12:27 GMT +310 Diciembre 2019
En directo
    La bandera de Grecia

    Atenas tacha de injerencistas los comentarios de Rusia sobre el pacto de Prespa

    © CC BY 2.0 / Dalibor Tomic / Greece Flag
    Política
    URL corto
    2012
    Síguenos en

    ATENAS (Sputnik) — Las declaraciones de la Cancillería rusa respecto al acuerdo de Prespa sobre la denominación de Macedonia representan, en opinión del ministro de Exteriores griego, una intervención en los asuntos internos de Grecia.

    Este 14 de enero la Cancillería rusa declaró que el cambio de nombre de Macedonia fue impuesto desde fuera con el fin de forzar el ingreso de Skopie en la OTAN, menospreciando la posición mantenida por el jefe del Estado macedonio y la opinión de la mayoría de su población, que rechaza el pacto de Prespa.

    Según el ente diplomático ruso, las protestas que continúan en Skopie y otras ciudades macedonias reflejan una profunda polarización de la sociedad.

    "Confiamos en que (…) a partir de este momento Rusia se referirá a este país como Macedonia del Norte, de acuerdo con su nueva denominación constitucional, y, lo más importante, se abstendrá de declaraciones similares que son una injerencia en los asuntos internos de Grecia", dice un comunicado de la Cancillería griega.

    Se destaca en el documento que la reacción de la Cancillería rusa ante los eventos internos en los países amigos "no corresponde al nivel de los contactos entre Grecia y Rusia ni a las antiguas relaciones de amistad entre nuestros pueblos".

    Temas relacionados: Primer ministro griego defiende que el acuerdo de Prespa es de interés nacional

    Al mismo tiempo, Grecia expresó su preocupación por los comentarios de Moscú sobre el acuerdo de Prespa porque "ignoran el funcionamiento democrático coordinado y eficiente de los institutos" nacionales griegos.

    Indicó que, al contrario de la opinión rusa, el acuerdo fue firmado sin ninguna presión desde el exterior y ya ha aportado a la estabilidad y la paz en los países balcánicos.

    En este contexto el Ministerio de Exteriores heleno llamó a sus socios internacionales a respetar el acuerdo de Prespa al destacar la valentía política que mostraron las autoridades de Grecia y Macedonia para resolver las discrepancias y defender sus intereses.

    El 17 de junio de 2018, Atenas y Skopie zanjaron a orillas del lago Prespa una disputa de casi tres décadas sobre el nombre de la Antigua República Yugoslava de Macedonia, pactando que pasaría a llamarse Macedonia del Norte.

    Asuntos relacionados: Embajador ruso: la entrada de Macedonia en la OTAN no hará más estable a los Balcanes

    Ese acuerdo abre ante Skopie el camino de ingreso en la OTAN y la UE, pero suscita críticas en ambos países.

    El 30 de septiembre se celebró un referéndum no vinculante sobre el cambio de nombre de Macedonia, que debía permitirle entrar en la OTAN y la UE, el 91,46% de los votantes consideró que Macedonia debe aceptar el acuerdo con Grecia y tomar el rumbo de la integración euroatlántica.

    El plebiscito estuvo marcado por la baja participación, del 36,91%, inferior al mínimo necesario del 50%; no obstante, EEUU, la OTAN y la UE lo calificaron de exitoso.

    El Parlamento de la República de Macedonia aprobó hace unos días las enmiendas constitucionales en que venía insistiendo Atenas.

    Para entrar en vigor, la ley aprobada por el Parlamento debe ser firmada por el presidente de Macedonia, Gjorge Ivanov, quien dijo antes que se negaría a hacerlo.

    Etiquetas:
    UE, OTAN, Macedonia, Grecia, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik