19:56 GMT +314 Diciembre 2018
En directo
    Un globo (imagen referencial)

    ¿Existe la soberanía plena en el mundo globalizado?

    CC0 / Pixabay
    Política
    URL corto
    211

    LONDRES (Sputnik) — El plan del Brexit se ha cobrado bajas ministeriales y ha puesto en pie de guerra a parlamentarios y activistas conservadores pero, según afirma a Sputnik la académica María García, es un "buen acuerdo" que protege los "derechos de la ciudadanía", evita el caos económico y abre oportunidades para Latinoamérica.

    "En un mundo globalizado ningún país tiene la soberanía que los 'brexiteros' claman; se pierde autonomía con cualquier tratado comercial internacional", afirma la profesora de la Universidad de Bath.

    La política del comercio, nuevos tipos de tratados internacionales y las relaciones mercantiles de la UE y Latinoamérica o Asia son áreas de investigación de la licenciada madrileña y doctora en Ciencias Políticas.

    El pacto técnico de la Retirada de la UE establece un periodo transitorio de 21 meses, a partir del 30 de marzo de 2019, con posibilidad de prolongarlo hasta que se cierre la negociación sobre la futura relación entre ambas partes.

    Tema relacionado: Theresa May se tambalea al frente del Gobierno británico

    Durante la transición, el Reino Unido estará fuera de la UE a nivel político, con acceso a las estructuras comunitarias y sujeto a sus normas comunitarias pero sin voto en la toma de decisiones.

    La académica considera inviable que ambas partes resuelvan el entramado de la futura relación comercial en el plazo transitorio inicial de menos de dos años.

    "Hasta ahora no ha sido posible; tardaron siete años en negociar el Tratado UE-Canada (CETA)", advierte García.

    Por ello, el acuerdo ofrece dos vías alternativas si ambas partes juzgan, en julio de 2019, que el consenso está aun distante.

    Prorroga o union aduanera

    Por un lado, la mencionada prórroga "hasta el año 20XX" que han anotado los negociadores en el documento a la espera de la decisión final del Consejo Europeo en la reunión especial prevista el 25 de noviembre.

    Los euroescépticos radicales temen que esta imprecisión conduzca a un "limbo transitorio indefinido".

    La alternativa supondría la creación de un "territorio aduanero común" entre el Reino Unido y la UE en el que Irlanda del Norte estará sometido a las regulaciones de libre comercio de bienes vigentes en el espacio comunitario ahora y en el futuro.

    "Irlanda del Norte seguirá alineada con las normas de la UE hasta que haya acuerdo sobre la futura relación o se descubra una fórmula mágica, un sistema tecnológico, de controlar el tránsito de mercancías sin tener que inspeccionar camiones y demás vehículos", explica la profesora.

    May ha admitido que le preocupan aspectos del arreglo acordado para hacer innecesaria la instalación de puestos fronterizos en la isla de Irlanda.

    "Existe el potencial de que coexistan dos regímenes distintos si no hay garantías de que la frontera con Irlanda del Norte no será un coladero de productos de EEUU u otros países externos prohibidos en la UE", señala.

    La profesora de Bath considera que se ha alcanzado un "compromiso" que evita caer por el abismo a corto plazo, aunque no disipa la incertidumbre más allá del fin de la transición.

    "La UE ha buscado asegurar la situación y los derechos de la ciudadanía y sus familias, evitar el desastre económico para ambas partes, ganar tiempo para negociar la futura relación y que instituciones y negocios puedan prepararse, además de respetar los Acuerdos de paz del Viernes Santo", resume.

    Acuerdos con latinoamerica

    Londres confía en renovar sin trabas o modificaciones el medio centenar largo de tratados comerciales que ahora disfruta a través de la UE.

    La experta menciona Perú, Colombia y Chile entre los acuerdos más importantes en Latinoamérica que el Reino Unido ha de revalidar con urgencia para evitar que expiren cuando se produzca el Brexit en la primavera del 2019.

    "Para estos países es la oportunidad de obtener más beneficios, de sacar una tajada mayor al comercio con el Reino Unido", resalta.

    El Gobierno británico incluye Iberoamérica entre las áreas de "creciente interés" en la era post-Brexit y quiere 'heredar' los tratados de la UE sin aceptar nuevas concesiones, aunque Chile y otros Estados reclamen más acceso para sus productos cárnicos y materias primas.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    académicos, soberanía, autonomía, Brexit, UE, Theresa May, Reino Unido