05:49 GMT30 Septiembre 2020
En directo
    Política
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Las sanciones secundarias que planea imponer Washington a las empresas europeas por tener negocios con Irán socavarán los esfuerzos de mantener vigente el Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC).

    Así se expresaron los ministros de Finanzas y Exteriores de Francia, Alemania, el Reino Unido y la Unión Europea en una carta enviada al secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, y el secretario de Tesoro, Steven Mnuchin, a la que ha tenido acceso la revista Wall Street Journal.

    "Las sanciones secundarias de EEUU pueden impedir que la Unión Europea continúe el levantamiento paulatino de las restricciones a Irán", dice el escrito, en referencia al compromiso asumido por los firmantes del PAIC de cancelar paso a paso las sanciones impuestas a Teherán mientras limita su programa nuclear y excluye su dimisión militar.

    A inicios de mayo pasado, después de que EEUU se retirara del PAIC, el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, declaró que es "posible" que Estados Unidos imponga sanciones secundarias a las empresas europeas que tienen negocios con Irán.

    Algunas empresas ya anunciaron los planes de suspender sus actividades en Irán, incluidas dos francesas, la petrolera Total SA y la fabricante de vehículos Peugeot.

    "Como aliados, esperamos que EEUU se abstenga de tomar acciones que perjudicarán los intereses de seguridad de Europa", agrega la misiva.

    La carta pide ampliar las exenciones para las empresas de la UE que firmaron contratos con Irán después de que el PAIC entrara en vigor en enero de 2016, y evitar las medidas de restricción contra las compañías que mantienen contactos financieros con el Banco Central de Irán y los prestamistas iraníes no sancionados por la UE.

    No te lo pierdas: Estas son las empresas europeas que podrían enfrentar sanciones por parte de EEUU

    De momento, EEUU da a las empresas europeas no energéticas un plazo hasta el 6 de agosto para cerrar todas las transacciones en dólares con las empresas iraníes y dejar de invertir en la industria de vehículos del país persa.

    En caso de las compañías energéticas este plazo está fijado en el 4 de noviembre.

    A mediados de mayo pasado la UE puso en marcha el estatuto de bloqueo de 1996, normativa que permite a las empresas europeas continuar negocios con Irán y contempla indemnizaciones por las posibles pérdidas derivadas de las sanciones extraterritoriales.

    Además:

    ¿Pone el ultimátum de EEUU a Irán el punto y final al mundo unipolar?
    Fin de la unidad: Macron, Merkel y May traicionan a Trump en su guerra contra Irán
    La UE desempolva una ley de 1996 para burlar las sanciones de Trump
    Etiquetas:
    empresa, economía, sanciones, Irán, Europa, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook