En directo
    Política
    URL corto
    Tensión en el mar del Sur de China (104)
    0 11
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Manila sacará el tema de las actividades militares de Pekín en el mar del Sur de China en el marco del mecanismo de consultas bilaterales cuya primera reunión se celebra el 19 de mayo, anunció el portavoz de la Presidencia filipina, Ernesto Abella.

    "Creo que (el tema) será tratado por el mecanismo de consultas bilaterales", dijo Abella, citado por el periódico digital The Manila Times

    El presidente Rodrigo Duterte, mencionó el portavoz, había dicho que "estos asuntos serán abordados, especialmente el código de conducta" en el mar.

    Por su parte, el portavoz del Departamento de Asuntos Exteriores, Robespierre Bolívar, dijo que la reunión bilateral "tiene por objeto establecer relaciones entre los negociadores".

    El primer encuentro en el marco del mecanismo de consultas bilaterales, que las dos partes quedaron en establecer a principios de 2017, tiene como escenario Guiyang, capital de la provincia de Guizhou.

    Lea también: China coloca sistemas de misiles en la isla de Hainan

    Pekín está representado en la reunión por el viceministro de Exteriores, Liu Zhenmin, y Manila, por su embajador en China, Jose Santiago Santa Romana.

    En los meses previos al diálogo, las dos partes intentaron marcar y expandir su presencia en las aguas disputadas.

    Según la prensa china, Pekín está completando la construcción de bases aéreas en los arrecifes Subi (Zamora), Mischief (Panganiban) y Fiery Cross (Kagitingan) e instaló lanzadores de cohetes antibuzos Norinco CS/AR-1 en esta última isla, administrada por China pero reclamada también por Filipinas, Vietnam y Taiwán.

    También el presidente de Filipinas ordenó a las Fuerzas Armadas izar la bandera nacional y construir instalaciones militares en una decena de islas que el país reivindica en el mar del Sur de China.

    No se lo pierda: Un 'monstruoso' buque se dirige hacia el mar del Sur de China

    El 12 julio de 2016, la Corte Internacional de Arbitraje de La Haya desestimó a petición de Manila las pretensiones territoriales de Pekín dentro de la llamada "línea de los nueve puntos" en el mar del Sur de China.

    Presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, y presidente de China, Xi Jinping
    © REUTERS / Etienne Oliveau
    El tribunal decidió que no hay evidencias históricas de que China haya ejercido un control exclusivo sobre las aguas de este mar, que reclama casi en su totalidad y que es disputado también por Brunéi, Filipinas, Malasia y Vietnam.

    La Corte de La Haya también acusó a China de haber violado la soberanía filipina y causado graves daños a los arrecifes de coral con la construcción de islas artificiales.

    La sentencia fue celebrada por Filipinas, que había apelado de forma unilateral a la Corte de La Haya a principios de 2013, pero provocó un enérgico rechazo de China que negó la jurisdicción del tribunal y la tachó de nula.

    Además: Pekín despliega un nuevo avión espía en el mar del Sur de China

    En enero de 2017, China y Filipinas establecieron crear un mecanismo para mantener consultas sobre el mar del Sur de China, al que corresponde una tercera parte del tráfico mundial de mercancías y cuya plataforma es rica en recursos naturales.

    Tema:
    Tensión en el mar del Sur de China (104)

    Además:

    China acaricia la hegemonía militar marítima
    Pekín llama infundada la inquietud por la presencia de sus buques cerca de Filipinas
    Washington no podrá bloquear a Pekín el acceso a las islas en el mar del Sur de China
    Etiquetas:
    China, Filipinas, Mar del Sur de China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook