En directo
    Política
    URL corto
    21162
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Occidente intenta resucitar el modelo de un mundo unipolar, pero ni Rusia ni China se lo dejarán hacer, declaró el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov.

    "Occidente está intentando resucitar el modelo unipolar del orden mundial, pero es poco probable que logre someter a polos como Rusia y China", dijo Lavrov en una reunión del Consejo de Rusia para Asuntos Internacionales.

    El ministro señaló que la Unión Europea (UE) ya no pretende ser polo del mundo unipolar y se orienta hacia Estados Unidos.

    "A juzgar por todo, la Unión Europea ya renunció a ser uno de los polos en el sistema multipolar y prefirió orientarse hacia Estados Unidos. La política de Alemania nos confirma que es así como quiere actuar Berlín siempre y cuando mantenga su liderazgo de la UE", apuntó el canciller ruso.

    Lavrov comentó que la UE adoptó un nuevo régimen de sanciones sin dirigirse a los respectivos organismos de la ONU y complaciendo a Estados Unidos.

    El 7 de diciembre los ministros de Exteriores de la UE aprobaron un nuevo régimen de sanciones en una reunión celebrada en Bruselas, la norma entra en vigor este martes 8 de diciembre.

    "La UE ha vuelto a merecer elogios del secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, tras aprobar el mecanismo genérico para la imposición de sanciones por violación de los derechos humanos", señaló Lavrov.

    Según explicó el ministro ruso, se trata de otro mecanismo de sanciones diseñado por la UE en "su círculo privado", sin notificar a los organismos universales creados bajo la égida de la ONU.

    Un portavoz de la UE comentó que la idea del régimen europeo de sanciones globales se basa en la experiencia de la llamada ley Magnitski, aprobada en EEUU en diciembre de 2012 para sancionar a los nacionales de Rusia supuestamente implicados en violaciones de los derechos humanos.

    Más tarde esa ley adquirió el estatus global y se extendió a los nacionales de otros países también.

    La UE tiene previsto imponer sanciones por la violación de las libertades y derechos humanos fundamentales, incluidas las libertades de conciencia y reunión pacífica, así como por genocidio, torturas, trata de blancas y violencia sexual.

    Lavrov considera que Occidente intenta desacreditar a la ONU.

    "Occidente promueve el concepto de 'orden mundial basado en reglas', reglas que se inventan sobre la marcha en distintas reuniones a puerta cerradas, sin acudir a los organismos correspondientes de la ONU... Estos organismos viven unos tiempos difíciles y Occidente intenta desacreditarlos y si no, subordinarlos a su voluntad", afirmó el canciller ruso. 

    Relaciones de Moscú y Berlín

    Además, Lavrov afirmó que las relaciones de Moscú y Berlín necesitan un reinicio.

    "Valoramos mucho su aportación en el mantenimiento de nuestras relaciones que necesitan ser reconsideradas o, posiblemente, lo que se llama reinicio", afirmó Lavrov durante una reunión con una delegación del partido Alternativa para Alemania.

    Destacó también que aunque Rusia y Alemania tienen posturas diferentes sobre numerosas cuestiones, el crecimiento de las amenazas transfronterizas, comunes para toda la humanidad, requiere diálogo en vez de confrontaciones.

    Lavrov advirtió, sin embargo, que el número de los problemas entre Moscú y Berlín continúa aumentando, y por eso el diálogo en todos los niveles ahora tiene una importancia especial.

    Además, afirmó que Moscú ha sido sorprendida por los intentos de Berlín de impedir la visita de la delegación del partido Alternativa para Alemania a la capital rusa y por la "acalorada discusión" que esta provocó en Alemania.

    Etiquetas:
    relaciones bilaterales, Rusia, Alemania, Serguéi Lavrov
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook