En directo
    Política
    URL corto
    2354
    Síguenos en

    MADRID (Sputnik) — El vicepresidente de Asuntos Sociales de España, Pablo Iglesias, evitó utilizar su nueva posición como miembro del Gobierno para criticar abiertamente a Juan Guaidó, aunque dejó entrever su rechazo al líder opositor venezolano aprovechando unas palabras del expresidente brasileño Lula Da Silva.

    El 9 de febrero Lula calificó a Guaidó como un "chiste" durante una entrevista concedida a una televisora española.

    "Cualquier gobernante de izquierdas siempre debería escuchar con atención la inteligencia y la prudencia del presidente Lula. Hasta aquí puedo leer", dijo Iglesias en declaraciones a la cadena de televisión La Sexta.

    Unas horas antes, en la noche del 9 de febrero, esa misma cadena emitió una entrevista en la que el político brasileño calificaba a Guaidó como "un chiste" y, además, aseguraba que la decisión del Gobierno español de reconocerle fue un "error histórico".

    Pablo Iglesias, líder de la formación izquierdista Podemos, se mostró muy crítico en el pasado contra ese reconocimiento, que se produjo mientras él se encontraba en la oposición.

    Sin embargo, ahora forma parte del Gobierno de España como uno de los vicepresidentes del socialdemócrata Pedro Sánchez, lo que le empuja a asumir —o al menos no confrontar de forma directa— el reconocimiento a Guaidó.

    "Yo asumo que la posición política del Gobierno respecto a Venezuela la marcan el presidente del Gobierno y la ministra de Exteriores", aclaró Iglesias este 10 de febrero pese a aplaudir las palabras de Lula.

    El episodio es un reflejo de las tensiones que la política de España hacia Venezuela puede generar dentro del recién formado Gobierno de coalición, en el que conviven actores provenientes de distintas tradiciones de la izquierda.

    Actualmente, la posición oficial del Gobierno español es seguir manteniendo el reconocimiento a Guaidó al tiempo que se invita a todas las partes a buscar una solución dialogada al conflicto político.

    Pese a ello, Sánchez evitó reunirse con Guaidó durante la visita que este hizo a la capital española a finales de enero, lo que da síntomas de un giro en la posición de Madrid hacia el líder opositor, aunque los encargados de dirigir la política exterior española se esforzaron en negarlo en todas sus declaraciones públicas al respecto durante las últimas semanas.

    Etiquetas:
    Venezuela, España, Juan Guaidó, Pablo Iglesias
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook