02:13 GMT27 Septiembre 2020
En directo
    Política
    URL corto
    0 180
    Síguenos en

    DAMASCO (Sputnik) — El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, llegó a Siria en su primera visita desde 2012.

    El avión del canciller ruso aterrizó en Damasco.

    El ministro de Exteriores ruso se reunió este 7 de septiembre con el presidente de Siria, Bashar Asad, en la capital siria, Damasco, informó la Cancillería de Rusia.

    "Serguéi Lavrov se reunió con el presidente sirio, Bashar Asad, en Damasco", tuiteó el Ministerio.

    Lavrov y Asad destacaron que la situación en Siria se mantiene relativamente estable.

    "Durante una larga conversación con el presidente de la República Árabe Siria, Bashar Asad, hemos debatido detalladamente hoy [7 de septiembre] la situación sobre el terreno y hemos constatado que en Siria ha reinado una calma relativa y se debe trabajar para consolidar esa tendencia", dijo Lavrov en una rueda de prensa.

    En lo referente a los restantes focos terroristas en el país árabe, el jefe de la diplomacia rusa afirmó que estos "se están eliminando y serán destruidos completamente".

    Además, Lavrov indicó que el territorio controlado por Damasco en la zona de distensión de Idlib se amplió significativamente desde que se firmaron acuerdos entre Rusia y Turquía al respecto.

    El canciller ruso también afirmó que los informes en medios de comunicación de que Rusia utiliza a Siria como plataforma para trasladar a sus militares a Libia "no se confirman con los hechos".

    Por su parte, Asad destacó la importancia de la visita de la delegación rusa para la cooperación bilateral destacando que se cumple pasados solo unos días desde que se efectuaron relevos en el Consejo de Ministros de Siria.

    El presidente sirio expresó agradecimiento al Gobierno de Rusia "por la ayuda humanitaria prestada en la lucha contra una complicada situación epidemiológica, en la lucha contra el terrorismo y el apoyo político en general".

    Lavrov también se reunió con su homólogo del país árabe, Walid Mualem.

    El encuentro se desarrolló a puertas cerradas para la prensa.

    En una rueda de prensa Mualem destacó que Moscú y Damasco tienen lazos prometedores en los ámbitos de economía y política.

    "Me gustaría confirmar a través de los medios de comunicación a todo el pueblo de Siria que el futuro de nuestras relaciones con Rusia es prometedor y prevé el desarrollo en el campo de la política y la economía", dijo Mualem.

    Inversiones rusas en Siria

    Siria está interesada en que las inversiones rusas en su economía sean exitosas, destacó el presidente sirio reunido con el viceprimer ministro de Rusia, Yuri Borísov.

    Asad dijo estar al tanto de la reunión de Borísov con el ministro sirio para Asuntos del Palacio Presidencial, en la que las partes lograron encontrar soluciones mutuamente aceptables de muchos asuntos, sobre todo "los relativos a las sanciones que se imponían a las compañías rusas que trabajan en Siria", subrayando que Damasco "está seriamente interesado en que las inversiones rusas resulten exitosas".

    Borísov por su parte señaló que Rusia "aprecia mucho las relaciones de socios existentes entre ambos países" y felicitó a Asad con motivo de la victoria obtenida en el Parlamento del país por el Frente Nacional Progresista.

    Además, Yuri Borísov declaró que Rusia en el marco de una nueva hoja de ruta sobre energía con Siria, planea restaurar 40 instalaciones de infraestructura energética en este país.

    "El nuevo acuerdo, en el que estamos trabajando actualmente, tiene como objetivo restaurar hasta 40 instalaciones de infraestructura energética", dijo Borísov.

    Agregó que también está previsto reanudar la extracción de hidrocarburos en yacimientos marinos.

    Sanciones contra Siria

    Asimismo, Borísov declaró que los habitantes de Siria no han podido sentir el efecto económico de la reconstrucción del país debido a las sanciones occidentales y al cierre de los mercados tradicionales por el COVID-19.

    "El pueblo sirio no pudo sentirlo por dos circunstancia básicas, la primera es el aislamiento económico de Siria y la aprobación del acto César, que impiden atraer las inversiones a la economía siria, lo que en esencia es un bloqueo", dijo Borísov.

    Como segundo factor Barísov indicó la crisis mundial provocado por la pandemia del COVID-19 y acompañado del cierre de los mercados tradicionales.

    "Pero creo que la economía mundial empieza a recuperarse y la demanda seguirá creciendo, en particular de los productos sirios", señaló.

    El presidente de EEUU, Donald Trump, firmó a finales de 2019 la llamada ley César que entró en vigor el 1 de junio e incluye sanciones que afectan de hecho todos los sectores de la economía siria. La lista de los sancionados se amplió el 17 de junio, abarcando a otras 14 personas, incluidas la esposa y una hermana del presidente sirio y a 21 organizaciones.

    Mualem declaró que EEUU intenta quitar "el último pedazo de pan" a la población siria, usando las sanciones como un arma para conseguir sus propósitos en Siria, y al mismo tiempo señaló que Damasco ha aprendido a hacer frente a las sanciones estadounidenses y toma medidas para combatir sus consecuencias. 

    Acuerdo bilateral entre Rusia y Siria

    Rusia y Siria firmarán en diciembre un acuerdo que definirá las relaciones bilaterales para los próximos años, anunció el vice primer ministro ruso.

    "Esperamos que durante mi próximo viaje [a Siria], ojalá en diciembre, se firme este acuerdo que determinará nuestros principales puntos de interacción en todos los ámbitos para el futuro próximo", dijo Borísov.

    El 6 de septiembre los medios sirios informaron que la delegación del Gobierno ruso encabezada por Yuri Borísov llegó a Damasco.

    En las fotos aparece también el enviado del presidente ruso para Oriente Medio y África y viceministro de Exteriores ruso, Mijaíl Bogdánov.

    Etiquetas:
    reunión, Bashar Asad, Serguéi Lavrov, Siria
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook