En directo

    EEUU vs UE: ¿aspiradora vs jeringuilla?

    Al contado
    URL corto
    Por
    0 80
    Síguenos en

    Mientras EEUU se reafirma en su política de absorber divisas mediante las actuales políticas de la Reserva Federal, el BCE continúa con su 'dopaje de Estado' al proseguir inyectando liquidez en Europa. Lo primero, se constató en el discurso germinal de Jerome Powell como presidente de la FED, quien dejó caer un acelerón en la subida de tipos.

    A Powell se le vio venir de lejos. Su pasado lo 'condenaba'. Así, en su primer discurso como presidente de la FED, Jerome Powell presentó a la Cámara Baja del Congreso el informe bianual de política monetaria en el que defendió seguir a pies juntillas la política de su antecesora, Janet Yellen. 

    Dicho de otra forma, mantiene en agenda la suba de tipos de manera gradual para evitar el sobrecalentamiento de la economía, mientras se cumplen los objetivos de empleo e inflación que persiguen los miembros del Comité de Mercado Abierto de la Fed (FOMC). 

    El economista argentino Luis Palma Cané, saca de que "de Yellen para acá en estos dos últimos meses, los marcadores macroeconómicos han ido mejorando, incluso hay un poco más de presión inflacionaria por una situación de pleno empleo y un aumento de los salarios del 2,9% anual, de enero (de 2017) a enero (de 2018)".

    Además: FED: ¿intenta que el mundo financie las aventuras de EEUU?

    "Pero a pesar de eso, y que el discurso fue muy optimista en cuanto a la evolución económica, menciona explícitamente que a pesar de que la situación económica mejoraba, y de que hay cierta presión inflacionaria, por ahora no se justifica cambiar el esquema de política monetaria gradual y preanunciada", observa el analista.

    Quiso el destino (¿quiso el destino?), que en paralelo al discurso de Powell, su más que posible futuro par del otro lado del Atlántico – quien suplantaría al italiano Mario Draghi al frente del Banco Central Europeo —, y actual presidente del Bundesbank, el alemán Jens Weidman, disparara con silenciador contra 'Súper Mario', con quien no comulga para nada con el mantenimiento del dopaje en la economía europea.

    Quizá por saberse el heredero del testigo de Draghi, es que al presentar las cuentas anuales de la institución que dirige, levantó el pie del acelerador en su tono beligerante respecto a un tema que toca su sensibilidad, y maquilló su pregón: insistió de forma más conciliadora en su mantra de poner fin al programa de compra de activos, es decir, ir reduciendo de manera gradual los estímulos del BCE.

    Lea más: Economía estadounidense: "los números son contradictorios"

    Al respecto, Palma Cané indica que "el escenario está abierto. Hoy por hoy la política monetaria de EEUU se contrapone a la de Europa en el sentido de que está subiendo la tasa y absorbiendo dinero, mientras que Europa está manteniendo la tasa en valor negativo y sigue inyectando dinero. Por eso, si uno toma estos dos escenarios, lo más probable es que en el mediano plazo, 'contrario sensu' de lo que está pasando ahora, el euro pierda valor respecto al dólar".

    "No creo que Draghi, salvo algún cambio drástico, modifique en el corto plazo su política monetaria, que al dejar la tasa baja y seguir inyectando dinero contra EEUU — que sube la tasa y lo absorbe —, lo que está buscando es una baja del euro con respecto al dólar para hacerlo más competitivo", concluye Luis Palma Cané.

    Además:

    ¿Al borde del caos? Cuando las acciones en EEUU se inflan como el bitcóin
    ¿Se avecina una tormenta? El terremoto en Wall Street provoca una drástica caída de los mercados
    'Billete de ida': ¿por qué los italianos abandonan su país?
    Draghi: la eurozona debe prepararse para las nuevas relaciones con Reino Unido
    Etiquetas:
    Reserva Federal de EEUU, Jerome Powell, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook