00:36 GMT +323 Octubre 2018
En directo
    Soldados israelíes

    Israel, cuesta abajo y sin frenos hacia una guerra con Irán en Siria

    © Sputnik / Servicio de prensa de las Fuerzas Armadas de Israel
    Prensa
    URL corto
    Vzglyad
    251623

    La confrontación esporádica de Tel Aviv con Teherán amenaza con convertirse en un conflicto abierto y a gran escala, subraya el análisis de la periodista Anna Poliakova.

    Entre las señales que apuntan hacia semejante tendencia, Poliakova distingue los últimos acontecimientos que han tenido lugar en el territorio de Siria: la interceptación de un dron iraní por parte de Israel; el ataque de respuesta contra una base en Siria donde, supuestamente, estaban desplegadas instalaciones militares de Irán; y la destrucción de un caza israelí F-16.

    "Mientras la guerra civil se libraba en Siria, Israel se sentía relativamente seguro. Las autoridades israelíes trazaron líneas rojas asociadas a distintas amenazas para la seguridad nacional que sus adversarios no tenían que atravesar en ningún caso", recalca Poliakova en su artículo para el periódico ruso Vzglyad

    Tel Aviv consideraba amenazas los ataques perpetrados desde el territorio de Siria y los suministros de armas estratégicas a Hizbulá. El Gobierno israelí reaccionó a todos estos desafíos con ataques precisos de su aviación. 

    Mientras tanto, el conflicto multilateral en Siria y el fortalecimiento de Daesh —grupo terrorista proscrito en Rusia y otros países— dieron una gran oportunidad a Irán, el principal enemigo de Israel, de incrementar su influencia en Oriente Medio. 

    "El mantenimiento del Gobierno sirio fue una tarea principal para el país persa, por lo que, a lo largo de la guerra en Siria, Teherán actuaba en calidad de patrón financiero y militar del presidente Bashar Asad, aunque no lo reconocía oficialmente", escribe la columnista. 

    Los iraníes lograron consolidar sus posiciones en Siria. Los grupos chiíes que luchan a favor de las fuerzas gubernamentales sirias han sido las principales fuentes de apoyo de Irán. Entre otros pilares, la autora del artículo también destaca a los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica, los chiíes de Irak, la Fuerza de Defensa Nacional, Hizbulá, las unidades de chiíes afganas Fatemiyoun y las unidades de chiíes paquistaníes Zainebiyoun.

    Lea más: Israel: Irán invirtió en Siria $35.000 millones

    Anna Poliakova opina que Irán levanta sus bases militares para consolidar sus posiciones en Siria. Teherán controla bastantes fuerzas militares que deben tener su base en algún lugar en este país árabe. 

    "Los israelíes no han planeado convertirse en meros testigos sin iniciativas contra el fortalecimiento de sus adversarios. De eso advertían sus autoridades de forma verbal antes de pasar a perpetrar ataques reales", enfatiza la autora.

    De esta manera, a comienzos de diciembre, las Fuerzas de Defensa de Israel asestaron ataques precisos con misiles tierra-tierra contra una instalación situada cerca de la ciudad siria de Al Kiswa, en la zona rural de Damasco. Según los datos de la inteligencia de Israel, se trata de una base iraní ubicada a tan solo unos 50 kilómetros de los Altos del Golán, controlados por los israelíes. 

    En febrero de este año, Israel atacó una base iraní que, según un representante de las Fuerzas de Defensa del país hebreo, se encontraba cerca de Palmira.

    "Por su parte, Teherán sigue guardando silencio mientras que Rusia declara que no tiene ninguna información sobre la base de Irán en las inmediaciones de Palmira. No obstante, las autoridades del país hebreo están completamente seguras de que hay una base, a la vez que tienen la certeza de que Irán emprende pasos para crear plantas especializadas en la producción de misiles de alta precisión en Siria y el Líbano", recalca Poliakova.

    El 7 de septiembre de 2017, las Fuerzas Aéreas de Israel bombardearon una empresa perteneciente al Centro Científico Investigativo de Siria que, con ayuda de los especialistas iraníes, producía armas en los suburbios de Masyaf.

    Le podría interesar: ¿Israel vs Siria? La 'guerra fría' que cada vez está más caliente

    "Israel ve en el fortalecimiento de Irán una amenaza que, según las declaraciones de las autoridades del país hebreo, supera la amenaza proveniente de Daesh. Con todo eso, el grupo terrorista se debilita y se retira, mientras que Irán aprovecha la situación y llena el vacío. En caso de una confrontación abierta con Irán, no solo los grupos chiíes en Siria y Hizbulá en el Líbano se pondrán del lado de Teherán, sino también la organización palestina Hamás. Irán forma parte del grupo de los ganadores evidentes del juego sirio en cuanto al crecimiento de la influencia", asevera Poliakova.

    Según la periodista, el país persa incrementó su influencia no solo en Siria sino también en la región entera, y en particular en tales países como Irak y el Líbano. Los datos obtenidos por la inteligencia israelí aseguran que Teherán trata de controlar un corredor que le llevará al mar Mediterráneo y facilitará el acceso a la población chií de los países del golfo Pérsico. 

    Con todo eso, en los círculos políticos de Israel ponen en duda que su principal aliado, Washington, siga el principio 'América ante todo', que fue proclamado por Donald Trump. Es decir, los israelíes temen que el país norteamericano limite su presencia en Siria. Sin embargo, por ahora no hay motivos para la preocupación, prosigue el análisis.

    "Los estadounidenses utilizan una dura retórica en relación a Teherán, defienden el derecho de Israel a la autodefensa, califican a Irán como su principal amenaza y aplican una política proisraelí, lo que puede confirmarse por el gesto generoso que Donald Trump hizo al reconocer Jerusalén como capital de Israel", escribe la autora del artículo. 

    De acuerdo con Poliakova, otro actor influyente en Oriente Medio es Rusia, que trata de equilibrar el peso entre Israel e Irán.

    "No obstante, Rusia mantiene relaciones más estrechas con Teherán. Fue el país persa quien brindó su apoyo al Kremlin en los periodos más difíciles para Moscú cuando Occidente había tratado de presionarla. Moscú necesita a Teherán en Siria, dado que su alianza con Turquía muestra un nuevo centro de fuerza y simboliza el fin de la absoluta influencia de EEUU y sus aliados en Oriente Medio", enfatizó la periodista.

    Lea también: "Ahora nada se decide en Oriente Medio sin Moscú"

    Poliakova considera que Tel Aviv continuará su resistencia y no cerrará los ojos bajo ningún pretexto ante el fortalecimiento de Irán.

    "Tarde o temprano, dos rivales colisionarán y será imposible evitar una confrontación sin injerencia diplomática. Prácticamente, la posible guerra entre Irán e Israel en el territorio de Siria cambiará el equilibrio de fuerzas, de tal manera que no será ventajosa ni para Damasco ni para Moscú, que apuesta por el proceso de regulación política", concluyó la autora del artículo.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Vídeo: el piloto israelí se eyecta del F-16 que se estrelló en el norte del país
    ¿Cuál es el papel de Israel en el conflicto sirio?
    Etiquetas:
    guerra, Siria, Irán, Israel