En directo
    Qué pasa

    Trump y su discurso del Mal Estado de la Unión

    Qué pasa
    URL corto
    Javier Benítez
    0 70

    Tratado INF, guerra comercial con China, conflictos en Medio Oriente, Corea del Norte, o la inmigración, fueron algunos de los temas a los que se refirió el presidente de EEUU, Donald Trump, en el tradicional discurso anual del Estado de la Unión. En su ponencia, el inquilino de la Casa Blanca volvió a exhibir el músculo que lo llevó al poder.

    Trump desnudó en qué estado está la Unión que preside desde hace dos años. Y no es el mejor, ni el más recomendable. Su mensaje dejó ver el estado de descomposición que está sufriendo en todas sus líneas. Así, su rendición de cuentas y presentación de ideas, que es de lo que va este discurso tradicional del Estado de la Unión, no hizo más que mostrar que el poder no está en sus manos. Así lo entiende el analista político Mariano Ciafardini.

    Donald Trump, presidente de EEUU
    © REUTERS / Carlos Barria
    Ha dejado un puñado de frases el jefe de este Estado norteamericano. Unas cuántas de ellas hablan de puntos álgidos en pleno estado de ebullición. En este sentido, al referirse a la decisión de bajar a su país del tratado INF de Misiles de Medio y Corto Alcance, Trump manifestó: "Tal vez podamos negociar un acuerdo diferente, que incluya a China y otros, o tal vez no. En ese caso, superaremos en gasto e innovación a todos los demás".

    Su frase no permaneció indiferente a oídos de las autoridades rusas. El presidente del Comité del Senado para Asuntos Internacionales, Konstantín Kosachóv, le hizo la devolución. Señaló que las palabras de Trump se parecen más a algo virtual, ya que son los propios estadounidenses quienes violan el acuerdo, y sin embargo exigen que otras potencias nucleares estén subordinadas a sus planes de garantizar su propia superioridad militar. "Es evidente para Rusia, y estoy seguro que también para China", zanjó Kosachóv.

    Más información: Tratado INF: "Trump ha sido completamente sometido"

    En este sentido, Ciafardini expone que es evidente que para armar un acuerdo mayor sobre armas estratégicas, no era necesario salir del INF, que pese a ser precario, era la última garantía que había en relación a un posible enfrentamiento entre Rusia y EEUU a través del territorio de Europa.

    "Estas declaraciones [de Trump] son tan poco diplomáticas, y estos hechos tan contradictorios y tienen tan poco que ver con una antigua estrategia diplomática militar mucho más coherente que tenía EEUU. Esto parece un reflejo de que Trump no está gobernando EEUU. Hay un Estado profundo, un encuentro de grupos poderosos y lo que hace Trump es moverse como puede en el medio de estas tensiones y de estos impulsos", observa el analista.

    También los misiles de Trump hechos de palabras y con lanzadera en el Congreso, tenían al gigante asiático como objetivo: "Estamos dejando en claro a China que después de años de menoscabar nuestras industrias y de robar nuestra propiedad intelectual, el robo de empleos y de riquezas estadounidenses ha llegado a su fin".

    Al respecto, Ciafardini asevera que China ya ha ganado la batalla de la inteligencia artificial y explica que no ha robado nada. "Lo que ha pasado es que China, como condición para permitir que miles de empresas de alta tecnología se instalaran allí por conveniencia, les impuso la condición de que tenía que haber transferencia de tecnología. Es decir, fue una transferencia legal a partir de convenios hechos, que cualquier país serio los haría". 

    En otra de sus frases, Trump aludió a lo que él mismo denominó en la campaña que lo llevaría al Despacho Oval, 'aventuras guerreristas'. Volvió a incidir en la cuestión al indicar que "Las grandes naciones no libran guerras interminables. […] Es la hora de dar a nuestros valientes guerreros en Siria una cálida bienvenida a casa".

    En este sentido, volvió a quedar demostrado que una cosa es lo que él quiere hacer, y otra cosa, es lo que se hace. Y es que las Fuerzas Armadas de EEUU trasladaron unos 150 camiones con vehículos blindados y generadores de energía desde Irak hacia el noreste de Siria. Según la agencia turca Anadolu, que cita fuentes locales, la noche del 4 de febrero los camiones pasaron por el puesto de control de Simelka en la frontera entre Irak y Siria, y el 5 de febrero –día que Trump pronunció este discurso del Estado de la Unión– llegaron a los centros logísticos de EEUU en los distritos sirios de Jarab Ishk y Sirrin, que están bajo el control de formaciones estadounidenses y kurdas.

    "El Gobierno de Trump es una incongruencia tras otra. […]. Por otro lado hay mandos militares sin obedecer, se mueven autónomamente. Hay una gran debilidad de Trump como presidente de EEUU. De hecho está claro que hay una persecución por parte de la Fiscalía para hacerle un impeachment, que comenzó desde el primer día que asumió [la presidencia]".

    También Trump se hizo tiempo y lugar en su pregón para echarse flores encima: "Si yo no hubiera sido elegido presidente de EEUU estaríamos ahora mismo, en mi opinión, en una gran guerra con Corea del Norte", sentenció.

    En este punto, Ciafardini se muestra de acuerdo con el jefe de Estado norteamericano.

    "Yo creo que es cierto, porque los planes de Hillary Clinton, digamos de la alternativa, responde a una estrategia globalista en otro sentido, no tan centrada en la economía norteamericana en sí, sino al desarrollo de centros financieros mundiales. A ese tipo de estrategias, le corresponde una estrategia militar de desestabilización y conflictos en distintas partes del globo", concluye Mariano Ciafardini.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    discurso, Tratado INF, Donald Trump, Rusia, China, EEUU