Widgets Magazine
14:13 GMT +315 Octubre 2019
En directo
    Donald Trump, presidente electo de EEUU

    2017: el inicio de una nueva era de la política global

    © REUTERS / Shannon Stapleton
    Política
    URL corto
    0 50
    Síguenos en

    El año 2016 ha estado plagado de grandes cambios en la política internacional, que vistos en perspectiva, pueden parecer incluso lógicos.

    Sin embargo, la mayoría de ellos tomó completamente por sorpresa a analistas y expertos. Lo visto en 2016 hace que los actuales gobernantes deban prestar más atención a los cada vez más numerosos ciudadanos frustrados con el rumbo de las políticas de sus Gobiernos, afirma el periodista y politólogo ruso Fiódor Lukiánov.

    Los acontecimientos de este año son consecuencia de una acumulación de pequeños cambios y su posterior "transformación de cantidad a calidad", opina Lukiánov, que es también redactor jefe de la revista 'Rusia en la política global', en su artículo para RBTH.

    La razón que explica este cambio en el escenario internacional es el fracasado intento de convertir las instituciones occidentales creadas para contener a la URSS en nuevos mecanismos de la hegemonía de EEUU, asegura el politólogo.

    El esquema no funcionó especialmente porque las nuevas condiciones globales requerían también nuevas estructuras de gestión. En este nuevo contexto, el mundo parece vivir una 'ola de soberanismo', que reclama recuperar la voz perdida durante la reconfiguración del nuevo poder hegemónico global. 

    ¿Qué líderes marcaron el año 2016?

    El sentimiento 'soberanista' es un reto para los líderes de todos los países, pero hay ciertos mandatarios que reflejan estos anhelos de una forma más clara, señala Lukiánov.

    Según el autor, Rodrigo Duterte, el presidente filipino, supone el ejemplo más paradigmático de esta nueva tendencia política, cuyos líderes son a menudo tachados de populistas, como en el caso del presidente electo de EEUU, Donald Trump, o las cabezas visibles de la campaña a favor del Brexit en el Reino Unido. 

    "Anteriormente, un político así [como Duterte] hubiera estado predestinado al fracaso y a la inminente retirada de la escena política. Sin embargo, ahora esto puede cambiar dado que el equilibrio de fuerzas y la voluntad popular están también cambiando", destaca el experto.

    Otras dos figuras de relevancia de 2016 son los primeros ministros británico e italiano, David Cameron y Matteo Renzi. Ambos optaron por recurrir al voto popular para resolver sus propios problemas y ambos encajaron un severo fracaso.

    "Convocar referéndums en una época en la que todo el mundo está insatisfecho con sus líderes no es 'un riesgo', es más bien una derrota garantizada", señala Lukiánov.

    En la otra cara de la moneda está la alemana Angela Merkel, que "reflejó las dos caras de la estabilidad política: la positiva y la negativa". A pesar de todos los 'terremotos políticos' que han sacudido varios rincones del mundo, Merkel sigue en el poder, pero también Alemania continúa sin adaptarse a las nuevas condiciones, afirma el periodista.

    Barack Obama, por su parte, "apenas termina su mandato con alguna señal de optimismo".

    "Entrará en la historia como un político capaz de detectar los cambios pero a quien no se le ocurrió cómo enfrentarse a ellos", vaticina Lukiánov.

    La posición de Rusia en la escena internacional

    Bajo las recurrentes acusaciones acerca de la supuesta 'injerencia rusa' en las elecciones de EEUU y en los futuros comicios de Alemania, Vladímir Putin consolidó su reputación como el líder más fuerte del mundo, pero, sin duda, su mayor logro de 2016 fue "convertirse en el símbolo de algo a lo que Occidente teme muchísimo".

    "La población de los países occidentales ya no quiere ir por el camino marcado por las élites y promovido como 'la única vía'", advierte Lukiánov.

    En este sentido, los partidos gobernantes deben saber adaptarse a la nueva situación para tratar de frenar al populismo. La siguiente prueba para ellos serán las elecciones presidenciales francesas, donde en la segunda vuelta, presumiblemente, François Fillon se enfrentará a la líder del Frente Popular, Marine Le Pen.

    El año 2017 será el inicio de una nueva era, 25 años después de la disolución de la URSS y el fin de la agenda de la Guerra Fría.

    "Es importante que todo el mundo lo entienda. Incluida Rusia: es necesario practicar una política con nuevos contenidos", concluye Lukiánov.

    Además:

    Los rusos confían en la política de Putin
    Obama y su "viciosa política antirrusa" condicionan las relaciones de Trump con Moscú
    Político alemán: Merkel perderá elecciones en 2017 si no cambia su política
    Etiquetas:
    Rodrigo Duterte, Fiódor Lukiánov, Donald Trump, Matteo Renzi, Angela Merkel, David Cameron, Barack Obama, Vladímir Putin, Filipinas, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik