En directo
    Política
    URL corto
    0 30
    Síguenos en

    PEKÍN (Sputnik) — China reafirmó su rechazo a una versión multilateral del Tratado INF, el acuerdo ruso-estadounidense de misiles de alcance medio y más corto.

    "Sobre un Tratado INF multilateral, ya hemos dicho que se trata de un acuerdo entre dos partes, Rusia y Estados Unidos. Si fuese multilateral, afectaría un abanico de complicadas cuestiones políticas, militares y legales. China se opone a ello", declaró en una rueda de prensa la portavoz de la Cancillería, Hua Chunying.

    Además, la portavoz aseguró que EEUU se retira del Tratado INF para poder evadir esas restricciones, pero intenta echarle la culpa de todo a China.

    "La verdadera razón por la que EEUU sale del INF es para quitarse de encima las restricciones y acusar a China de ser la causa de ello, resulta infundado e inaceptable para la parte china", dijo la diplomática.

    En ese sentido los llamados de Washington a que Pekin "se una a las negociaciones y a un acuerdo" con Moscú son para ella también un intento de hacer pagar la culpa a terceros.

    Según la representante de la Cancillería China, su país vota por la prohibición y eliminación total de las armas nucleares, pero sin que ese desarme afecte los intereses nacionales.

    La diplomática resaltó que precisamente EEUU es el país que cuenta con el mayor arsenal de armas nucleares y por eso debe tener la responsabilidad más alta en las cuestiones de desarme.

    "Sobre la base del acuerdo existente, EEUU debe reducir significativamente su potencial nuclear, creando condiciones para que otros países participen en las negociaciones, y no traspasar la responsabilidad a los demás", subrayó.

    El ministro de Exteriores de Japón, Taro Kono, se pronunció la víspera por crear en sustitución del Tratado INF una nueva estructura que abarque a todas las potencias nucleares: China, EEUU, Francia, el Reino Unido y Rusia.

    A principios de febrero pasado, EEUU suspendió sus obligaciones en el marco del Tratado INF, suscrito en 1987 con la entonces Unión Soviética para prohibir los misiles balísticos y de crucero con alcance de entre 500 y 5.500 kilómetros, y planea abandonar el acuerdo en agosto próximo.

    También Rusia suspendió su compromiso con el acuerdo, dejando claro al mismo tiempo que no desea implicarse en la carrera armamentista, mantiene sus propuestas de desarme y esperará a que EEUU esté listo para entablar las conversaciones correspondientes.

    EEUU y Rusia se habían acusado previamente de desarrollar misiles que infringen el Tratado INF. Moscú siempre sostuvo que cumple a rajatabla el acuerdo y que su nuevo misil 9M729, contrario al acuerdo según Washington, nunca se lanzó fuera del alcance especificado.

    Etiquetas:
    política exterior, defensa, Tratado INF, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook