07:10 GMT +315 Noviembre 2018
En directo
    Trabajador petrolero iraní camina cerca una refinería de petróleo en Teherán, Irán

    Se acerca un lunes negro para Irán, pero quizás no sea para tanto

    © AP Photo / Vahid Salemi
    Política
    URL corto
    11351

    El 5 de noviembre es la fecha que ha escogido la Administración Trump para activar la nueva tanda de sanciones contra Irán y, en concreto, contra su industria petrolera. Según los cálculos de los estadounidenses, las sanciones podrían reducir a cero el número de barriles de crudo iraní.

    Seyed Saed Mirtorabi Hoseini, analista iraní especializado en el sector de los hidrocarburos y miembro del Colegio de Científicos de la Universidad Jorezmi de Irán, ha explicado a Sputnik que Estados Unidos apenas podrá alcanzar los objetivos que se han propuesto a partir del 5 de noviembre. Los principales compradores de crudo iraní ya han dejado claro que seguirán cooperando con el país persa diga lo que diga Washington.

    "La India, China, Japón y toda una lista de países europeos ya han dejado caer que no piensan cesar de comprar petróleo a Irán. China no ha reducido la compra. Solo Japón ha reducido las importaciones y encima no parece estar convencido del todo aún. Estados Unidos no va a lograr lo que quiere el 5 de noviembre", dice Mirtorabi.

    El iraní ha recordado que el Gobierno de Teherán ya anunció que seguirá vendiendo petróleo por otras vías sobre las que "no tiene la obligación de explicar nada". Irán ya tiene experiencia, dice, en hacer cosas parecidas: en evitar las sanciones y las prohibiciones. Por ello se ha mostrado convencido de que podrá exportar "cantidades importantes" de petróleo por vías no oficiales.

    Peyman Molavi, el secretario general de la Asociación de Economistas Iraníes, por su parte, ha señalado a Sputnik que ya se aplicó toda una lista de sanciones y que las que se activarán el 5 de noviembre tienen más bien un carácter simbólico. El sector bancario será el primero que sentirá los efectos negativos de las sanciones, pero con el tiempo Irán podrá evitarlas.

    Tema relacionado: Trump condiciona el fin de las sanciones a Irán a un nuevo acuerdo nuclear

    El economista también ha recordado que los objetivos que se persiguen con las sanciones no son solo de carácter económico. También los hay de carácter humano.

    "La gente de a pie será quien primero sienta en sus carnes [las consecuencias] en la reducción de las inversiones y en las fluctuaciones en la moneda nacional. Si el Gobierno iraní implementa las políticas correctas, resistirá el golpe y reducirá la presión sobre los ciudadanos", explica.

    ¿Qué papel desempeñará la Unión Europea? Molavi recuerda que los expertos han advertido de que las sanciones ponen en riesgo invertir en Irán, lo que a su vez reducirá la demanda de bienes y servicios en el país persa. "Las nuevas sanciones influirán negativamente en las inversiones y en los proyectos extranjeros".

    Sin embargo, Mulavi está convencido de que si Irán consigue evitar las sanciones y producir un millón de barriles de petróleo al día, el golpe sobre su economía habrá sido mínimo.

    Tema relacionado: Total deja de comprar petróleo a Irán

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    gas, petróleo, sanciones, Donald Trump, Japón, la India, China, EEUU, Irán