10:59 GMT +313 Diciembre 2019
En directo
    Benjamín Netanyahu, primer ministro de Israel

    Netanyahu bate el récord de poder en Israel

    © REUTERS / Baz Ratner
    Política
    URL corto
    4414
    Síguenos en

    En 1996, con solo 46 años, Benjamín Netanyahu se convirtió en el primer ministro más joven en la historia de Israel. Ahora, ha superado incluso al fundador del Estado, David Ben Gurion, al ser el gobernante con más tiempo en el poder.

    Luego de tres victorias electorales consecutivas y de 13 años y cuatro meses de mandatos acumulados, Netanyahu, de 69 años, se ha coronado como el gobernante con más tiempo en el poder.

    Al llegar al poder en 1996, tras ganarle a Simón Peres, se convirtió en el primer ministro más joven de la historia del país, con 46 años. Al termino de su primer mandato, perdió frente al laborista Ehud Barak en 1999, por lo que decidió abandonar momentáneamente la política para trabajar en el sector privado.

    Sin embargo y tan solo tres años más tarde, regresó a la arena política como ministro de Relaciones Exteriores y luego de Finanzas bajo el Gobierno de Ariel Sharon. Posteriormente, se alejó por desacuerdos con el Gobierno.

    Las elecciones de 2009 fueron un punto de no retorno. El israelí, el único primer ministro en nacer en el país tras su creación en 1948, no ha salido de la palestra desde ese momento, aunque esto podría cambiar en las elecciones del próximo 17 de septiembre.

    En los comicios de 2015 igualó a David Ben Gurion al ser elegido para su cuarto mandato y se convirtió en el único primer ministro de Israel en ser electo tres veces seguidas (2009, 2013 y 2015).

    ¿Cuál es el legado tras 13 años?

    Hablar del legado de una leyenda como Ben Gurion podría ser fácil para cualquier conocedor de la historia de Israel, pero el de Netanyahu es un legado que se ha visto manchado por acusaciones de corrupción.

    Además, el Gobierno de coalición que formó es considerado por muchos la administración más de derecha que ha tenido el país en su historia y el que menos avances ha tenido en alcanzar un acuerdo con la parte palestina, aunque no ha librado ninguna guerra ni ha anexado nuevos territorios.

    Como saldo positivo se encuentra la tibia bonanza económica del país, con una tasa de desempleo más baja, por debajo del 4%.

    Ha sabido también entablar buenas relaciones con los presidentes de EEUU y de Rusia, Donald Trump y Vladímir Putin, respectivamente. Incluso, bajo su Gobierno se llevó a cabo la mudanza de la Embajada norteamericana a Jerusalén, lo que es un paso importante y la aceptación de la ciudad como capital del Estado.

    A Washington se le sumaron otros países, como fue el caso de Guatemala, Honduras y Paraguay.

    Netanyahu ha visitado varias veces la capital rusa, Moscú, para conversar en persona con el mandatario Vladímir Putin de varios asuntos de interés para ambas naciones, como es el caso de la situación en Siria y las tensas relaciones con Irán.

    Sin embargo, el balance completo solo se podrá realizar una vez efectuados los comicios de septiembre y luego de que finalice las investigaciones de las acusaciones de corrupción. El fiscal general de Israel, Avichai Mandelblit, se dispone a abrir la vía para su imputación formal.

    De no ganar las elecciones, podría perder los privilegios del cargo de primer ministro e ir a la cárcel, como ya le sucedió al laborista Ehud Olmert.

    Etiquetas:
    Benjamín Netanyahu, Israel
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik