En directo
    Política
    URL corto
    Las vacunas rusas contra el COVID-19 (202)
    0 700
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El Fondo de Inversión Directa de Rusia (RFPI, por sus siglas rusas) y el estado brasileño de Paraná firmaron un acuerdo de cooperación para la producción y distribución de la vacuna rusa contra el coronavirus, denominada Sputnik V.

    Según informó el RFPI en un comunicado, en la ceremonia virtual de la firma del acuerdo correspondiente tomaron parte el director general del RFPI, Kiril Dmítriev, y el gobernador del estado de Paraná, Carlos Massa Ratinho Junior.

    "En el marco del acuerdo estratégico de cooperación firmado, el RFPI, junto con las empresas farmacéuticas del estado de Paraná, organizará la producción de la vacuna Sputnik V y su distribución en Brasil y otros países de América Latina", dice la nota.

    El texto señala que en un futuro próximo el RFPI y el Centro ruso de Epidemiología y Microbiología Gamaleya —desarrollador de la vacuna Sputnik V— entregarán al Instituto de Tecnología de Paraná (Tecpar) "los resultados de las investigaciones clínicas de la vacuna y los protocolos tecnológicos de su producción".

    "Los países de América Latina viven ahora una situación complicada debido a la propagación del coronavirus. Constatamos gran interés de los socios brasileños por la experiencia rusa de la lucha contra el coronavirus, y también por la primera vacuna registrada en el mundo", afirmó Dmítriev, citado en el comunicado del RFPI.

    El director general del Fondo destacó que "Brasil es uno de los cinco países clave dispuestos a garantizar la producción de la vacuna rusa Sputnik V".

    "Estamos seguros de la alta seguridad y eficacia de la vacuna Sputnik V y esperamos que pronto sea aprobada por el regulador brasileño", señaló.

    La relación bilateral

    La relación bilateral entre Rusia y Brasil entra en una nueva dimensión tras el acuerdo inicial de cooperación conjunta con el estado de Paraná, en el sur del país sudamericano, para testar y producir la vacuna Sputnik V, la primera registrada en el mundo contra el COVID-19, consideró el embajador de Moscú Serguéi Akópov.

    "Ciertamente (el acuerdo) traerá una nueva dimensión a las relaciones entre Rusia y Brasil", dijo Akópov en su discurso durante la reunión virtual en la que firmaron el acuerdo con el gobernador del estado de Paraná, Carlos Massa Ratinho Junior, y el director del Fondo de Inversión Directa de Rusia, Kiril Dmítriev.

    El diplomático ruso destacó que el nexo entre los dos países se ha fortalecido en los años recientes, independientemente de las circunstancias políticas o económicas.

    En su opinión, la pandemia del COVID-19 ha probado que la relación entre las dos naciones corresponde al interés nacional de ambas, y confió en que el acuerdo para testar y eventualmente producir la vacuna en Brasil sea "un factor clave en la definitiva victoria" sobre la enfermedad.

    El embajador destacó que el Gobierno ruso está "convencido" de que la humanidad debería luchar unida contra la pandemia, ya que solo con los esfuerzos conjuntos se podrá superar la crisis lo antes posible.

    Producción de vacuna rusa

    La producción de la vacuna rusa "Sputnik V" en Brasil podría empezar en el segundo semestre de 2021, afirmó el presidente del Instituto de Tecnología del estado brasileño de Paraná, Jorge Callado.

    En rueda de prensa, Callado dijo que, "de forma conservadora", la previsión para que la vacuna empiece a producirse en Brasil sería "el segundo semestre de 2021".

    Callado dijo que la vacuna podría llegar antes a la población si el Gobierno importa dosis de países extranjeros.

    El presidente de la institución añadió que los test de esta vacuna en Brasil podrían empezar en un plazo de "30 o 40 días", cuando las autoridades regulatorias del país sudamericano den su visto bueno al protocolo de investigación.

    Callado resaltó que lo firmado este miércoles entre el Fondo de Inversión Directa de Rusia y el estado brasileño de Paraná no es un acuerdo, sino un memorando inicial.

    Ahora, el gobierno de Paraná formará un equipo técnico que mantendrá las conversaciones técnicas con Rusia, momento en que se espera conocer más detalles sobre el estado de la vacuna.

    "Veremos el estado actual de la validación de los test de la vacuna, las comprobaciones de la fase 1 y la fase 2; la 3 aún está ocurriendo en Rusia; con esa documentación elaboraremos un protocolo de validación de la investigación que será sometido a la Comisión Nacional de Ética e Investigación y a la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa). Teniendo su aprobación seguiremos adelante", explicó.

    Sputnik V, vacuna contra COVID-19 desarrollada en Rusia
    © Sputnik / Servicio de prensa de la empresa de inversiones Sistema
    Callado remarcó que no se "quemarán etapas", que la transferencia de tecnología, que se acordará más adelante, es básica, igual que estar en consonancia con las directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

    "Eso es fundamental", señaló.

    Al ser preguntado en varias ocasiones por las dudas que la fiabilidad que la vacuna despierta en parte de la comunidad científica en comparación con otras vacunas contra el COVID-19, el presidente del Instituto de Tecnología de Paraná dijo que es bueno tener varias alternativas para garantizar que toda la población será inmunizada.

    Además, subrayó que de momento el Gobierno de Paraná no hará ninguna inversión económica, y que en cada etapa del proceso se irán acordando las condiciones en función de los avances.

    Callado no detalló en qué momento los investigadores tendrán acceso a las informaciones que comprueban la eficacia de la vacuna, ni cuántas dosis se producirán en caso de que se llegue a esa fase del proceso.

    Aplicación de la vacuna contra COVID-19 a un voluntario en Rusia
    © Sputnik / Ministerio de Defensa de Rusia
    Sí admitió que para producir la vacuna, el instituto que preside debería realizar una inversión de alrededor de 80 millones de reales (14,7 millones dólares) para construir una planta capaz de fabricarlas, y también reconoció que en estos momento hay falta de personal, por lo que habría que hacer nuevas contrataciones.

    Callado aseguró que la comunicación con el Gobierno central es "bastante amplia", a pesar de que, de momento, el Ejecutivo brasileño no forma parte de este acuerdo inicial y tampoco se ha pronunciado oficialmente al respecto.

    El 11 de agosto Rusia anunció el registro de Sputnik V, vacuna de dos vectores basada en adenovirus humano que genera una inmunidad al COVID-19 de hasta dos años. Dmítriev informó que la vacuna pasó dos primeras fases de ensayos clínicos y este miércoles comenzó la tercera.

    La campaña de vacunación gratuita contra el coronavirus empieza en Rusia en octubre, según informó el Ministerio de Salud. Los primeros en recibir la vacuna en el país serán el personal de la salud y los profesores de escuelas y universidades.

    Tema:
    Las vacunas rusas contra el COVID-19 (202)
    Etiquetas:
    pandemia de coronavirus, vacuna contra coronavirus, coronavirus, COVID-19, Paraná, Rusia, vacunación, vacuna
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook