Widgets Magazine
En directo
    Elecciones presidenciales en EEUU

    EEUU no encuentra evidencias de que la campaña de Trump haya conspirado con Rusia

    © REUTERS / David Gray
    Política
    URL corto
    140

    WASHINGTON (Sputnik) — El fiscal general de EEUU, William Barr, dijo que la investigación del fiscal especial Robert Mueller no halló evidencias de que el ahora presidente Donald Trump, o su campaña, hayan conspirado con Rusia para interferir en las elecciones de 2016.

    "Como el reporte del fiscal especial deja claro, el Gobierno de Rusia buscó interferir en nuestras elecciones. Pero gracias a la exhaustiva investigación del fiscal especial, sabemos que el personal ruso que ejecutó estos esquemas no contó con la cooperación del presidente Trump o con alguien de su campaña, o que se sepa, con la colaboración de ningún ciudadano estadounidense", dijo Barr.

    William Barr, también dijo que no tiene ninguna objeción a que el fiscal especial Robert Mueller testifique ante el Congreso sobre su investigación sobre las denuncias de colusión entre Trump y Rusia en las elecciones presidenciales de 2016 en EEUU.

    "No tengo ninguna objeción a que Bob Mueller testifique personalmente", dijo Barr.

    Además, la autoridad judicial dijo que Mueller no encontró pruebas de que alguien asociado con la campaña del actual presidente, Donald Trump, participara en los esfuerzos para filtrar documentos del Comité Nacional Demócrata y la campaña de Hillary Clinton a WikiLeaks durante las elecciones presidenciales de 2016.

    Asuntos relacionados: Rusia reacciona al informe de Mueller

    "La investigación del fiscal especial también examinó los esfuerzos rusos para publicar correos electrónicos y documentos robados en Internet. La GRU [agencia de inteligencia militar de Rusia] transfirió algunos de los materiales robados a WikiLeaks para su publicación, WikiLeaks luego realizó una serie de vertederos de documentos", dijo Barr y añadió que "el informe no encontró que ninguna persona asociada con la campaña de Trump participara ilegalmente en la difusión de los materiales".

    El fiscal general también aseguró que la Casa Blanca cooperó totalmente con la investigación y no demandó privilegios ante la publicación del informe.

    "La Casa Blanca cooperó plenamente con la investigación del fiscal especial, brindando acceso ilimitado a sus documentos y a los de la campaña [del presidente Donald Trump], indicando a los altos funcionarios que testificaran libremente, y no exigiendo privilegios", dijo.

    Barr añadió que "fragmentos significativos del reporte incluyen material respecto del cual el presidente podría haber hecho valer sus privilegios (…) pero ninguna parte del informe fue redactado en base al privilegio ejecutivo", una figura que permite al presidente y a otros funcionarios del Ejecutivo no dar a conocer el contenido de sus comunicaciones.

    Barr, también dijo que tampoco hay pruebas de que Trump haya obstruido investigación sobre Rusia.

    "Después de revisar cuidadosamente los hechos y las teorías legales que se describen en el informe, y en consulta con la Oficina de Asesoría Jurídica y otros abogados del Departamento, el fiscal general adjunto y yo concluimos que las pruebas desarrolladas por el fiscal especial no son suficientes para establecer que el presidente cometió un delito de obstrucción de la justicia", dijo.

    Por su parte, la comisión de Asuntos Judiciales de la Cámara de Representantes de EEUU quiere que antes del 23 de mayo el fiscal especial Robert Mueller brinde testimonio de su investigación.

    Tambien: Putin tilda de delirio las acusaciones de EEUU sobre la supuesta injerencia electoral rusa

    "Solicitamos su testimonio ante la comisión de Asuntos Judiciales tan pronto como sea posible, pero, en cualquier caso, a más tardar el 23 de mayo de 2019", expresó en una misiva el presidente de la comisión, Jerrold Nadler.

    A su vez, el presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes de EEUU, Jerrold Nadler, sostuvo que el reporte de Mueller muestra que el presidente estadounidense obstruyó la Justicia.

    "Incluso en su forma incompleta, el informe de Mueller describe una evidencia perturbadora de que el presidente Trump participó en la obstrucción de la justicia y otras conductas indebidas", indicó Nadler en un comunicado.

    Nadler también afirmó que el Congreso debe responsabilizar a Trump por sus acciones.

    Contexto del informe publicado

    Según se desprende de la versión editada del informe del fiscal especial Robert Mueller, los vínculos entre Rusia y el equipo de campaña de Trump no fueron suficientes como para acusar a funcionarios de Moscú de trabajar sin registrarse como agentes de una nación extranjera.

    "Si bien la investigación identificó numerosos nexos entre particulares con vínculos con el Gobierno ruso y particulares trabajando en la campaña presidencial de Trump, la evidencia no fue suficiente como para presentar cargos criminales", dice el informe.

    "Entre otras cosas, la evidencia no fue suficiente para acusar a ningún integrante de la campaña de trabajar sin registrarse como agente del Gobierno ruso", añade el documento.

    Además, el informe indica que la campaña de Trump expresó interés en los documentos publicados por WikiLeaks durante la carrera presidencial de 2016 y estuvo en contacto directo con la organización.

    "La campaña de Trump mostró interés en los documentos de WikiLeaks", señala el informe de la investigación de Mueller sobre las denuncias de colusión entre Trump y Rusia y la interferencia de Rusia en las elecciones de 2016 en EEUU.

    El informe también señala que el hijo del presidente de Estados Unidos, Donald Trump Jr., tuvo comunicaciones electrónicas directas con WikiLeaks durante el período de campaña 2016.

    Más: La trama rusa termina: el reporte de Mueller indica que Trump no conspiró con Rusia

    Asimismo, se destaca que el exconsejero en Seguridad Nacional de EEUU, Michael Flynn, habló con el entonces embajador ruso en Washington, Serguéi Kisliak, para pedirle que Moscú no entrara en un "toma y daca" con Washington para responder a las sanciones aplicadas por el Gobierno y que actuara de manera recíproca.

    "Respecto a las sanciones, Flynn pidió a Kisliak no agravar la situación, no entrar en un "toma y daca", y que respondiera a las sanciones de forma recíproca", dice la versión editada del informe de Mueller.

    Sin embargo, en una versión recordata de la investigación, concluye que Rusia interfirió en las elecciones de 2016 mediante campañas en redes sociales e intrusión informática.

    "El Gobierno ruso interfirió en la elección presidencial de 2016 de manera amplia y sistemática", dice el informe.

    El documento añade: "Primero, una entidad rusa llevó a cabo una campaña en redes sociales para favorecer al candidato presidencial Donald Trump (…) Segundo, un servicio de inteligencia ruso llevó a cabo operaciones de intrusión informática contra (…) la campaña de [la candidata presidencial Hillary] Clinton".

    Moscú negó en repetidas ocasiones haber interferido en la campaña electoral estadounidense, y alegó en su defensa que las denuncias eran una forma de justificar la derrota de uno de los candidatos y de ocultar verdaderos casos de fraude y corrupción electoral.

    Te puede interesar: Inteligencia de EEUU acusa a Rusia, China e Irán de haberse injerido en las elecciones de 2018

    Por otra parte, los vínculos entre Rusia y el equipo de campaña de Trump no fueron suficientes como para acusar a funcionarios de Moscú de actuar como agentes no registrados de una nación extranjera, según se desprende de la versión editada del informe de Mueller.

    "Si bien la investigación identificó numerosos nexos entre particulares con vínculos con el Gobierno ruso y particulares trabajando en la campaña presidencial de Trump, la evidencia no fue suficiente como para presentar cargos penales", dice el informe.

    "Entre otras cosas, la evidencia no fue suficiente para acusar a ningún integrante de la campaña de trabajar sin registrarse como agente del Gobierno ruso", añade el documento.

    El Departamento de Justicia de EEUU publicó este 18 de abril una versión editada del informe del fiscal de 448 páginas que incluye información sobre la investigación de cualquier interacción que la campaña presidencial de Donald Trump haya tenido con Rusia durante su carrera a la presidencia en 2016.

    La versión pública del informe de Mueller contiene una serie de categorías que se han editado para no obstruir los procesos judiciales en curso ni afectar la privacidad y la reputación de las fuentes.

    Mueller, un abogado y exjefe del FBI, concluyó que Rusia había injerido en las elecciones estadounidenses de 2016.

    En particular, consideró que la Agencia de Investigación de Internet, con sede en San Petersburgo, intentó a través de las redes sociales "sembrar la discordia en la sociedad" a la vez que hackers rusos "recolectaban y divulgaban información para influir sobre los comicios".

    Relacionado: Descubre quien es 'la mujer rusa' acusada por EEUU de 'injerencia' en las elecciones

    Trump ha calificado la investigación de Mueller como una caza de brujas, mientras que el Gobierno de Rusia ha negado con insistencia cualquier acción de su parte para influir en el resultado de las elecciones de EEUU.

    Etiquetas:
    injerencia, elecciones, Robert Mueller, Donald Trump
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik