En directo
    Una de las plataforma de perforación de gas de Gazprom

    Noruega lanza un nuevo desafío a Gazprom en Europa

    © Sputnik / Alexey Filippov
    Prensa
    URL corto
    Expert
    0 231

    La empresa estatal rusa Gazprom considera a la compañía noruega Gassco uno de sus principales rivales en el mercado energético europeo.

    En 2017 Noruega suministró al mercado europeo 4,1 billones de metros cúbicos de gas, lo que permitió al país escandinavo hacerse con la tercera parte del mercado europeo, reza el comunicado publicado por el operador gasista noruego Gassco

    Ese mismo año, Noruega batió el record de suministros de gas al continente y al Reino Unido en comparación con años anteriores. El volumen de 'combustible azul' suministrado por Noruega se incrementó en un 8% en comparación con el 2016. 

    "Estas cifras confirman el papel clave que el gas [de producción noruega] desempeña en el mercado energético de Europa", reza el comunicado publicado por el director general del Gassco, Frode Leversund, y citado por la revista rusa Expert. Esto da mucho que hablar a los expertos noruegos en la esfera energética, que reflexionan sobre la posible independencia energética de Europa del gas ruso.

    Actualmente la economía del Viejo Continente está apostando por las energías verdes en contraposición al carbón como fuente principal de energía. Esa apuesta incluye combustibles más limpios como el gas. Esta es la razón por la que el 'combustible azul' es extremadamente necesario para la economía europea.  

    Tuberías de gas
    © AP Photo / Sergei Chuzavkov
    A pesar de los ambiciosos planes de Gassco y de registrar este record no se puede hablar de que esta empresa pueda ser capaz de reemplazar los suministros de Gazprom —que ocupa el 40% del mercado europeo—, escribe el periodista Serguéi Manukov, en un artículo para Expert

    "La empresa rusa tampoco permanece de brazos cruzados y planea aumentar el tráfico de gas transportado a Europa a través de sus gasoductos", destaca el autor.

    A finales de 2017 la Comisión Europea estipuló que todos los gasoductos situados en el territorio de Europa tienen que utilizarse de forma transparente y eficaz. 

    Según varios expertos, este decreto —que formalmente está destinado a consolidar la seguridad energética del continente— puede afectar los planes de Gazprom sobre el gasoducto Nord Stream 2. En Bruselas, por otra parte, buscan aumentar la seguridad energética de Europa comprando gas no solo de Noruega, sino también de EEUU.

    Lea más: "EEUU no tiene el potencial para causar problemas económicos a Gazprom"

    Además:

    Nord Stream 2 rechaza acusaciones de ecologistas alemanes
    Los países bálticos hacen un giro de 180 grados en su postura sobre el Nord Stream 2
    Alemania ve importante evaluar consecuencias de Nord Stream 2
    Etiquetas:
    suministros, gas, Gazprom, Europa, Rusia, Noruega
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik