En directo
    Política
    URL corto
    31115
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El Gobierno de Rusia alertó que Estados Unidos se estaría planteando el uso de armas nucleares como una alternativa política.

    "Al parecer Washington decidió considerar el conflicto nuclear como una opción política real", dijo la portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, María Zajárova, al comparecer ante la prensa.

    La alta funcionaria advirtió que los estadounidenses modernizan su arsenal nuclear para dotarle de nuevas capacidades, lo que eleva la probabilidad de que las empleen.

    Zajárova indicó que genera preocupación, en particular, el programa de Washington para aumentar la gama de armas nucleares de baja potencia.

    "Esto lleva evidentemente a una disminución del umbral para el uso de las armas nucleares", remarcó.

    Estados Unidos, subrayó la portavoz, para tratar de darle legitimidad a sus actos habitualmente alega supuestas amenazas de Rusia y China.

    El tratado START III de armas nucleares, que vence el 5 de febrero de 2021, es el único acuerdo que vincula a Rusia y Estados Unidos después de que Washington rompiera definitivamente en agosto pasado el Tratado INF de misiles de medio y corto alcance.

    La Casa Blanca hasta el momento no ha anunciado su intención de prorrogar el START III.

    Estados Unidos insiste en un nuevo tratado que incluya a China, algo que el país asiático ya ha rechazado.

    Rusia, a su vez, considera que se deben tomar en cuenta también los arsenales nucleares de Francia y Reino Unido, países que no participan en ningún proceso de control de armas.

    Tratado de Cielos Abiertos

    Zajárova también declaró que Rusia está muy preocupada por las declaraciones de varios altos cargos estadounidenses que intentan utilizar el Tratado de Cielos Abiertos con fines políticos internos.

    "Estamos seriamente preocupados por las declaraciones de algunos altos cargos y parlamentarios de EEUU que intentan convertir el Tratado [de Cielos Abiertos] en una moneda de cambio en sus juegos políticos internos", dijo en una rueda de prensa.

    Subrayó que Moscú considera este documento "un mecanismo importante para garantizar la seguridad europea y la transparencia en el ámbito militar, al igual que el documento de Viena de 2011 sobre medidas de fomento de la confianza y seguridad".

    En octubre pasado, el presidente del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes de EEUU, Eliot Engel, comentó que la Casa Blanca "estaba considerando" retirarse del tratado.

    Poco después el diario The Wall Street Journal comunicó citando fuentes que el presidente estadounidense, Donald Trump, había firmado un documento sobre la intención de Washington de abandonar el Tratado de Cielos Abiertos.

    Por su parte, el director del Departamento de No Proliferación y Control de Armas de la Cancillería rusa, Vladímir Ermakov, afirmó en noviembre que Rusia tiene preparada una respuesta ante posible salida de EEUU del acuerdo.

    El Tratado de Cielos Abiertos fue firmado en 1992 en Helsinki y autoriza a los observadores militares a obtener imágenes de movimientos de tropas y buques en un vasto territorio desde la ciudad canadiense de Vancouver hasta el puerto de Vladivostok, en el Lejano Oriente ruso.

    El documento cuenta actualmente con 34 signatarios, incluida Rusia, que lo ratificó en mayo de 2001. 

    Etiquetas:
    START III, Tratado INF, relaciones bilaterales, conflicto, amenaza nuclear, armas nucleares, nuclear, Rusia, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook