En directo
    Política
    URL corto
    La escalada del conflicto en Libia (128)
    0 50
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Los informes sobre presuntos envíos de mercenarios rusos a Libia forman parte de informaciones no verificadas promovidas por ciertos actores con el fin de agravar el conflicto en el país africano, declaró en una entrevista con Sputnik el jefe del grupo de contacto ruso para la normalización en Libia, Lev Dengov.

    Dengov indicó que "en los medios de comunicación, en la comunidad internacional distintos actores, implicados en los procesos libios de una u otra manera, intentan manipular la información, y hay una información verificada y no verificada".

    Soldado del Ejército de Jalifa Haftar (archivo)
    © REUTERS / Esam Omran Al-Fetori
    De acuerdo con algunos informes no verificados, señaló, "Rusia supuestamente envió allí [a Libia] un contingente de hasta 1.000" de mercenarios.

    "Todo eso son hechos no comprobados", dijo.

    Subrayó que "hasta el momento ninguna fuente oficial confirmó esos sucesos".

    En opinión del diplomático ruso, esas informaciones forman parte "de una propaganda promovida por las personas o países interesados en una nueva provocación para agravar el conflicto y crear un ambiente no favorable para una solución pacífica" en Libia.

    "Somos testigos de un proceso singular que tiene lugar en Libia: una vez que se consigue algún acuerdo, en los medios de comunicación de algunos países aparecen noticias falsas que buscan minar esos acuerdos", afirmó.

    Eso quiere decir, continuó, que "alguien está interesado en ello".

    "Hay que averiguar quién tiene el interés de apoyar un caos permanente en Libia y actuar teniendo en cuenta esa información", instó.

    Te puede interesar: Plan B para acabar con Gadafi: los lazos del exlíder libio con Occidente

    Además, Dengov declaró que Rusia considera necesario que el comandante del Ejército Nacional Libio (ENL), el mariscal Jalifa Haftar coordine sus acciones con Trípoli a la hora de luchar contra los terroristas.

    "Las acciones de ese tipo deben ser coordinadas con Trípoli y el Gobierno de Unidad Nacional, porque para los libios todos los terroristas son enemigos, por tanto es imposible que una parte [del conflicto interno] sea amiga de los terroristas y la otra, enemiga", dijo.

    Comentando la ofensiva que Haftar ordenó contra la capital libia, Trípoli, el pasado 4 de abril a fin de "liberarla de los terroristas", el diplomático ruso destacó que Moscú no tiene claro "a quién [el comandante del ENL] califica de terroristas".

    Dengov llamó al mismo tiempo a no sacar conclusiones precipitadas sobre las acciones de Haftar y analizar detalladamente toda la situación.

    Asimismo, recalcó que Rusia no se inclina a ningún bando del conflicto en Libia.

    "No apoyamos a ninguna de las partes del conflicto en Libia y mantenemos una postura moderada hacia todas", señaló.

    Dengov recordó que Moscú aboga por una resolución pacífica en Libia y se opone a cualquier uso de la fuerza.

    Más aquí: El Gobierno libio debate con las tribus del este los combates en Trípoli

    A la vez, el diplomático expresó la disposición de Rusia para compartir su experiencia en el proceso de paz.

    Bandera de la OTAN
    © REUTERS / Ints Kalnins
    "Nuestras puertas están abiertas a todos los que quieren consultarnos o aprovechar nuestra experiencia en los procesos de paz", dijo.

    De momento, opinó, no se debe esperar que los bandos del conflicto libio lleguen pronto a un acuerdo.

    "Además, existe una presión de diferentes actores externos con diferentes puntos de vista e intereses, por eso será difícil unirlo todo", añadió Dengov.

    Reapertura de la Embajada en Libia

    Rusia no se plantea por el momento reabrir su misión diplomática en Libia, indicó Dengov.

    "Debido a que por el momento no podemos decir que nuestros diplomáticos puedan sentirse a salvo en Trípoli, esta cuestión [la reapertura de la Embajada] no se debería plantear en el futuro inmediato", explicó.

    La situación de seguridad, tanto en la capital como en el conjunto del país, es el factor principal que se va a tener en cuenta a la hora de tomar una decisión, subrayó.

    "En adelante podríamos abordar este tema más detenidamente, hoy por hoy es prematuro hablar de ello", manifestó.

    Rusia evacuó de Libia a su personal diplomático después de que la embajada en Trípoli sufriera en octubre de 2013 un ataque de hombres armados que abrieron fuego contra la legación e intentaron irrumpir en su recinto.

    El pasado 4 de abril, la crisis libia entró en una nueva fase de tensión después de que el comandante del Ejército Nacional Libio, Jalifa Haftar, ordenara una ofensiva contra Trípoli para "liberarla de los terroristas".

    Tres días más tarde, las fuerzas leales al Gobierno de Unidad Nacional anunciaron la operación Volcán de Ira contra las tropas de Haftar.

    Radio: Rusia y la Liga de Estados Árabes acuerdan unir esfuerzos para la normalización en Libia

    Los enfrentamientos entre los bandos han provocado hasta el momento unos 510 muertos y 2.467 heridos, según la Organización Mundial de la Salud.

    Tras el derrocamiento y asesinato del líder libio Muamar Gadafi en 2011, Libia dejó de funcionar como un Estado único, en el país reina la dualidad de poderes.

    ​En el este sesiona un Parlamento elegido por el pueblo y apoyado por el Ejército Nacional Libio del mariscal Haftar, mientras en occidente, en Trípoli, funciona el Gobierno de Unidad Nacional, presidido por Fayez al Sarraj y reconocido como legítimo por el Consejo de Seguridad de la ONU.

    Tema:
    La escalada del conflicto en Libia (128)
    Etiquetas:
    conflicto, ayuda, Grupo de Contacto, Rusia, Libia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook