23:55 GMT +323 Octubre 2018
En directo
    Presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, y presidente de Rusia, Vladímir Putin (archivo)

    Putin y Lukashenko limarán las asperezas en San Petersburgo

    © Sputnik / Serguéi Guneyev
    Política
    URL corto
    271

    MINSK (Sputnik) — Muy intenso y con varios temas a tratar, así se espera que sea el encuentro entre el mandatario ruso, Vladímir Putin, y su homólogo bielorruso, Alexandr Lukashenko, previsto para el venidero 3 de abril en San Petersburgo.

    "El día 3 (de abril) se celebrará en San Petersburgo una reunión (de los dos presidentes)", destacó en rueda de prensa el embajador ruso en Minsk, Alexandr Súrikov.

    Según anunció, los líderes discutirán en particular las cuestiones energéticas y el desarrollo de la Unión Económica Euroasiática (UEE).

    El presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, y Vladímir Putin, su homólogo ruso
    © Sputnik / Ekaterina Shtukina
    El embajador confió en que los presidentes lleguen a un acuerdo respecto al conflicto sobre los suministros rusos de petróleo y gas a Bielorrusia.

    A principios de 2016, Bielorrusia calificó de injusto el precio que Rusia le cobra por el suministro del gas y redujo los pagos unilateralmente.

    Según declaraciones de Lukashenko realizadas el pasado 3 de febrero, Bielorrusia tiene pleno derecho a reclamar una reducción del precio de los suministros del gas ruso en el contexto de la caída de los precios del petróleo en el mundo.

    El mandatario destacó en ese momento que el precio aceptable para Bielorrusia era de 83 dólares por 1.000 metros cúbicos en vez de los 132 dólares que pedía Rusia.

    Presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, y el presidente de Rusia, Vladímir Putin
    © Foto : Russian Presidential Press Service
    En respuesta Rusia recortó el volumen de hidrocarburos libre de aranceles que envía a Bielorrusia, alegando la deuda del país vecino por el gas, así como el incumplimiento de las obligaciones relacionadas con el suministro de derivados del petróleo al mercado ruso.

    En octubre pasado, los dos países declararon haber logrado un compromiso pero no desvelaron los detalles.

    Sin embargo, la disputa sigue pendiente y se reavivó a finales de 2016, cuando Minsk anunció una subida de las tarifas por el transporte del crudo ruso a partir del presente año.

    Lea más: Rusia y Bielorrusia no logran llegar a un acuerdo sobre el conflicto de gas

    Por su parte, el embajador ruso Alexandr Súrikov aseguró a Sputnik a principios de febrero que todas las discrepancias entre Moscú y Minsk serán resueltas en cuanto Rusia y Bielorrusia lleguen a un acuerdo sobre el suministro de combustible.

    El libre visado y las fronteras

    Otro de los motivos de discusión entre ambos países consiste en que a partir de febrero Bielorrusia dejó de exigir el visado a los nacionales de 80 países que entran a través del aeropuerto de Minsk por un plazo de cinco días como máximo.

    Como medida recíproca el director del Servicio Federal ruso de Seguridad (FSB), Alexandr Bórtnikov, ordenó establecer zonas fronterizas de control en las regiones rusas de Smolensk, Pskov y Briansk, limítrofes con Bielorrusia, para "crear las condiciones necesarias para la protección de la frontera nacional", hecho que Lukashenko calificó de violación de los acuerdos bilaterales.

    La reinstauración de controles fronterizos es, según Lukashenko, "una invectiva política" y "un paso no coordinado, irreflexivo, que no hace sino empeorar las relaciones" con Rusia.

    Pero el FSB explicó que la zona fronteriza se establece para luchar contra la inmigración irregular y el narcotráfico.

    "Se debe a la necesidad de reglamentar las visitas a áreas fronterizas de ciudadanos de terceros países", destacó el servicio de prensa del Kremlin.

    La unidad, prioritaria

    El pasado febrero el Kremlin declaró que Rusia prioriza continuar los procesos de integración con Bielorrusia y la creación de un Estado conjunto.

    Mientras que Lukashenko reiteró que no piensa dirigir su mirada a Occidente y que Rusia seguirá siendo el socio más importante de Bielorrusia.

    El mandatario recordó que Minsk y Moscú tienen un sistema de defensa común, en que el Ejército bielorruso es el principal eslabón en el teatro de operaciones occidental.

    Además destacó la unidad entre ambos países al tiempo que subrayó que Bielorrusia y Rusia "siempre han estado y estarán juntas".

    A pesar de sus quejas Lukashenko siempre se mostró confiado en que Minsk y Moscú puedan superar todas sus discrepancias y llegar a un acuerdo.

    "Tarde o temprano vamos a llegar a un acuerdo", destacó

    El Estado de la Unión de Rusia y Bielorrusia es una entidad creada en 1996 para fomentar una mayor integración económica, política y social entre los dos países.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    El ministro de Defensa de Bielorrusia califica de "histéricos" los comentarios sobre la posible invasión rusa
    'Occidente 2017': los ejercicios militares ruso-bielorrusos que preocupan a la OTAN
    ¿Quién es el principal afectado por las discrepancias entre Rusia y Bielorrusia?
    El líder bielorruso pide a Rusia no complicar las relaciones
    Etiquetas:
    Alexandr Lukashenko, Vladímir Putin, Bielorrusia, Rusia