Widgets Magazine
En directo
    El ex primer ministro británico, Tony Blair, y el exlíder sirio, Muamar Gadafi, en 2007

    Plan B para acabar con Gadafi: los lazos del exlíder libio con Occidente

    © AP Photo / Leon Neal/Pool
    Oriente Medio
    URL corto
    7174

    El exlíder libio, Muamar Gadafi, mantenía una estrecha relación encubierta con el MI6 británico, forjada para detectar y neutralizar a disidentes y terroristas libios. Sputnik habló con el periodista Mustafá Fetouri para entender por qué el Reino Unido acabó eliminando al que fuera una vez su mejor aliado contra el terrorismo.

    Las incógnitas en torno al giro de 180 grados que dio la relación entre Gadafi y Occidente siguen siendo muchas. Y lo son porque, a ojos del primer ministro británico de entonces, Tony Blair, y del jefe del MI6, Richard Dearlove, Gadafi era un aliado.

    "Un aliado temporal", matiza el periodista libio. Uno que acabó siéndolo por las circunstancias del momento. Fetouri atribuye las buenas relaciones de Gadafi con Francia y con el Reino Unido a la inmensa base de datos sobre terrorismo y sobre organizaciones terroristas que poseía Libia. "La mejor", señala el periodista. En ella figuraba Al Qaeda en Pakistán y en Afganistán en los tiempos en los que acababa de nacer, cuando a Osaba Bin Laden todavía le mostraban su apoyo países como Estados Unidos, que lo necesitaba para hacer frente a la Unión Soviética en Afganistán.

    "También diría que lo que llevó a Tony Blair hasta Gadafi —porque no fue al revés- fue el deseo de Occidente de dejar atrás el atentado de Lockerbie y hacer borrón y cuenta nueva con Libia. En este sentido y una vez más, se beneficiaron de un buen trato, que les proporcionaba información sobre grupos terroristas", añade Fetouri.

    El 21 de diciembre de 1988 se estrellaba en la ciudad británica de Lockerbie un avión con 243 pasajeros. El exministro de Justicia libio, Mustafá Abdul Jalil, aseguró en 2011 que Gadafi había ordenado el atentado.

    Lea más: Blair dice que Gadafi tenía una visión clara de la amenaza del islamismo

    Para Fetouri, la pregunta del millón sigue siendo por qué los líderes occidentales, habiendo tejido una relación durante bastante tiempo con el exlíder libio, decidieron, de la noche a la mañana, acabar con él.

    "Llegados a este punto, hay que acordarse de una cosa: de que a los países occidentales, especialmente Estados Unidos, el Reino Unido y Francia, en realidad no les gustaba Gadafi. No les gustaba su régimen, a pesar del acercamiento de los años 2004, 2005, etc. Siempre tuvieron un 'plan B'. Si por un casual se presentaba la ocasión de deshacerse del tipo y de destruirlo por completo, se tenía que aprovechar inmediatamente", asegura el periodista.

    Fetouri agrega que, de hecho, Occidente dejó pasar "un par" de ocasiones durante los últimos 30 años de relación que mantuvieron, y que una de las más importantes apareció tras lo de Lockerbie. "Sin embargo, las circunstancias del momento no eran las idóneas para destruir el régimen", subraya.

    "Debo añadir que el propio Gadafi nunca confió en ellos, pero en los últimos 10 años del régimen, no estaba demasiado metido en los asuntos cotidianos del país, se perdió un poco de vista y ahí es donde las fuerzas occidentales tenían su oportunidad", concluye.

    Lea más: ¿Volverá Libia a encomendar su futuro a Gadafi?

    Además:

    El hijo de Gadafi tiene la intención de postularse a la presidencia de Libia
    ¿Volverá Libia a encomendar su futuro a Gadafi?
    Hijo de Gadafi podría postularse para las presidenciales de Libia
    Ejército: "El hijo de Gadafi no desempeñará ningún papel en Libia"
    Etiquetas:
    Muamar Gadafi, Francia, EEUU, Reino Unido, Libia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik