Widgets Magazine
07:33 GMT +318 Octubre 2019
En directo
    Qué pasa

    "Trump tiene las cartas ganadoras contra el impeachment"

    Qué pasa
    URL corto
    Por
    0 50
    Síguenos en

    Proceso de juicio político o impeachment contra el presidente de EEUU, Donald Trump, para destituirle. Lo anunció la presidenta de la Cámara de Representantes de EEUU, Nancy Pelosi. La demócrata apoya la decisión en un pedido que Trump hizo a su par ucraniano, Volodímir Zelenski, de reabrir un caso de corrupción en Ucrania.

    El caso de corrupción en cuestión precisamente salpica al precandidato presidencial demócrata y ex vicepresidente durante la Administración Obama, Joe Biden, por tratarse de una investigación sobre corrupción en la empresa de gas natural de Ucrania Burisma Holdings, en la cual su hijo Hunter Biden era uno de sus directivos.

    Tras varios intentos fallidos de iniciar un juicio político contra el inquilino de la Casa Blanca, la demócrata Nancy Pelosi vio el filón y no lo dudó: se tiró de cabeza a iniciar un impeachment cuando ya comienza a jugarse el partido de las siguientes presidenciales de EEUU que tendrán lugar el próximo año, y donde Biden —Joe— podría ser el candidato demócrata que se enfrentara a Trump.

    "Esta semana, el presidente admitió haber pedido al presidente de Ucrania que tome medidas que lo beneficien políticamente. Las acciones de la presidencia de Trump revelaron hechos deshonrosos de la traición del presidente a su juramento del cargo, la traición a nuestra seguridad nacional y la integridad de nuestras elecciones", afirmó Pelosi. 

    "Por lo tanto, hoy estoy anunciando que la Cámara de Representantes está avanzando con una investigación oficial de juicio político. Las acciones tomadas hasta la fecha por el presidente han violado gravemente la Constitución, especialmente cuando el presidente afirma: 'El artículo 2 dice que puedo hacer lo que quiera'. Hoy anuncio que la Cámara de Representantes inicia los procedimientos formales para un juicio político. El presidente debe rendir cuentas; nadie está por encima de la ley", remachó Pelosi.

    Para el Dr. en Historia y Dr. en Derecho, José Luis Orella, estos movimientos tienen una clara explicación. "Estamos ya en la campaña electoral previa a la elección de la presidencia estadounidense y entre los candidatos del Partido Demócrata, el más fortalecido desde luego es el ex vicepresidente del Gobierno de Obama Joe Biden, y por otro lado, en el Partido Republicano nadie es tan fuerte como el presidente Trump".

    En este sentido, el profesor afirma que ambos partidos "están sacando su artillería más pesada".

    "Sacar los trapos que en ese aspecto pueden debilitar la posición de Biden, para Trump es uno de los asuntos que le puede facilitar su reelección. El [hecho] de que ahora el Partido Demócrata desarrolle una operación política casi como buscando antecedentes históricos —lo que ya pasó con Nixon y les benefició— ahora lo va a hacer con otro presidente en la Administración republicana, pues es en parte también lo mismo", explica Orella.

    Biden: ¿no resiste a los archivos?

    Dice la jerga periodística que nadie resiste a un archivo. Tal vez Joe Biden sea un buen termómetro para dar a esta frase por incontestable.

    Trama estadounidense: breve cronología

    Para entender de dónde viene todo esto, hay que remitirse al 21 de noviembre de 2013, cuando comienzan las protestas violentas del Maidán de Kiev, capital de Ucrania. Tres semanas después, el 13 de diciembre, la entonces secretaria de Estado adjunta para asuntos europeos, Victoria Nuland, hacía unas revelaciones inquietantes.

    En una conferencia patrocinada por la petrolera Chevron, Nuland revelaba que desde 1991 su país había invertido más de 5.000 millones de dólares "para apoyar las aspiraciones del pueblo ucraniano, que quiere tener un gobierno fuerte y democrático que represente sus intereses".

    Casi dos meses después, el 7 de febrero de 2014, se hace pública una conversación telefónica entre Nuland, funcionaria antirrusa procedente de la OTAN, y el embajador de EEUU en Kiev, Geoffrey Pyatt. Nuland se queja de que la Unión Europea es incapaz de derrocar el Gobierno del entonces presidente de Ucrania, Víktor Yanukóvich y señala la conveniencia de utilizar a un representante de la ONU —entendida como una marioneta— para formar el nuevo Gobierno.

    Dos semanas después, el 21 de febrero, Yanukóvich pacta con la oposición adelantar las elecciones, formar un gobierno de transición, volver a la Constitución de Ucrania de 2004 y frenar la violencia. Pero en la madrugada del 21 al 22 de febrero abandona Kiev con rumbo desconocido. Ese 22 de febrero la Rada Suprema de Ucrania toma el control del país aprueba la vuelta a la Constitución de 2004, acordada el día anterior.

    Entonces, se adelantan las elecciones en Ucrania: tendrían lugar el 25 de mayo de 2014, las cuales ungieron como mandatario a Petró Poroshenko. Pero casi dos semanas antes, el 13 de mayo, Hunter Biden, hijo del entonces vicepresidente de EEUU, es nombrado miembro de la junta directiva de la mayor empresa privada de gas y petróleo de Ucrania: Bursima Holdings.

    Beneficios económicos vs beneficios políticos

    En diciembre de 2015, durante una visita a Kiev, Joe Biden confesaba que hablaba más con Poroshenko que con su propia esposa, al subrayar que había estado en Ucrania en cuatro ocasiones en los últimos dos años. En ese momento el New York Times publicaba una columna en la que afirmaba que la credibilidad de Joe Biden era dudosa debido a la actividad de su hijo en Bursina Holdings, a quien le atribuían vínculos con el lavado de dinero.

    Casi dos meses después, el 1 de febrero de 2016, se anunciaba que el grupo Burisma Holdings acababa de adquirir un 70% de la empresa de gas ucraniana KUB-Gas. Una expansión que tuvo lugar gracias a la reforma fiscal promovida por el FMI.

    Hacer echar al fiscal general de Ucrania vs pedir al presidente de Ucrania

    Al mes siguiente, en marzo de 2016, Joe Biden presionó a Ucrania —a cambio de 1.000 millones de dólares en garantías de crédito de Washington a Kiev— para que despidiera a su fiscal general, Víktor Shokin, quien estaba a cargo de la investigación sobre corrupción en la empresa de gas natural Burisma Holdings, en la cual Hunter Biden era directivo. Algo de lo que se jactó el propio Joe Biden en marzo de 2018 ante el Consejo de Relaciones Exteriores de EEUU.

    Y aquí es donde entra el pedido de Trump al actual presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, al cual Pelosi utilizó como tobogán para lanzarse contra el presidente de EEUU. En la ya famosa conversación telefónica entre ambos el pasado 25 de julio, Trump pronunció:

    "La otra cosa, hay mucho de qué hablar sobre el hijo de Biden, que Biden detuvo el procesamiento [judicial] y que mucha gente quiere averiguar sobre eso. Así que lo que sea que usted pueda hacer con el fiscal general sería genial", dijo aludiendo al fiscal general de EEUU, William Barr.

    Unas palabras que ahora se traducen en este anuncio de la demócrata y presidenta de la Cámara de Representantes de EEUU, Nancy Pelosi, de activar un juicio político o impeachment contra el presidente, Donald Trump.

    El profesor Orella opina que el impeachment no tendrá éxito "porque no hay cuestiones que falten a la ley".

    El analista profundiza. "Por lo tanto, esto más bien es la gran sonoridad y el gran hecho que significa el impeachment, [es decir], que puede traer la cabeza de un presidente en bandeja de plata. Pero más bien es el intentar disparar con grandes balas de fogueo y calentar la campaña electoral para evitar manchar la candidatura más fuerte del Partido Demócrata con las manchas de la corrupción".

    El profesor se pone en el lugar de los demócratas, quienes al iniciar este juicio político contra Trump podrían estar razonando: "'Vamos a intentar reducirle esas agresividades y meterle miedo para que no prosiga por allí'".

    No obstante, matiza que hay que considerar que el nuevo presidente de Ucrania ganó las elecciones precisamente con un discurso de 'limpieza' debido a las altas corrupciones que habían marcado a todas las Administraciones ucranianas anteriores.

    "La Administración ucraniana actual va a colaborar [con Trump] porque ellos han ganado las elecciones haciendo un mensaje sobre limpieza [lucha contra la corrupción], así que Trump en efecto tiene las cartas ganadoras en ese aspecto a la hora de decir […] 'veamos si hay corrupción o no'", concluye el Dr. José Luis Orella.

    Etiquetas:
    juicio político, corrupción, Nancy Pelosi, Ucrania, Volodímir Zelenski, impeachment, Donald Trump, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik