Widgets Magazine
23:42 GMT +322 Septiembre 2019
En directo
    Qué pasa

    Tillerson: ¿entre alucinaciones y fantasías?

    Qué pasa
    URL corto
    Por
    0 70
    Síguenos en

    El secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, se agenció a presuntos avistamientos de trozos de misiles norcoreanos por parte de pasajeros de un vuelo San Francisco-Hong Kong. Avistamientos al mejor estilo de la serie "Expedientes X", si consideramos que un avión comercial se desplaza a una velocidad crucero de unos mil kilómetros por hora.

    Aunque la temporada de setas ya había acabado en Vancouver Island, el jefe de la diplomacia estadounidense se animó con una declaración cuyo contenido se acerca  más a los fenómenos paranormales, que a la realidad. Fue en el marco de la reunión orquestada por EEUU y Canadá que convocó en Vancouver a ministros de Relaciones Exteriores de veinte países, y cuya finalidad era consensuar más sanciones contra Corea del Norte por su carrera en las armas nucleares.

    "El 28 de noviembre, los pasajeros de un avión que volaba desde San Francisco a Hong Kong vieron en el cielo los fragmentos de un misil balístico intercontinental lanzado por Corea del Norte", fue la afirmación de Tillerson en su discurso transmitido por el Departamento de Estado de EEUU.

    El periodista y analista internacional Juan Aguilar, desmonta las afirmaciones de Tillerson.

    "Muchas veces uno piensa si los dirigentes norteamericanos cuando hacen este tipo de declaraciones es que nos toman a todos por imbéciles. Cualquiera sabe que un pasajero en un avión, en el caso de que fuera capaz de ver un trozo metálico pasando cerca del avión, identificar eso como parte de un misil norcoreano, es digno de película de serie B de muy bajo presupuesto. Es una tontería".

    Aguilar argumenta su observación.

    "Porque es imposible. No se puede identificar nada de eso. Seguramente a la velocidad que vaya tal fragmento, sumada a la del avión, haría imposible cualquier identificación de nada".

    En lo que fue una demostración de la fuerza que tiene la resaca de la Guerra Fría que domina a Occidente, y que no es más que un disfraz que enmascara otros objetivos, la reunión celebrada en Vancouver convocó a países que participaron en la coalición durante la guerra de Corea de 1950-1953, según criticó el ministro chino de Asuntos Exteriores, Wang Yi.

    En este sentido, Yi afirmó que este es el momento de la verdad para definir quién ayuda a buscar una solución del problema nuclear en la península de Corea y quién, por el contrario, pone obstáculos al proceso y atiza las tensiones.

    Además: ¿Cómo cambiaría la política de EEUU si mejoran las relaciones entre Pyongyang y Seúl?

    Al mismo tiempo, incidió en que la experiencia muestra que "cada vez que en la península de Corea comienzan a bajar las tensiones, siempre aparecen interferencias e incluso hay quienes buscan poner obstáculos de modo premeditado".

    Y es en este contexto de la actual rebaja de las tensiones entre las dos Coreas, es que EEUU y Canadá montan su tinglado en Vancouver para acordar más sanciones contra Pyongyang.

    Para el portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Lu Kang, las cosas son muy claras: el problema de la península coreana debe ser resuelto en el marco de los diálogos a seis bandas, y debería involucrar a China, Corea del Norte, Corea del Sur, EEUU, Japón y Rusia, y el Consejo de Seguridad de la ONU.

    Rusia también exteriorizó su rechazo a esta reunión, a la que junto con China, no fue invitada, y en la que Tillerson y compañía amenazaron a Corea del Norte con medidas militares, además de  un nuevo paquete de sanciones unilaterales, y que no son aprobadas por Naciones Unidas, que tampoco tuvo presencia en dicho encuentro.

    Lea más: China ve ilegítimo el encuentro en Vancouver sobre Corea del Norte

    Respecto a esta reunión, Juan Aguilar observa que "estamos viendo un residuo, una especie de eco que viene del fondo de la Guerra Fría y que se mantiene".

    En consonancia con los conceptos vertidos por el jefe de la diplomacia china, Aguilar manifiesta que "parece increíble que en un momento en que ha bajado la tensión, donde no ha habido más pruebas de misiles ni de armas de ningún tipo, donde incluso hay conversaciones entre dirigentes de ambas Coreas, donde se va a mandar una delegación norcoreana a participar en las Olimpíadas en Corea del Sur, todo esto que de alguna forma viene a expresar un escenario de menor tensión, de mayor acercamiento, de la posibilidad de hablar, aparece una reunión en Vancouver convocada por EEUU y un país títere que es Canadá".

    El analista se pregunta "qué pinta Canadá", en un conflicto que afecta fundamentalmente al Este del Pacífico.

    "Ahí está Canadá, como siempre, ni una mala palabra, ni una buena acción", concluye Juan Aguilar.

    Además:

    Canadá amenaza a Corea del Norte con nuevas sanciones
    Tillerson: implementación de sanciones contra Corea del Norte casi no requiere medidas militares
    "Rusia y EEUU tienen el objetivo común de contener las ambiciones nucleares de Corea del Norte"
    Corea del Sur restablece la línea directa con los militares del Norte
    EEUU desplegará más recursos estratégicos en Corea del Sur para presionar a Pyongyang
    Etiquetas:
    problema nuclear, misiles balísticos, Rex Tillerson, Vancouver, Corea del Sur, Corea del Norte, Canadá, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik