05:55 GMT +314 Noviembre 2018
En directo
    Río Éufrates, Siria

    Turquía e Irak: ¿petróleo a cambio de agua?

    CC BY 3.0 / Bertramz / Euphrat at Zalabiyeh, near Halabiyeh, Syria
    Oriente Medio
    URL corto
    0 50

    Los recursos hídricos de los ríos Éufrates y Tigris han sido motivo de disputa entre Turquía e Irak durante décadas. Ankara sigue con sus planes de administrar por su cuenta el agua de la que también depende Bagdad. Para Dursun Yildiz, especialista en política hídrica, la solución podría ser que Irak ofreciese su petróleo a cambio de agua.

    "Podría ser una salida a un problema del todo realista. Cada paso que se dé para intensificar las relaciones entre ambos países y para desarrollar una cooperación que sea beneficiosa para los dos influirá positivamente en la política hídrica (…) Estos dos recursos naturales, el agua y las fuentes de energía, pueden poner de su parte a la hora de hacer que la cooperación entre Irak y Turquía vaya evolucionando dándole una nueva dimensión", explica a Sputnik.

    Ya en 2014, el entonces primer ministro iraquí, Nuri Maliki, presentó toda una serie de reclamaciones a Turquía sobre la construcción de las presas. A lo que Ankara respondió peligrosamente al declarar que, como Irak no se proponía compartir su petróleo, igual Turquía no estaba obligada a compartir sus recursos hídricos.

    Las cuencas del Éufrates y del Tigris las comparten Turquía, Siria e Irak y, además, parte de la del Tigris pasa también por territorio iraní. Desde 1960 los planes unilaterales de irrigación por parte de Turquía alteraron el curso del río; una situación que se sumó a las tensiones políticas entre los Gobiernos de los tres países y que hicieron más difícil la cooperación en la cuenca.

    Las disputas no han permitido que se coopere para encontrar una solución y regular los recursos hídricos.

    Las cuencas del Tigris y del Éufrates
    Las cuencas del Tigris y del Éufrates

    Yildiz, que dirige el Centro de Investigación de Políticas Hídricas de Turquía, asegura que el 'equilibrio hídrico' en la región, "a pesar de los esfuerzos de Turquía durante los últimos 30 años", finalmente fue víctima de la cooperación fallida entre los actores regionales. Recuerda que, según un informe de la ONU de 2013, Irak y Siria necesitan las presas turcas, ya que "el Tigris y el Éufrates son ríos que no se regulan" y transportan sus aguas cuando la agricultura no las necesita.

    Te puede interesar: Los países del Mekong no necesitan el consejo de EEUU

    "La atmósfera de inestabilidad y de desconfianza mutua que reina entre los países de Oriente Medio impide el diálogo en todas las esferas, incluida la del uso de los recursos hídricos. Las presas en Turquía son estructuras creadas para resolver la crisis del agua en la región", asegura.

    Añade que el hecho de que el petróleo iraquí pueda entrar en el tablero de juego "es muy importante" porque, para solucionar los problemas hídricos, el papel más importante es el que desempeñan los intereses mutuos. "Sin ese factor, la política hídrica no durará mucho más". La región necesita estabilidad, pero "no hay tiempo" para esperar a que llegue a Oriente Medio.

    Gran parte de la inestabilidad en Oriente Medio, dice, es responsabilidad de la comunidad internacional. "Han abocado a la región" a ella, denuncia. Después del acuerdo según el cual a Siria debía llegar el 48% de las aguas del Éufrates y el 52% a Irak, más de la mitad de las agua del Éufrates que fluyen a través de Siria fueron a parar a su vecino.

    Tema relacionado: Nueva guerra se cierne sobre el golfo Pérsico

    Sin embargo, añade, la situación en Irak empeoró por la rápida construcción de una presa en Irán en los afluentes del Tigris y el proyecto de desarrollo hídrico de la administración regional kurda del país. "Esta situación afectará directamente a las aguas de Irak provenientes del lecho del río Tigris", señala el especialista turco.

    Para Yildiz, el principal problema no es que las presas turcas alteren el flujo de las aguas en la región, sino que "han surgido nuevos actores" en la política hídrica de Oriente Medio. Uno de ellos, señala, es la administración regional kurda de Irak, y el otro, Irán.

    De ahí que, con el tiempo, Turquía tendrá menos responsabilidad sobre la política de seguridad hídrica.

    "La única salida es unir los esfuerzos de los actores regionales para resolver un problema que es común (…) Al final, Oriente Medio debe demostrar su voluntad de repartir su petróleo y sus recursos hídricos (…) Intercambiar agua por petróleo es solo uno de los deberes que podemos ponernos para aumentar la cooperación regional", concluye.

    Esto te puede interesar: Seis países de la cuenca del Mekong aprueban un plan medioambiental para 2018-2022

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    El arma política "inhumana" que utiliza Turquía en la guerra siria
    Ejército turco ataca una estación de agua en la ciudad siria de Al Hasaka
    Etiquetas:
    central hidroeléctrica, presa, cooperación, río Éufrates, Turquía, Irak