En directo
    Política
    URL corto
    241
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — La izquierda tiene logros para mostrar en los últimos años en América Latina, pero es necesario reconocer que actualmente no atraviesa un buen momento, dijo en Montevideo el vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera.

    "No es un buen momento para la izquierda, la Unasur (Unión de Naciones Suramericanas) no funciona, la Celac (Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe) está debilitada, el ALBA (Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América) tiene problemas; hay un retroceso en Brasil, en Argentina, hay problemas en Ecuador y en Venezuela", enumeró García Linera.

    El vicepresidente sostuvo que "las cosas no son como hace cinco años y uno no puede esconder esta realidad".

    No obstante, destacó los logros alcanzados por los Gobiernos de izquierda de la región y negó que haya culminado el llamado "ciclo progresista".

    "No es cierto que se haya acabado el ciclo progresista", aseveró García Linera al hablar en la mesa "América Latina en la encrucijada: desafíos democráticos en tiempos de crisis", en el marco del 50 aniversario del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (Clacso).

    La mesa fue compartida por el expresidente uruguayo José Mujica (2010-2015), la destituida mandataria brasileña Dilma Rousseff (2011-2016) y la presidenta de la organización argentina Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto.

    La izquierda en América Latina ha dejado de ser testimonial

    "La izquierda ha dejado de ser testimonial, intelectual (y) sacrificada, en el sentido de la heroicidad fallida de las décadas del 60, 70 y 80", dijo García Linera al referirse a logros de los gobiernos progresistas en la región durante la última década.

    "La izquierda tiene cosas de las que sentirse orgullosos", añadió.

    El vicepresidente boliviano destacó la reducción de la pobreza y el "proceso de ampliación" de la democracia.

    "La izquierda latinoamericana ha introducido el debate de cómo se puede profundizar la democracia, entendida no solo como un hecho electoral, sino entendida como responsabilidad de la gente en los asuntos colectivos", observó.

    Asimismo, dijo, se debe saber aprender de los errores, ya que "un buen izquierdista no puede dejar de asumir los errores" cometidos.

    "Hay errores de los que tenemos que saber recuperarnos para seguir andando", expresó.

    La izquierda debe saber cómo gestionar la economía

    "No puede haber gobierno progresista que no tenga capacidad de gestionar la economía", porque "si falla la economía, falla la política" y, si "la economía va bien, la política va bien", expresó el funcionario en Montevideo en el marco de un foro por los 50 años del Centro Latinoamericano de Ciencias Sociales (Clacso).

    Según el vicepresidente boliviano, una buena gestión de la política económica supone utilizarla como "mecanismo" para satisfacer la necesidad y generar bienestar de los sectores más pobres de la sociedad.

    La economía, continuó, debe ser el timón del progresismo cuando se llega al Gobierno.

    "Cuando uno es oposición lo más importante es la idea, la esperanza; cuando uno es gobierno la esperanza sigue siendo un elemento importante que tiene que ser administrada por el gobierno; sin embargo, no es suficiente, la economía se coloca en el puesto de mando", observó.

    Además:

    "Las izquierdas y el progresismo en América Latina, cien años después de la revolución rusa"
    Politólogo español: América Latina carece de una izquierda consistente
    La izquierda británica manifiesta su solidaridad con América Latina
    Etiquetas:
    izquierda, Álvaro García Linera, América Latina, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik