En directo
    Política
    URL corto
    0 60
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El Gobierno de Irán condenó con firmeza las sanciones que Estados Unidos impuso el 14 de diciembre a Turquía por adquirir avanzados sistemas de defensa antiaérea de fabricación rusa.

    Washington aprobó restricciones contra su aliado en la OTAN. En concreto, la Casa Blanca sancionó al presidente de Industrias de Defensa de Turquía, Ismail Demir, y otros tres funcionarios.

    "Nuestra firme condena a las restricciones estadounidenses contra Turquía y nos solidarizamos con el pueblo turco y su Gobierno", señaló el ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, en la red social Twitter.

    ​El canciller iraní subrayó que "la adicción de Estados Unidos a las sanciones y su desprecio al derecho internacional se han manifestado nuevamente en todo su esplendor".

    A su vez, el vicepresidente turco, Fuat Oktay, declaró que las sanciones de EEUU contra Turquía por la compra de sistemas de defensa aérea rusos S-400 no afectarán la posición de Ankara y aumentarán aún más su determinación de desarrollar la industria de defensa.

    "La decisión de EEUU de imponer sanciones mejorará aún más nuestra determinación en los pasos que estamos dando en nuestro interés nacional para la industria de defensa bajo el liderazgo de nuestro presidente. La posición firme de Turquía no puede verse afectada por la decisión de sanciones de ningún país", tuiteó Oktay.

    El vicepresidente condenó la medida de Washington e instó a "corregir este error lo antes posible".

    Por su parte, el diputado opositor turco y portavoz de la comisión de asuntos internacionales, Unal Cevikoz, declaró a Sputnik que los sistemas de defensa aérea rusos S-400 adquiridos por Turquía deben ser puestos en servicio lo antes posible, después de que EEUU impusiera sanciones a Ankara por esa transacción.

    "Lo que hay que hacer ahora es usar estos sistemas, en los que se han invertido 2.500 millones de dólares, lo antes posible", dijo el diputado en un comunicado.

    El político afirmó también que se suponía que las medidas para reforzar la defensa de Turquía, "uno de los países más importantes de la OTAN, se vieran como una medida para fortalecer a la propia alianza".

    Turquía firmó en diciembre de 2017 un contrato con Rusia para la compra de los sistemas antiaéreos S-400 por 2.500 millones de dólares pese al fuerte rechazo de Estados Unidos. Washington exigió a Ankara que rescinda esa transacción y compre los Patriot estadounidenses.

    Las sanciones han tensado las relaciones entre Washington y Ankara. El Gobierno del presidente Recep Tayyip Erdogan prometió a la Casa Blanca fuertes represalias.

    Etiquetas:
    Irán, Turquía, sanciones, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook