En directo

    Nord Stream 2: el último clavo en el ataúd de EEUU

    Qué pasa
    URL corto
    Por
    3301
    Síguenos en

    La próxima inauguración del gasoducto Nord Stream 2 podría resultar en el último clavo del ataúd de la economía de EEUU, y la Casa Blanca lo sabe. Desesperados ante lo inevitable, lanzaron un ataque directo contra uno de sus socios históricos fundamentales, como lo es Alemania, a lo que el país europeo calificó como una injerencia inaceptable.

    Un sheriff sin galones

    Donde las dan, las toman. A EEUU le va a caer la del pulpo. Es lo que acabará pasando con EEUU. Su sanción temeraria de último recurso, típico de quien se reconoce en una situación desesperada e irreversible que puede dilapidar definitivamente los signos vitales de su economía, puede resultar en descargas  de contraataques múltiples, desde múltiples lugares y formas.

    En su papel de dueño del mundo —un papel que hace tiempo ya está mojado—, el país norteamericano, en boca de su jefe de Estado, anunció sanciones previstas en su presupuesto de Defensa que trepa a los 738.000 millones de dólares.

    Así, el presidente de turno del país que aún se cree el sheriff del planeta y con derecho a hacer y deshacer a su antojo, Donald Trump, ratificó el 20 de diciembre algo que luego certificó el Departamento del Tesoro. Igual, su actitud puede entenderse como la de alguien que se encuentra en estado de pánico puro.

    Desde tierras del Tío Sam lanzaron un aviso a navegantes: las empresas que hayan vendido, arrendado o proporcionado embarcaciones para la instalación de tuberías a profundidades de 100 pies —o mayores— por debajo del nivel del mar para la construcción de Nord Stream 2 o del Turk Stream, debían garantizar que sus barcos cesarían ipso facto dichas actividades.

    La construcción del gasoducto está siendo realizada por una alianza de empresas de Rusia, Alemania, Austria, Francia y Países Bajos, y pasa por aguas territoriales de Rusia, Finlandia, Dinamarca, Suecia y Alemania. Pero más que agachar la cabeza y seguir las órdenes, tal como está acostumbrado, EEUU se enteró que ya nadie le teme, ni está dispuesto a agachar la cabeza y dejarse pasar por encima. No más.

    ¿Houston, tenemos un problema?

    Por citar algunos ejemplos, después de esas amenazas, la canciller alemana, Angela Merkel, declaró su rechazo a lo que calificó sanciones extraterritoriales de EEUU. Mientras, la Oficina Federal de Navegación Marítima e Hidrografía de Alemania aprobó el tendido de la tubería para completar el Nord Stream 2 en un tramo de 16,5 kilómetros durante los meses de invierno.

    Para que quede constancia que los países y empresas europeas que participan del proyecto no están solos en esto, un portavoz de la Comisión Europea declaró: "En principio, la UE se opone a la imposición de sanciones contra las empresas de la UE que hacen negocios legales".

    En tanto, la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, María Zajárova, fue contundente: "¡Una nación con 22 billones de dólares de deuda pública prohíbe a otras, solventes, desarrollar el sector real de la economía! La ideología estadounidense de vivir a crédito ha sido incapaz de aguantar la competencia global, como evidencian regularmente las órdenes de arresto económicas del Departamento del Tesoro". Dicho de otra forma, EEUU es un país deudor que está empeñado a asfixiar a las naciones solventes.

    Por su parte, el canciller ruso, Serguéi Lavrov, abrió los ojos a los socios de Washington. "Al castigar a los aliados más cercanos, que están resolviendo sus problemas económicos y de seguridad energética, a ningún país del mundo le quedarán dudas de que EEUU puede ponerle la zancadilla en cualquier momento", dijo en su intervención en el Consejo de la Federación de Rusia.

    EEUU no es el de antes, y lo sabe

    El historiador y Dr. en Sociología y Política social Sergio Fernández Riquelme, observa que "EEUU, que ha intentado mantener su posición global en el mundo en base a invasiones militares, usando el músculo del Ejército, con la llegada de Donald Trump, ha intentado que esa hegemonía se mantenga a nivel económico, ante la imposibilidad por opinión pública, y por [la falta de] propios recursos, de seguir con las famosas invasiones de la 'época Clinton, Bush u Obama'".

    El también profesor titular de la Universidad de Murcia sostiene que EEUU tiene un problema grave, y es que hay países que están creciendo económicamente a un nivel superior al suyo y le plantan cara.

    "Incluso hay otros países que se están dando cuenta que a la hora de la verdad, no pone el dinero que necesitan para superar la recesión técnica a la que se está abocando la economía mundial. Alemania, un país potente, central de Europa, necesita desesperadamente el gas ruso barato y rápido, porque está prácticamente en recesión. Su crecimiento económico está muy cercano al cero, y necesita ese gas natural, necesita el petróleo ruso para seguir siendo la locomotora de Europa", subraya el analista.

    "EEUU en una época global tan competitiva y tan compleja, tiene todas las de perder, si en vez de buscar la cooperación, busca la confrontación", sentencia el Dr. Sergio Fernández Riquelme.

     

     

    Etiquetas:
    sanciones, Angela Merkel, Alemania, gasoducto, María Zajárova, Turk Stream, Donald Trump, Nord Stream 2, Rusia, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook