En directo
    Política
    URL corto
    La escalada de tensión en Idlib (151)
    160
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Rusia cuestiona la conveniencia de involucrar a Francia y Alemania en las consultas ruso-turcas sobre la zona de distensión siria de Idlib, declaró la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova.

    "La inclusión de otros países, especialmente aquellos que no puedo decir que hayan desempeñado un papel decisivo en la situación sobre el terreno, plantea la pregunta: ¿para qué es necesaria esta inclusión?", dijo Zajárova en una rueda de prensa.

    Al mismo tiempo, la portavoz destacó que Moscú está abierto a iniciativas que puedan hacer avanzar la resolución de la crisis en la zona de distensión siria.

    La víspera, el ministro de Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu, informó que Ankara tiene planes de celebrar una reunión a cuatro bandas sobre Idlib con la participación de Turquía, Rusia, Alemania y Francia.

    La diplomática también informó que Rusia y Turquía reanudarán este 27 de febrero las negociaciones en Ankara sobre la situación en Idlib.

    El 26 de febrero la agencia Anadolu informó que Rusia y Turquía terminaron las consultas sobre Idlib y las retomarían el 27 de febrero.

    "Hoy [el 27 de febrero] en Ankara continuarán las negociaciones que empezaron la víspera, se trata de las consultas de una delegación interinstitucional rusa con representantes turcos, se aborda todo el conjunto de cuestiones relacionadas con la normalización de la situación en Idlib", dijo Zajárova.

    La primera ronda de las consultas ruso-turcas sobre el tema se celebró del 8 al 10 de febrero en Ankara; y la segunda, los días 17 y 18 de febrero en Moscú.

    Las negociaciones contaron con la participación del viceministro de Exteriores turco Sedat Onal, el viceministro de Exteriores ruso Serguéi Vershinin, el representante especial del presidente ruso para Siria, Alexandr Lavréntiev y representantes de los Ministerios de Exteriores y de Defensa de ambos países.

    El pasado 19 de febrero, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, declaró que "hasta ahora las negociaciones no han surtido resultado" que le satisfaga a Ankara y añadió que su país "está completamente preparado para su propia operación en Idlib".

    El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, catalogó como el peor escenario si el líder turco comienza una operación en el territorio de Siria contra el Ejército de ese país.

    Envío de observadores militares a Libia

    Además, Zajárova señaló que Rusia saluda la disposición de la Unión Africana a enviar una misión de observadores militares a Libia.

    "Saludamos la declaración de los responsables de la Unión Africana al término de la cumbre de esa organización en Adís Abeba, se trata de la disposición de la unión a enviar un grupo de observadores militares para monitorear el régimen de alto el fuego si las partes del conflicto libio llegan a ese acuerdo", dijo.

    Según la portavoz diplomática rusa, la actividad de los observadores militares de la Unión Africana "aportaría significativamente a los esfuerzos de la comunidad internacional por normalizar la situación en Libia".

    También apuntó a que los observadores africanos deben coordinar su actividad con la ONU, cuya labor representa un papel importante en la solución del conflicto libio.

    El comisario del Consejo de Paz y Seguridad de la Unión Africana, Smail Chergui, declaró el 10 de febrero que la organización está dispuesta a enviar a sus observadores a Libia para monitorear la tregua entre las partes enfrentadas.

    El 24 de febrero la Misión de Apoyo de las Naciones Unidas en Libia (Unsmil) informó que las partes del conflicto libio acordaron un borrador de alto el fuego para facilitar el regreso seguro de los civiles a sus hogares con la implementación de un mecanismo de monitoreo conjunto bajo los auspicios de Unsmil y la Comisión Militar Conjunta, compuesta de cinco representantes por cada parte del conflicto en el país norteafricano.

    ​Libia continúa sumida en una crisis desde que la caída del que fuera su líder durante décadas, Muamar Gadafi, en 2011, derivó en violentos enfrentamientos entre facciones rivales. Actualmente en el país hay una dualidad de poderes: el Gobierno interino junto con el Parlamento en Tobruk, que controla la parte oriental y cuenta con el apoyo del Ejército Nacional Libio, y el Gobierno de Acuerdo Nacional avalado por la ONU, con sede en Trípoli, en el noroeste del país.

    Acuerdo entre EEUU y el Talibán

    La portavoz también indicó que la firma de un acuerdo sobre la reducción de la violencia en Afganistán entre EEUU y el movimiento Talibán debe allanar el camino hacia un diálogo afgano directo.

    Previamente se informó que el acuerdo se firmará el 29 de febrero en Catar en presencia de los representantes de otros países y organizaciones en calidad de observadores.

    "Rusia ha destacado en repetidas ocasiones que los métodos político-diplomáticos de la resolución del conflicto en Afganistán no tienen alternativa" y ha expresado su "apoyo a las negociaciones mencionadas que deben allanar el camino para iniciar un diálogo afgano directo e inclusivo sobre la paz y la resolución política en ese país", dijo Zajárova al comentar el futuro acuerdo.

    Recordó que el enviado del presidente ruso para Afganistán, Zamir Kabúlov, participará en la ceremonia de la firma del documento en calidad de observador.

    Tema:
    La escalada de tensión en Idlib (151)
    Etiquetas:
    tensiones, Alemania, Francia, Siria, Idlib
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook