensar que [en España] la situación ahora es grave, pero va a ser más grave después". Incide en que las medidas no se pueden centrar solamente en el presente, sino que también tienen que tener una perspectiva de futuro.

    "Queremos cerrar el país, pero cuánto tiempo, de qué manera, y sobre todo, qué vamos a hacer en este tiempo que el país está paralizado para volver a reenganchar la economía, volver a reenganchar las relaciones sociales, volver a reenganchar el sistema productivo, sin un desastre de magnitudes casi bíblicas que se anuncia en términos de pérdida de empleos y de productividad. Por tanto, el escenario es complejo, muy rápido está superando a todos los actores políticos, económicos y sociales", advierte el analista.

    Etiquetas:
    UE, consecuencias, cuarentena, economía, coronavirus en España, coronavirus en Europa, pandemia de coronavirus, coronavirus, COVID-19
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook