16:59 GMT +306 Diciembre 2019
En directo
    Al contado

    Fed y BCE: ¿la timba de la economía global?

    Al contado
    URL corto
    Por
    0 60
    Síguenos en

    Tras segunda bajada de tipos por parte de la Reserva Federal [Fed] de EEUU, le siguió el inicio de la aplicación de la expansión cuantitativa [QE] de forma solapada. Una medida que ya tomó el Banco Central Europeo [BCE] en agosto en la que fue la última medida de Mario Draghi antes de decir adiós a su sillón como presidente de la institución.

    Jerome Powell a contracorazón

    Huelga recordar las veces que el presidente de la Fed repitió que no bajaría las tasas de interés mientras los latigazos tuiteros de Trump le zumbaban detrás de la oreja como si fueran enjambres de abejas enfurecidas. A cada exigencia del inquilino de la Casa Blanca, solía seguirle una suba de tipos por parte de Powell. Pero pese a haber pasado sólo unos cuántos meses, esos tiempos parecen mucho más lejanos.

    En su versión de 'no es lo que parece', Powell justificó a la primera bajada hace apenas dos meses desde que se inició la crisis en 2008, como un ajuste técnico a mitad del ciclo, mientras que en esta segunda de septiembre se animó a afirmar que "No vemos que esto tenga grandes implicaciones en nuestra capacidad para controlar los tipos". 

    Pero antes de esta segunda bajada, ocurrió algo que volvió a encender a Trump. En agosto, el saliente presidente del BCE, Mario Draghi, anunció medidas de estímulo en medio de este mar de fondo en que está situada la economía mundial. "Jay Powell y la Reserva Federal vuelven a fallar. ¡Sin agallas, sin sentido, sin visión! ¡Un comunicador terrible!", estalló el inquilino de la Casa Blanca en su cuenta de Twitter.

    Esta situación de falta de liquidez en las instituciones financieras está creando un alto grado de nerviosismo, señala el director de la Consultora Ekai Center, Adrián Zelaia. Añade que el sobreendeudamiento es uno de los problemas estructurales que está detrás de este tipo de problemas financieros a corto plazo.

    "Las economías de Europa y EEUU han estado creciendo, no en base a un incremento natural de inversión, sino a niveles de endeudamiento que se han ido incrementando de forma continuada durante aproximadamente [las últimas] cuatro décadas. Esta fue la razón clave en último término —junto a la especulación financiera— del estallido de la crisis de 2008, y son problemas estructurales que no se han corregido", explica.

    El analista incide en que cualquier situación de recesión, de desactivación económica, puede hacer estallar el sistema otra vez, y por eso estas crisis —en este caso de liquidez— crean un gran nerviosismo en todos los agentes económicos y políticos.

    EEUU y Europa vuelven a apostar por la expansión cuantitativa

    La explicación de la aplicación de esta medida en el país norteamericano es tan sencilla como terrenal. Cuando el Departamento del Tesoro de EEUU necesita liquidez para pagar sus facturas en apartados como la seguridad social o la sanidad, procede a vender bonos del tesoro. Entonces, los bancos usan sus excesos de reservas para comprarlos. Así es como el Estado drena la liquidez del sistema bancario y se queda con los dólares que necesita para que el país continúe funcionando.

    Y en estas últimas semanas la economía de EEUU se tropezó con muchos bonos que vender, y poco cash de los bancos para comprar: la demanda por parte de los bancos superó la oferta. Las entidades pidió 91.000 millones de dólares este 24 de septiembre y la Fed sólo está ofertando 75.000 millones a cambio de bonos del Tesoro.

    En este sentido, analistas opinan que el Comité Federal de Mercado Abierto [FOMC] anunciará nuevas compras netas de activos en la reunión de octubre. La Fed anunciaría compras mensuales por valor de 25.000 millones de dólares para aumentar el exceso de reservas en 300.000 o 500.000 millones de dólares.

    Mientras tanto, del otro lado del Atlántico el BCE endureció la tasa que cobra a los bancos hasta el -0,5% por tener el dinero aparcado por un lado, y simultáneamente por otro lado, avisó de la vuelta del programa de compras netas de bonos por un monto mensual de 20.000 millones de euros a partir del 1 de noviembre.

    En este sentido, Zelaia admite que aparentemente EEUU y Europa van a transitar una senda parecida para resolver sus problemas económicos.

    "Cuando los bancos centrales entregan dinero extra o más barato a los bancos, esto está hecho, no de forma casual, sino para que las personas físicas, las familias y las empresas se endeuden más, entendiendo que esto dinamiza la economía", afirma el analista.

    El experto señala que efectivamente, dependiendo de cómo se gestione, con esta inyección de dinero se puede dinamizar la economía a corto plazo, pero no resuelve por sí mismo sus problemas.

    "Tal como se gestiona [la expansión cuantitativa] se ha convertido en la pastilla permanente para solucionarlo absolutamente todo, y esto lo único que está haciendo es que los problemas estructurales de Occidente se vayan acumulando en el tiempo", concluye Adrián Zelaia.

    Etiquetas:
    crisis, Departamento del Tesoro de EEUU, Reserva Federal de EEUU, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik