Widgets Magazine
En directo
    Qué pasa

    ¿Quiere EEUU una 'barra libre' de misiles nucleares?

    Qué pasa
    URL corto
    Javier Benítez
    EEUU amenaza con abandonar el Tratado INF (113)
    1120

    El asesor de Defensa Nacional de EEUU, John Bolton, confirmó que este viernes 2 de agosto su país completa su retirada del tratado INF de misiles de alcance medio y corto iniciada en febrero pasado. Una decisión tomada de forma unilateral por el presidente, Donald Trump, a la que justificó responsabilizando a Rusia por tener que hacerlo.

    El marco lo pedía: la 41ª Conferencia Anual Nacional de Estudiantes Conservadores. Y Bolton no defraudó en su intervención. Su anuncio se pareció mucho a un tráiler de la película Titanic: todos ya conocíamos su final antes de ir a verla. "Este viernes marcaremos el final oficial del tratado INF, cuando Estados Unidos se retire".

    El analista internacional Juan Aguilar enmarca esta situación en el contexto de la actual Administración estadounidense. "La política exterior [de EEUU] prácticamente se ha dejado en manos de los neocons, que establecen quiénes son sus enemigos y en una estrategia elaborada de tener las manos libres para hacer cualquier cosa".

    Para el experto, la perspectiva de EEUU en este contexto sería: "Si yo renuncio al tratado INF puedo instalar misiles de corto y medio alcance en Europa sin incumplir el tratado".

    La medida se concreta tras las continuas acusaciones que EEUU lanzó contra Rusia de no cumplir con el acuerdo. Un extremo que Moscú, no sólo ha negado, sino que además ha acusado a Washington de incumplir dichos acuerdos al instalar en Europa lanzadoras antimisiles Aegis Ashore que pueden emplearse para disparar misiles crucero y realizar otros lanzamientos balísticos prohibidos en el acuerdo.

    "Como nos toman a todos por tontos", ironiza Aguilar, quieren aparentar "que el sistema antimisiles es inofensivo e inocuo". Estos sistemas "son unas lanzadoras de misiles: yo puedo quitar el misil interceptor de otros misiles, y poner lo que a mí me dé la gana, y por lo tanto se convierte en lanzadoras de misiles de alcance corto e intermedio instalados en Polonia y Rumanía".

    Pero no sólo a Rusia apunta EEUU, también a China, a la que quiere incluir en un supuesto nuevo tratado. Así, este lunes, en vísperas del anuncio de Washington, desde Japón le hicieron el juego: su ministro de Relaciones Exteriores, Taro Kono, pidió una nueva estructura que incluya a EEUU, Rusia, China, Reino Unido y Francia en caso de la abolición del tratado INF.

    Unas palabras que conocieron su devolución desde Pekín. La portavoz del Ministerio de Exteriores, Hua Chunying, le dio un toque de atención: "Si la parte japonesa está realmente preocupada por los asuntos de seguridad, primero debe comunicar a EEUU, que tomar pasos unilaterales [para salir del Tratado INF] es inadmisible". Y de postre, le dejó una sentencia. "De ninguna manera China estará de acuerdo en hacer multilateral el tratado INF".

    En su sempiterno estado de victimismo de nunca haber roto un plato, aquel 1 de febrero pasado, 'Rompeacuerdos' Trump lanzó su fake news en formato de comunicado oficial: "Durante demasiado tiempo, Rusia ha violado el tratado INF con impunidad, desarrollando de forma encubierta y desplegando un sistema de misiles prohibidos que representa una amenaza directa para nuestros aliados y tropas en el extranjero".

    ​Entonces, su secretario de Estado, Mike Pompeo, fungió de muleta de apoyo a esta decisión con un ultimátum marca de la casa: "Rusia tiene 6 meses para salvar el tratado INF", disparó el funcionario.

    Aguilar explica que esta situación de los sistemas de defensa que EEUU instaló en Europa, claramente ha llevado al engaño a los países europeos, porque es allí donde se va a establecer todo el sistema antimisiles –en Rumanía, en Polonia, y en la base de Rota en España–, que teóricamente era una cuestión defensiva para interceptar misiles agresivos que vinieran desde el Este.

    "Pero si se suspende el INF, ¿quién va a controlar que en esas lanzadoras, en Rumanía, en Polonia, o en la base de Rota, no se instalen otro tipo de misiles de una naturaleza totalmente distinta?", se pregunta el analista.

    "¿Son conscientes los rumanos y los polacos de esa situación? Me temo que no, porque les han vendido, como nos han vendido a todos, que esto era un sistema defensivo, originariamente contra los misiles iraníes, que ya tiene chiste la cosa: que coloques en Polonia todo un sistema de antimisiles para defenderte de los misiles de Irán. ¿No los podrían haber colocado en Israel o en Arabia Saudí, por ejemplo, que son amigos de toda la vida? Sería lo más lógico, que los tienes ahí enfrente, ahí ya puedes interceptar tus misiles. No, te vas a Polonia. ¿Nos están tomando el pelo a todos? Pues sí", concluye Juan Aguilar

    EEUU y la historia de siempre

    El mismo Pompeo había abonado su novela de ciencia ficción casi dos meses antes, el 4 de diciembre de 2018. Un anuncio que seguía la estela de la semillita que el inquilino de la Casa Blanca había sembrado en octubre, casi dos meses antes.

    "EEUU declara hoy [4 de diciembre] que ha comprobado el incumplimiento sustancial de Rusia de sus obligaciones emanadas del tratado y que suspenderá sus obligaciones en 60 días como un remedio efectivo a menos que Rusia regrese a un cumplimiento total y verificable", dijo entonces. Con estas palabras se refería al misil ruso 9M729.

    Entonces Rusia dio un paso al frente para que todos comprobaran la falsedad de esas acusaciones: el Ministerio ruso de Defensa invitó a los agregados militares extranjeros a la presentación del misil 9М729 Iskander-M para demostrar que no violaba el tratado INF en el que estaban comprendidos los misiles con un alcance de entre 500 y 5.000 kilómetros. El alcance del misil ruso 9М729 es de 480 kilómetros.

    ​Y demostrando que la verdad puede lastimar, los agregados militares de EEUU, Reino Unido, Francia y Alemania, así como representantes de la UE y la misión de la OTAN en Rusia no acudieron a dicha presentación aquel 23 de enero, 8 días antes del anuncio de la Administración Trump.

    Aguilar incide en que el desarrollo tecnológico está dejando obsoletos a estos tratados, y señala que lo lógico, que además debería ser una misión de Naciones Unidas, sería llevar adelante conversaciones para elaborar tratados más acordes con la realidad actual.

    "Pero esa no es la intención de EEUU que es quien busca el beneficio táctico en estas cosas. Ni Rusia ni China tienen bases militares con misiles con la posibilidad de llevar cabezas nucleares a una corta distancia de EEUU, ni a ningún país, porque no están en esas, porque efectivamente sí que llevan una política claramente defensiva", observa Juan Aguilar.

    Tema:
    EEUU amenaza con abandonar el Tratado INF (113)
    Etiquetas:
    Rusia, John Bolton, EEUU, Tratado INF
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik